Publicidad

OSE pidió aumentar niveles de sodio y cloruros; MSP analiza suba menor para evitar que el agua deje de ser bebible

En medio de la emergencia hídrica y sin pronóstico de próximas lluvias copiosas, OSE solicitó modificar los máximos que rigen desde mayo para estirar lo más posible las reservas de agua dulce de Paso Severino que abastecen al área metropolitana.

Compartir esta noticia
Vaso de agua de la canilla en medio de emergencia hídrica por escasez de agua potable
Vaso de agua de la canilla en medio de emergencia hídrica por escasez de agua potable.
Foto: Estefanía Leal

OSE pidió al Ministerio de Salud Pública (MSP) aumentar los niveles de sodio y cloruros para mantener lo más posible el volumen en Paso Severino, la mayor reserva de agua dulce para el área metropolitana, en medio de una histórica sequía, según supo El País. OSE toma hoy agua más salada, del Río de la Plata, para evitar desabastecimiento de esta zona.

En concreto, supo El País, se pidió que el máximo de sodio pase de 440 miligramos por litro (mg/l) a una cifra que se ubique entre 988 mg/l y 1.324 mg/l. También se apuesta a subir los cloruros, que suban de 720 mg/l a un valor entre 1.700 mg/l a 2.300 mg/l.

El MSP considera ahora la solicitud. Según fuentes de OSE, la cartera podría subir los parámetros, pero en un nivel más bajo de lo pedido para que el agua no deje de ser bebible.

De esta forma, se analiza ampliar los límites que subieron el 4 de mayo, también a pedido de OSE. Para graficar la magnitud del aumento, el máximo durante los últimos 15 años fue de 200 mg/l de sodio y 250 mg/l de cloruros. El promedio de sodio en la capital se ubicó históricamente entre 30 mg/l y 40 mg/l.

Si las concentraciones de cloruros “rebasan los 200 mg/l, el agua podría tener un gusto desagradable”, dijo la ministra Karina Rando en la interpelación de comienzos de mayo.

Desde el 12 de junio, los parámetros de sodio y cloruros estuvieron por encima del límite en dos de las tres líneas que abastecen el área metropolitana, según informó OSE.

En los últimos días, incluso, se superó el límite de 500 mg/l de sodio. Estos niveles también estuvieron ayer por encima del límite fijado tanto en la cuarta línea, que abastece a la zona céntrica de Montevideo y en la sexta línea, que suministra al oeste de la capital.

La titular de Salud Pública dijo a comienzos de mayo que las recomendaciones del consumo de agua para diferentes grupos se aplicaban hasta los 480 mg/l de sodio, pese a que el “valor máximo permitido” fijado sea de 440 mg/l.

El MSP resolvió el 13 de junio “prorrogar por sesenta días”, es decir hasta el 13 de agosto, lo dispuesto en la ordenanza 1.076/023 que aumentó los niveles de salinidad del agua. Así como también extender, por la misma fecha, el aumento del límite de trihalometanos de uno a cinco.

Autoridades del MSP se reunieron este lunes con académicos para discutir sobre niveles de sodio y cloro en el agua, tal como ocurrió semanas atrás. Las recomendaciones de consumo del MSP que siguen vigentes desde mayo se discutieron en este ámbito.

Participantes de la reunión dijeron que se vieron “escenarios” posibles, pero no se manejaron cifras puntuales que haya presentado OSE. El equipo de expertos que se reúne con el MSP funciona como el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH). Es decir, elabora un informe técnico que luego queda sujeto a la definición política.

Ante la consulta de cuál sería el valor de sodio a partir del cual el agua dejaría de ser bebible, los informantes prefirieron no dar una cifra concreta.

Una fuente que participó de la reunión sostuvo que “no hay un número” de corte, pero recordó que “lo normal en el agua para tomar es entre 20 mg/l y 40 mg/l de sodio”.

Copa y jarra de agua en conferencia de Presidencia por emergencia hídrica
Copa y jarra de agua en conferencia de Presidencia por emergencia hídrica.
Foto: Estefanía Leal

Diferencias en cuanto al nivel de sodio y cloruros

Ayer el ministro de Ambiente, Robert Bouvier, se reunió con autoridades de OSE. Allí se discutió sobre la salinidad en el agua. Según supo El País, además, este tema generó diferencias en la reunión del lunes en Torre Ejecutiva, antes de la conferencia del presidente Luis Lacalle Pou.

Informantes que formaron parte del encuentro dijeron que autoridades de la empresa estatal de agua plantearon que los límites de sodio y cloruros deberían subir ahora para no perder más reservas en un escenario en el que no se prevén grandes lluvias en junio y julio. No obstante, el MSP manejó dar este paso en 15 días.

En la cita del lunes estuvo el subsecretario de Salud Pública, José Luis Satdjian, porque la ministra Rando está en misión oficial en Tailandia, participando del “Taller sobre lecciones aprendidas sobre Enfermedades No Transmisibles”, organizado por el Banco Mundial, según una resolución de Presidencia del 7 de junio.

Si aumenta la salinidad, se le permitiría a OSE pasar de retirar por día unos 150.000 metros cúbicos (m3) de agua de Paso Severino, a entre 100.000 m3 y 50.000 m3, agregaron los informantes. La demanda total se ubicó ayer en 540.825 m3.

Las reservas en Paso Severino se ubicaban este martes en 2.887.394 m3, indicó Presidencia de la República en el primer informe sobre la crisis hídrica que fue publicado en la tarde del día de ayer. Este volumen representa un 24% menos que el volumen que había el jueves pasado (3.790.000 m3), fecha en que OSE publicó su último informe de situación semanal.

El objetivo es intentar que dichas reservas puedan durar aproximadamente un mes más -sin prever lluvias-, plazo que coincide con la fecha estimada para concretar las obras que anunció el presidente el lunes.

Se prevé la construcción de una represa en Paraje Buschental, cerca de Parador Tajes, con otro porte de la misma obra en Belastiquí. A partir de esta, se construirá un embalse en el río San José con un sistema de cañerías de 13 kilómetros, que permita trasvasar agua hasta el Santa Lucía.

Lacalle Pou dijo que las obras estarán prontas en un plazo máximo de 30 días. No obstante, fuentes del Poder Ejecutivo dijeron a El País que la capacidad de entrega desde Brasil, país de origen de los ductos, es de un kilómetro por semana, lo que permitiría concretar todo el tramo en unos tres meses.

El mandatario también decretó la emergencia hídrica para “dar agilidad a los procedimientos administrativos” y “propiciar un marco jurídico especial”, al amparo de la Constitución, que define al agua como “un recurso natural esencial para la vida, debiendo en consecuencia asegurarse su suministro”.

oposición

Edgardo Ortuño advierte por otra calidad de agua

El director de OSE por el Frente Amplio, Edgardo Ortuño, dijo ayer a Canal 10 que ante la “necesidad de compensar la baja significativa de las reservas de agua dulce en Paso Severino”, es “probable” que el MSP aumente el límite “transitorio” de los niveles de sodio, cloruros y trihalometanos.

Edgardo Ortuño, director de OSE por el Frente Amplio
Edgardo Ortuño, director de OSE por el Frente Amplio
Foto: Leonardo Mainé / Archivo

Explicó que desde comienzos de mayo se está tomando “agua proveniente de aguas abajo de la planta de Aguas Corrientes, que trae agua del Río de la Plata con mayor salinidad”.

El opositor agregó ayer en Canal 12 que el gobierno “quedó corto” en las medidas de apoyo a la población. “Máxime cuando se admite que la calidad del agua empeorará”, lamentó.

Ortuño insistió con las medidas de apoyo, tales como “no cobrar” la tarifa de OSE, en un contexto en que “la gente está teniendo que comprar agua embotellada” en los supermercados, acotó.

lo votan hoy

Botella de $ 62,6 pasaría a salir $ 44

La quita del IVA del agua embotellada necesita aprobación en el Parlamento. Primero se discutirá en la Cámara de Senadores, en una sesión que se realizará a las 11 de la mañana de hoy. Después vendrá el tratamiento en la Cámara de Diputados, a las 15:30. Para poder convocar a los representantes departamentales, se necesitaron 50 firmas. Pero, para sorpresa de algunos de la coalición, ninguno de los de Cabildo Abierto puso su rúbrica.

A las 50 firmas se llegó con 30 del Partido Nacional, 11 del Partido Colorado, seis del Frente Amplio, una del Partido Independiente, una del Partido de la Gente y el diputado Eduardo Lust (ahora independiente), según dijeron a El País fuentes parlamentarias.

La convocatoria llegó después de que el presidente Luis Lacalle Pou anunciara una batería de medidas en la noche del lunes. La idea, desde un principio, era poder hacer ambas sesiones extraordinarias a los dos días, es decir hoy. Pero a la mañana, cuando comenzó la recolección de firmas para realizar una convocatoria de los diputados, hubo cuestionamientos por parte de dos legisladores de Cabildo Abierto: Álvaro Perrone y Martín Sodano.

En un grupo de WhatsApp de coordinación, Sodano indicó a las 10:30 -según pudo constatar El País- que era “imposible juntar las firmas de los legisladores hasta el sábado”. Y añadió: “La falta de comunicación con el Poder Ejecutivo es notoria, también. Sabiendo que podrían tomar estas medidas, tendrían que haber avisado algo. Hay una diferencia entre socios y esclavos”.

Por su parte, el diputado Perrone propuso que se realizara la sesión el próximo domingo, cuatro días después de la propuesta inicial.

Sucedió que parte de los legisladores del partido estaban en sus respectivos departamentos y no en la capital como para poder firmar, dijeron fuentes de Cabildo Abierto a El País.

Se puede estimar que, dado que el precio medio de la botella de agua de 2,25 a 2,5 litros es de $ 62,6 -según el relevamiento que realizar el Ministerio de Economía y Finanzas-, exonerándole el IVA quedaría en $ 49. Si a ese valor se le descuenta el Impuesto Específico Interno (Imesi), el precio quedaría en unos $ 44.

Dado que no es una fijación de precio por parte del Poder Ejecutivo sino que una exoneración de un impuesto, va a quedar en manos de los empresarios cuál será la reducción que harán al precio para el consumo final.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad