Publicidad

Parlamento aprueba la quita de impuestos al agua tras tenso debate entre oficialismo y oposición

Domenech dijo es un “fracaso de todo el sistema político porque, sin duda, las dificultades” del país para “proveer agua en la zona metropolitana es responsabilidad de este gobierno así como de anteriores".

Compartir esta noticia
Cámara de Senadores
Cámara de Senadores.
Foto: Francisco Flores

Después de un extenso y tenso debate parlamentario -que comenzó a la mañana en el Senado y continuó en la tarde en Diputados-, los legisladores aprobaron quitar el IVA al agua embotellada. La medida se suma a la exoneración del Impuesto Específico Interno (Imesi). Ambas buscan que las botellas y los bidones de agua lleguen a un precio menor en las góndolas y -un punto sobre el que el Frente Amplio advirtió- queda en las manos de los empresarios el trasladarlo.

Con el argumento de evitar la especulación de precios por parte de los comerciantes o grandes superficies, el Frente Amplio presentó una propuesta aditiva desde el inicio del debate parlamentario en el Senado. El planteo apuntó a un control de precios por parte del Poder Ejecutivo fijando un valor de venta para el área metropolitana. A su entender, el Área de Defensa al Consumidor -oficina del Ministerio de Economía y Finanzas- debía realizar el control del cumplimiento de la disposición.

Los socios del gobierno pidieron un cuarto intermedio para analizar la iniciativa de la oposición, pero finalmente fue rechazada por el oficialismo.

En el Senado -y horas más tarde en Diputados- el Frente Amplio volvió a insistir en la necesidad de rebajar la tarifa de OSE para la zona metropolitana como contrapartida por la pérdida en la calidad del agua. Para el senador blanco Sergio Botana no es una “medida inteligente” porque, en última instancia, se alentaría a su consumo. En ese sentido, invitó a sus colegas “preocupados” a redactar una minuta de comunicación en conjunto con él para que el precio varíe de acuerdo al nivel de consumo de cada persona, sea al alza o la baja.

También fue crítico con la propuesta de aditivo del Frente Amplio al decir que la “libertad siempre va mejor que el control”. Además, consideró que, “si hay que hacer alguna sanción, que la ejerza la única que puede, que es la ama de casa”. “No es la multa, ni la persecución, ni el cierre del almacén. Es el no comprarle al que abusa”, afirmó en la sesión de ayer. A su vez, cuestionó cómo se aplicaría: “Habría que crear cuerpos inspectivos, u obligar a que las operaciones se hagan a través de medios electrónicos para poder hacer el control, o algo peor: mandarle la Policía a los almaceneros. (…) ¿Mandarles la Policía a los almaceneros para hacer control de precios? No es una medida inteligente”.

Su oratoria generó la respuesta de varios legisladores del Frente Amplio.

Casi cuando estaba por concluir la sesión, la frentista Amanda Della Ventura, dijo que el gobierno sabía desde hace meses la situación y apela a la “responsabilidad de la población”, algo que “no da buenos resultados”, consideró, como con el nivel de muertos por el covid.

“Y la responsabilidad se carga en las amas de casa. Parece que ahora el precio del agua va a depender de lo que busquen en los comercios. En realidad, una carga más para las mujeres. Ese recorrido por los comercios, no todas lo pueden hacer y, porque no, todos”, añadió.

El senador de Cabildo Abierto, Guillermo Domenech, dijo que se está ante un “fracaso de todo el sistema político porque, sin duda, las dificultades” que tiene ahora el país para “proveer agua en la zona metropolitana es responsabilidad de este gobierno así como de anteriores”. También se refirió a la propuesta del Frente Amplio y, aunque aseguró que el “control de precio” no lo “asusta”, coincide con que la iniciativa necesita ser del Poder Ejecutivo, por lo que va contra la Constitución votarla de la manera que se planteó.

Para el senador del Frente Amplio, Óscar Andrade, el motivo por el que la coalición no apoyó el control de precio “no es constitucional sino de fondo”. Porque, de ser constitucional, se le habría propuesto a la oposición que realice una minuta de comunicación al Poder Ejecutivo. A su turno, también le respondió a Botana: “Tampoco creo que alguien entienda que tarifar o fijar un precio sea igual a mandar a la Policía a los almacenes. ¿No está tarifado el precio de la leche? ¿No está tarifado el precio de gas?”.

Sobre las 15:30 horas la Cámara de Senadores aprobó por unanimidad el proyecto de ley que envió el Poder Ejecutivo para exonerar de IVA al agua embotellada. El legislador blanco Juan Straneo -suplente de Juan Sartori- fue el único senador oficialista que también votó la propuesta del Frente Amplio.

Casi una hora después, sobre las 16:20 horas, la Cámara de Representantes reavivó el debate en su sesión, que se extendió hasta pasadas las 22 horas.

El primero en tomar la palabra fue el diputado blanco Álvaro Viviano. “No podemos hacer que llueva por ley o decreto. Sí podemos hacer que se generen las soluciones que mitiguen el impacto”, comentó, y añadió: “Creemos que es una medida atinada, sensible, que alivia los bolsillos de la gente”.

Le siguió en el orden de oratoria, el representante del Frente Amplio Gonzalo Civila. El secretario general del Partido Socialista insistió en el planteo hecho en la cámara alta y aseguró que la exoneración debe ir “unida a un control, regulación o fijación de precios”. Y es que, como informó segundos después, la bancada de la oposición volvió a presentar el aditivo, que también fue rechazado por el oficialismo.

Desde el Partido Colorado, el diputado Walter Cervini señaló que es “mentira” que el Frente Amplio “dejó todo pronto” para ejecutar la obra de la represa Casupá, en el departamento de Florida. “Ni siquiera dicen con claridad que, para que se hubiera avanzado algo, se tendrían que haber realizado 3.000 expropiaciones. ¡Pavada de trámite para estar todo pronto! Ni siquiera se nombra que se tenían que realojar 13 familias que habitan la zona ¡Pavada de trámite para tener todo pronto!”, expresó el legislador colorado.

Por su parte, la legisladora por el Partido Nacional, Alexandra Inzaurralde, indicó que a la “oposición nada la conforma”. “Este gobierno no va al grito de la tribuna”, comentó, y añadió: “Creo que nos hemos tironeado (en el debate parlamentario) las iniciativas sobre lo que estamos aprobando”.

El gobierno, según manifestó la diputada nacionalista, decide “cuándo hacerlo, porque para eso fue electo, y qué hacer. No en forma caprichosa o arbitraria, sino en base a informes que utiliza OSE de ingenieros hidráulicos que forman el organismo vinculado al manejo de la situación hídrica en Israel”.

Por su parte, la legisladora de la oposición Bettiana Díaz remarcó que el Frente Amplio acompañaría la iniciativa de quitar el IVA al agua embotellada. Y destacó que la oposición ha sido coherente con la situación crítica que vive el país. Como ejemplo relató que “si se sostuvo el quórum (en la sesión) y se pudo tener la reunión (que mantuvieron legisladores blancos con el ministro del Interior, Luis Alberto Heber para preparar la interpelación) hoy, fue gracias a que el Frente Amplio no pone el palo en la rueda”.

Posturas de los legisladores

Sergio Botana: “Prefiero confiar en los uruguayos”

"Los almaceneros han decidido no abusar de la medida de la escasez para nada. Voy a preferir seguir confiando en los uruguayos. Creo que es lo que debe primar, y más en esta circunstancia”.

Mario Bergara: “Puede que no cambien los precios”

Si se deja al juego de la oferta y la demanda, existe la chance de que el Estado renuncie a cobrar esos impuestos y que el precio, de todas maneras, se mantenga alto en almacenes y supermercados”.

Guilermo Domenech: “Una aspirina para el problema”

Durante muchísimos años hemos hecho muy poco para asegurar el suministro de agua (...) Vamos a acompañar este proyecto de ley en el entendido de que es una aspirina para el problema”.

Conrado Rodríguez: “Se dijo que no iba a haber problema”

Se habló de improvisación, de que no existía planificación. En 2019 la ministra Eneida de León dijo que no iba a existir problema con el agua potable en la zona metropolitana por 20 o 30 años”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad