ELECCIONES DEPARTAMENTALES

Pérdida de mensaje al interior explicaría derrotas del Frente Amplio

Los sectores y dirigentes de izquierda evalúan la campaña de las últimas elecciones departamentales y municipales y los resultados.

Carolina Cosse. Foto: Leonardo Mainé
Montevideo, a manos de Cosse, es la gran victoria que celebran en el Frente. Sin embargo, deja gusto amargo en el ala centro-izquierda de la fuerza. Foto: Leonardo Mainé

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En los últimos tres ciclos electorales, Aníbal Pereyra había festejado. Fue electo diputado por el Frente Amplio en 2004 y 2009, e intendente de Rocha en 2015. La derrota le llegó este domingo a manos del Partido Nacional en alianza con Cabildo Abierto, a pesar de que la coalición de izquierda logró aumentar 20% su caudal electoral en los últimos 11 meses: en octubre el Frente Amplio consiguió 18.903 votos en el departamento atlántico, mientras que este domingo reunió 22.458.

Como Pereyra, dirigentes frenteamplistas de todos los sectores ensayan por estas horas explicaciones y evaluaciones del ciclo electoral. Algunos, como Juan Castillo, secretario general del Partido Comunista, consideran que “en líneas generales, hubo una buena votación del Frente Amplio” a nivel nacional. Otros tienen una visión más pesimista.

¿Qué explica la derrota en Rocha? “En una decisión electoral hay un montón de elementos que pueden incidir”, dijo Pereyra a El País. Uno de los que destaca es la incidencia del gobierno nacional en la campaña. “El jueves, el día antes de que empezara la veda, vino el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, a recorrer los medios junto al candidato (que ganó, Alejo Umpiérrez) con un tapaboca con el escudo del Partido Nacional y hablando de la importancia de Alejo para Rocha. El día anterior vino la señora del presidente”, agregó.

La explicación más de fondo es otra. “Lo que pasó en los últimos dos años es que el Frente Amplio se quedó sin un mensaje claro hacia el interior del país. El Frente levantó fuertemente en el interior a partir de la elección de 2004 y 2009, y en 2014 descendió un poco pero dio para ganar, y en esta fue la caída. Antes había dos referentes claros (los expresidentes Tabaré Vázquez y José Mujica) que tenían un mensaje y una comunicación diferente, que llegaba diferente al interior del país. Tiene que ver con la forma en que transmites los mensajes. Creo que en definitiva es lo que el Frente tiene que recuperar”, agregó Pereyra.

Socialista

A Daniel Olesker el resultado le confirmó que la “jugada riesgosa” que hizo el Partido Socialista al ser los primeros en apoyar la candidatura de Cosse, fue acertada. “En el contexto económico que se viene, ella reúne el perfil necesario como para hacer un muro de contención con su plan de emergencia ABC (Apoyo Básico a la Ciudadanía)”, dijo el senador socialista a El País.

“En términos de municipios, teníamos chance de pelear los dos que no teníamos. Perdimos el F, pero retuvimos el B (que estaba peleado), y en el E, el A y el C ganamos con holgura”, analizó el exministro.

En el FA duele la pérdida de algunos municipios que fueron bastiones históricos de la fuerza de izquierda, como Bella Unión, Ciudad del Plata y San Carlos. Además, fueron relegados en Piriápolis y Chuy, donde habían sido fuertes en 2015.

En términos amplios Olesker hace una lectura negativa de la elección: “Perdimos tres intendencias. Y en algunos lugares donde había perspectiva de acercarse, como San José, Colonia o Flores, las distancias fueron importantes”. En contraposición, si se mira “cuantitativamente”, los tres departamentos que conserva e FA son “más de la mitad de población”.

Comunista

El Secretariado Ejecutivo del Partido Comunista (PCU) hizo otro análisis este lunes. “Perseguíamos el objetivo de mantener los gobiernos del Frente Amplio a nivel municipal y departamental y no lo logramos. Es muy importante haber logrado triunfos en Montevideo, Canelones y Salto, pero nos preocupa y golpea haber perdido intendencias y municipios”, dijo Castillo, secretario general del PCU, a El País.

De todas maneras, su lectura es más optimista que la de Olesker. “En líneas generales hubo una buena votación del Frente Amplio. Nos parece muy importante que la principal fuerza política a nivel nacional sigue siendo el Frente Amplio, y vuelve a serlo ahora. La mayoría de los uruguayos, al sumar los votos, eligen al Frente Amplio”, aseguró Castillo.

Por otra parte, opinó que “el gran derrotado es el Partido Colorado, que tiende a desaparecer en el escenario electoral”, ya que “en varios departamentos logró una votación en el orden del 2% o el 3%”.

Con Olesker coincide en la celebración de haber impulsado a Cosse. “El hecho de haber aunado esfuerzos con un conjunto importante de sectores del Frente Amplio fue una ardua tarea, así que saludamos y felicitamos a todos los que trabajaron en ella”, dijo Castillo, y recordó el mérito de la remontada, teniendo en cuenta que 60 días antes de las elecciones eran “terceros cómodos en todas las encuestas”.

Moderado

Uno de los sectores más golpeados en Montevideo es el Frente Líber Seregni, que se mantiene en pie por una alianza entre Asamblea Uruguay y el Nuevo Espacio. Para uno de sus principales referentes, Pablo Ferreri, primer suplente de Daniel Martínez como candidato a la intendencia, “la sensación es agridulce” porque “el Frente tuvo una muy buena votación en Montevideo y Canelones, pero al mismo tiempo perdió tres intendencias en el resto del país y algunos municipios emblemáticos”.

El exsubsecretario de Economía advierte que llegó la hora de la evaluación electoral, pero destaca que debe ser con “fraternidad”. Ferreri dijo a El País que esa evaluación “no tiene que ser un careo entre compañeros para buscar culpables, sino en la plataforma para llegar lo mejor posible a 2024”.

En la misma línea que el exintendente de Rocha, Ferreri cree que “sin dudas el Frente Amplio tendrá que repensar su lógica de acercamiento a distintas zonas del país”, porque “la lógica de todos contra el Frente funciona en algunos casos y eso jugó un papel decisivo en varios departamentos”.

En cuanto a su sector, el Frente Líber Seregni, “el ala más de centro-izquierda”, Ferreri dijo que “el resultado no fue el esperado y habrá que analizar los números y tratar de analizar el por qué, y fortalecer este espacio tan necesario dentro de la izquierda”.

Orsi: en los departamentos perdidos “el FA creció”

El intendente electo de Canelones, Yamandú Orsi, está conforme con la elección. No solo por el triunfo que obtuvo, con 51% de los votos canarios y 20.000 adhesiones más que en 2015. El Frente Amplio en Canelones volvió a tener 20 ediles, como en 2005, y logró 21 municipios de 30 (antes tenía 20; perdió uno y ganó dos). La lectura de Orsi, más allá de su contundente victoria, es optimista también con lo logrado por el FA a nivel nacional. A su juicio, “la cantidad de votos no estuvo tan mal”, y lo cosechado en las departamentales “no cambió mucho” respecto de las nacionales.

En una conferencia en la sala del cine del Costa Urbana Shopping, con el primer pabellón patrio -que fue izado en Canelones- flameando en una pantalla gigante a sus espaldas, Orsi reunió a los medios de comunicación para comentar sus impresiones sobre la votación y sus planes para este período, que será el segundo como intendente pero el cuarto como jerarca de la comuna canaria, donde antes estuvo 10 años en el rol de secretario general.

Allí dijo que “la presencia del presidente Lacalle en algunos sitios que estaban reñidos generó un ruido lógico”, pero que “no hay que subestimar a la ciudadanía”. Agregó: “Sin duda la presencia del gobierno nacional respaldando a sus candidatos genera una fortaleza. No sé si eso explica todo, pero sí, llamó la atención”. Luego destacó que “en algunos departamentos” en los que perdió la fuerza de izquierda, el FA creció respecto a la elección nacional de octubre. En comparación con 2015, en tanto, hubo departamentos en los que mejoró -en San José sacó 2 mil votos más, y en Soriano 900 más-, pero en Rocha, Río Negro y Paysandú -las intendencias arrebatadas por los blancos-, empeoró.

Orsi afirmó que en la reunión que mantuvo el lunes con Cosse “no se planteó” hacer “contraposición” al gobierno nacional desde el área metropolitana, sino “simplemente, coordinar mucho”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados