POLÉMICA POR FONDOS PARA INVESTIGACIÓN

La reacción de Radi sobre el recorte en la ANII: “gran preocupación” y reunión con el gobierno

El coordinador del GACH habló con el ministro Da Silveira. El titular del MEC le dijo que la administración anterior asumió compromisos que limitaron la gestión actual.

El monto destinado a proyectos de investigación se reduciría 37,7% respecto a 2019. Foto: Fernando Ponzetto
El monto destinado a proyectos de investigación se reduciría 37,7% respecto a 2019. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La noticia de un recorte presupuestal en el Plan Operativo Anual de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) tomó por sorpresa al coordinador del Grupo Asesor Científico Honorario, Rafael Radi, que en su calidad de presidente de la Academia Nacional de Ciencias entabló ayer de mañana un diálogo con el ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira.

“Le expresé al ministro que hubiera sido bueno que se nos informara antes”, contó Radi a El País, y agregó que le pidió una reunión a Da Silveira para que se les explique la situación de la ANII. El encuentro será el próximo jueves y del mismo participarán también el ministro de Industria, Omar Paganini, los tres directores de la agencia y la directiva de la Academia Nacional de Ciencias, que encabeza Radi.

“Queremos entender qué está pasando. Estamos muy preocupados”, expresó Radi, aunque evitó mostrar una postura tajante hasta no escuchar las explicaciones.

En declaraciones a El Observador, Da Silveira dijo ayer que el gobierno recibió “una ANII desfinanciada” y que en 2019 “hubo una verdadera fiesta” en la agencia. Agregó que ahora se está “ordenando la casa”.

A su vez, Da Silveira le transmitió a Radi que la administración anterior asumió compromisos que limitaron la gestión actual. “La situación es delicada y preocupante”, dijo Radi en cuanto a la reducción de fondos. “Pero queremos entender bien cuáles son esos compromisos que dejaron con menos margen de maniobra a la ANII, y qué cosas podemos hacer para rescatar lo más posible. Queremos transmitirles (a las autoridades) las áreas que consideramos de enorme sensibilidad y que hay que proteger sea como sea. Quizás puedan reforzar los rubros desde gobierno central”, dijo Radi en diálogo con El País.

Los jerarcas actuales de la ANII expresaron en un comunicado que se encontraron con una “organización que estaba amenazada en su sustentabilidad”. Y que, además, aumentó “los compromisos asumidos cada año” desde 2016 a 2019 “sin asegurar” un incremento “acorde en sus ingresos”.

Como ejemplos de ese “desfinanciamiento”, las autoridades actuales explicaron que “mientras en 2019 la agencia contaba con ingresos por $ 1.178 millones, se asumieron compromisos por $ 1.271 millones, es decir, 93 millones más. El programa de trabajo aprobado por el directorio en diciembre de 2019 preveía ingresos por 1.207 millones para 2020, mientras que se asumían compromisos por 1.662 millones”.

Presupuesto de la ANII

El expresidente de la Agencia, Fernando Brum, se defendió diciendo que los números de la ANII son públicos y son auditados. “Es más, hace pocos meses hubo una auditoría cuyo resultado fue que no se encontraron irregularidades”.

Brum explicó a El País que en la ANII “todos los proyectos pasan por una evaluación independiente” y que el ministro Da Silveira “ofende a los científicos, empresarios y emprendedores que integraron los comités de evaluación de proyectos al decir que eso fue una fiesta”, y que “lo más extraño es que el propio ministro integraba esos comités”.

Brum, quien presidió la agencia en los últimos años del Frente Amplio, agregó que “Uruguay tenía un déficit: necesitaba más recursos para proyectos que habían sido calificados como muy buenos. Y, en lugar de avanzar hacia allí, como el resto del mundo, el actual gobierno está haciendo todo lo contrario... da una profunda tristeza”.

El enojo.

El Consejo Directivo Central de la Universidad de la República sesionó el martes y resolvió, entre otras cosas, “manifestar su profunda preocupación por el debilitamiento del sistema científico y cultural nacional”. Los consejeros de esa casa de estudio analizaron el nuevo Plan Operativo Anual de la ANII, que había sido presentado por el directorio, en el cual quedaba en evidencia la caída del dinero a ejecutar para la investigación (un 37,7% respecto a 2019), en innovación (25,3%) y en becas (23,2%).

Rafael Radi. Foto: Estefanía Leal
Rafael Radi. Foto: Estefanía Leal

El cuestionamiento de la Universidad rápidamente replicó en la comunidad científica. Incluso el virólogo Gonzalo Moratorio, el único latinoamericano que ha sido nombrado por la revista Nature como uno de los 10 científicos más destacados del mundo el año pasado, criticó: “¿La pandemia no fue (y es) suficiente? Uruguayos, ¿qué queremos hacer mañana con la ciencia?”.

“La financiación del sistema científico-tecnológico es un tema crónico”, remarcó por su parte Radi. Recordó aquel compromiso asumido por los presidenciables en 2014 de destinar 1% del PIB a la ciencia, lo cual no se cumplió. Mencionó, también, la decisión de recortar fondos al Sistema Nacional de Investigadores meses atrás, lo cual luego de gestiones de la academia llevó al presidente Luis Lacalle Pou a desistir. “Se logró preservar, pero empezaron a sufrir otras áreas”, consideró Radi.

En este momento le preocupa especialmente la reducción que han sufrido el portal de publicaciones especializadas Timbó -el cual está “en vías de recuperación”, aclaró-, los fondos Clemente Estable y María Viña, y las becas a investigadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados