Publicidad

Plan de Secretario de Drogas habilitaría a los turistas a comprar cannabis en farmacias

Daniel Radío avanza en la redacción de un proyecto de ley para quitar el registro de compradores de cannabis en las farmacias. La medida, que es debatida a nivel político, supondría cambiar la ley 19.172.

Compartir esta noticia
Marihuana - venta de farmacias
El titular de la Secretaría Nacional de Drogas aspira a quitar el registro para compradores en farmacias.
Foto: Fernando Ponzetto

El secretario nacional de Drogas, Daniel Radío, avanza en la redacción de un proyecto de ley para quitar el registro de compradores de cannabis en las farmacias. La medida, que es debatida a nivel político, supondría cambiar la ley 19.172, de regulación y control del cannabis, aprobada una década atrás, bajo la administración de José Mujica.

La norma estableció la creación de un registro de usuarios, “protegiendo su identidad, manteniendo el anonimato y privacidad”. El requisito de estar registrado podría caer, si prospera la idea de Radío, quien al momento de discutirse dicha ley era diputado y había planteado “inconveniente” la creación del registro.

Radío dijo a El País que su proyecto busca quitar el registro “solamente” a los compradores en farmacias, pero no en los clubes cannábicos y el autocultivo. Uno de los efectos, acotó, es que los turistas “van a poder comprar” cannabis -con efectivo- en las farmacias adheridas, una opción que hasta ahora no está habilitada.

El artículo 34 del decreto 120/014, que reglamenta la ley 19.172, señala que podrán adquirir cannabis recreativo en farmacias los mayores de 18 años, “con ciudadanía uruguaya legal o natural o con residencia permanente debidamente acreditada”, que estén “inscritos” en el registro.

También destacó que al no tener que estar registrado, no existiría un “límite de compra”, por lo que el usuario podría ir de una farmacia a otra, de un total de 38 adheridas, según la página web del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca), que Radío preside.

No obstante, se evalúa incluir un “límite de porte”, para que no se permita circular por la calle con “más de 40 gramos de cannabis”. Esa cifra coincide con el máximo mensual por usuario en las farmacias, clubes cannábicos y autocultivo.

Otro punto que destacó el también dirigente del Partido Independiente es que esto “eliminaría la incompatibilidad” que tiene el sistema. “Hoy no puedo ser socio de un club y además comprar en la farmacia. En la medida que no hay registro, puedo”, indicó.

Radío dijo a Canal 10 días atrás que “en Uruguay uno puede tomar alcohol hasta desmayarse y nadie le pregunta cómo se llama, sin embargo para comprar cannabis hay que dejar el número de cédula”.

Por otro lado, en Canal 12, planteó que “la mitad de la gente hoy accede al cannabis a través del mercado regulado”. Según el Ircca, hay 63.664 adquirientes de farmacias.

El jerarca agregó que para los sectores “más excluidos”, el registro es una “montaña demasiado empinada”, ya que algunos “no están documentados” o “no tienen certificado de domicilio”, requisitos que están fijados en el decreto 120/014.

Según supo El País, Radío pidió asesoramiento en tres ámbitos diferentes, encomendó a técnicos un articulado primario y busca terminar de ensamblar el proyecto en marzo.

Una vez suceda eso, el jerarca presentaría el texto al titular de la Junta Nacional de Drogas (JND), Rodrigo Ferrés, y luego buscaría el aval del presidente Luis Lacalle Pou. Si esto ocurre, se remitiría un proyecto del Poder Ejecutivo al Parlamento.

Lo cierto es que Radío ha venido planteando cambios en el acceso del cannabis a lo largo de su gestión. Tras un año de bajo perfil público, por decisión propia, este proyecto y su postura del cannabis han levantado polvareda política.

Consultado por El País sobre si eliminar dicho registro no haría subir el consumo, retrucó: “Lo que quiero es que la gente compre en la farmacia en vez de ir al narco”. “¿Comprás Buscapina porque está disponible en la farmacia o si te duele algo? La gente no va a fumar porque esté disponible, sino si tiene ganas. Y si tenía ganas, la iba a buscar al narco”, insistió.

Mientras tanto, las ventas de cannabis en farmacias no han parado de crecer. “Vendimos 80% más en 2023 que en 2022”, y hubo “quiebre de stock”, graficó Radío. Está previsto que este año lancen una cuarta variedad de cannabis (Épsilon), con un nivel de Tetrahidrocannabinol (THC), principal elemento psicoactivo del cannabis, que esperan llegue al 15%. Un “pegue” por debajo del promedio del cannabis de clubes (17%).

Al cruce

Según consultas políticas que realizó El País, en caso de que el proyecto de ley avance, podría ser aprobado con votos de parte de la coalición y de varios sectores del Frente Amplio, que ven con buenos ojos un cambio en este sentido.

No obstante, varios legisladores oficialistas se mostraron en contra de aprobar las modificaciones. Si bien no se fijó una postura sobre esta iniciativa, Cabildo Abierto, que mantiene una postura crítica con el paradigma de las drogas que expresa Radío, votará en contra, según supo El País.

El senador cabildante Guillermo Domenech dijo a El País que está en contra del proyecto y de “todo lo que sea liberalizar la droga”. Además, apuntó que “durante este gobierno no se ha hecho absolutamente nada” en “educar” e “informar” a las personas en lo “pernicioso que puede ser el uso de la droga”.

Quien también se manifestó en contra de quitar el registro fue el diputado blanco Álvaro Dastugue, quien ayer trató en Radio Sarandí de “irresponsable” a Radío, luego de que este dijera que el cannabis no es la “puerta de entrada” a otras drogas. Esto motivó una cita a Ferres para conocer su postura. El País intentó, sin éxito, comunicarse con el titular de la JND.

“Sigo creyendo que la consecuencia de la ley 19.172 es la baja de la percepción del riesgo. Si todavía quitamos el filtro de que no sabemos quién compra cannabis, en mi opinión es peor”, dijo Dastugue.

Por otro lado, en filas coloradas, al igual que en las nacionalistas, hay posturas diversas. El senador colorado Adrián Peña, dijo a El País que personalmente, en principio, no le ve “inconvenientes” al planteo que hizo Radío. En tanto, la diputada colorada Nibia Reisch indicó que se debe “analizar en profundidad” el texto, pero adelantó que “en principio”, no esta de acuerdo.

A nivel del Frente Amplio plantearon que el proyecto es “muy atendible”. El senador opositor Sebastián Sabini se mostró en esa línea. “No violenta el espíritu de la ley 19.172”, así como “existe una demanda de los turistas”, acotó. El senador, en tanto, José Carlos Mahía valoró como “medida adecuada” quitar el registro, y coincidió con el tono de Radío sobre el cannabis.

Exjerarcas de drogas a favor de quitar el registro

Milton Romani - Exsecretario de la JND

“Estoy totalmente de acuerdo. Amplia derechos y libertades, y le permite el acceso a toda la gente que es usuaria. La experiencia del mercado regulado ha sido positiva y este es un paso mas en términos de salud, DD. HH. y reducción de daños”, dijo a El País sobre el proyecto de Radío. También se mostró a favor de regular más sustancias. El Observador informó que 65% de los legisladores están a favor.

Julio Calzada - Exsecretario de la JND

“A 10 años de la regulación me parece bien, en función de la experiencia que se tiene, avanzar en ese y en otros aspectos”, manifestó a El País el extitular de la JND sobre quitar el registro. Entre los puntos que Calzada planteó que se podrían cambiar es que “algunos clubes, los que así lo deseen, se transformen en pequeños productores y que puedan ser incluso proveedores de las farmacias”.

Diego Olivera - Exsecretario de la JDN. Senador (S) FA

“Eliminar el registro y habilitar a otros establecimientos el expendio son medidas muy razonables, y diría más, necesarias”, enfatizó a El País el exjerarca y actual senador suplente del Frente Amplio. Valoró que el registro ha sido un “obstáculo” para personas que lo ven como un “impedimento para participar de un mercado legal”, por el “miedo” de un mal manejo de datos.

Daniel Radío en Torre Ejecutiva. Foto: Estefanía Leal
Daniel Radío en Torre Ejecutiva. Foto: Estefanía Leal
Estefania Leal/Archivo El Pais
Además

Venta más allá de farmacias

Radío estimó a El País que si se quita el registro, “va a aumentar la compra en el mercado regulado”, para lo cual prevén autorizar a más farmacias la posibilidad de vender cannabis. Actualmente, ocho departamentos no tienen farmacias que venden la droga, cuyo sobre con cinco gramos oscila entre los $ 420 a $ 460, dependiendo de la variedad. El jerarca planteó que existe un “cuello de botella” con la demanda, que creció el año pasado y “puede ser que aumente”. Esto en un contexto de que las empresas autorizadas “cada vez producen más”. Además de quitar el registro, Radío dijo días atrás a La Diaria que también evalúa sumar otros locales de venta, además de las farmacias, los únicos habilitados para la comercialización. En noviembre de 2021, Radío afirmó a El País que evaluaban sumar comercios del tipo “boutiques cannábicas”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad