Publicidad

Pablo Ferreri: Cosse es la "mejor opción" para que el Frente Amplio gane y "gobierne bien"

Entrevistado por El País, el exsubsecretario del MEF, habló del legado de Danilo Astori y de Líber Seregni y sentenció: “en política, no hay monopolio ni herederos”.

Compartir esta noticia
Pablo Ferreri
Pablo Ferreri: "Gane quien gane, asumirá una situación económica compleja"
Foto: Darwin Borrelli

Es una de las caras visibles del Espacio Socialdemócrata Amplio (ESA) un nuevo conglomerado que se formó en el Frente Amplio, que apoya a Carolina Cosse y que defiende el rol del sector privado con propuestas con base técnica, alejadas del “voluntarismo”. Entre el legado de Líber Seregni y Danilo Astori y una mirada al futuro, explica las razones sobre por qué considera a la intendenta la mejor opción para 2025.

¿Qué es el Espacio Socialdemócrata Amplio?

Se crea mediante la convergencia de varios sectores: el Nuevo Espacio, Convicción Frenteamplista, el Partido por la Seguridad Social, Diversidad Frenteamplista… también independientes, como Óscar López Goldaracena, Florencia Astori o mi caso. Colabora con la necesaria síntesis que tiene que haber en el Frente Amplio. Quisimos ser muy explícitos con el nombre. Es de un claro corte socialdemócrata. Creemos en el rol orientador del Estado a la hora de definir el rumbo estratégico del país. Pero también en el rol relevante que debe jugar el sector privado.

¿Por qué?

La experiencia indica que cuando se ignoró el papel fundamental del sector privado para mover la economía y generar riqueza, en general fueron proyectos que fracasaron. Esa adecuada simbiosis entre lo público y lo privado es lo que define a esa sensibilidad socialdemócrata. Queremos además contribuir a la discusión de ideas y generar propuestas con mucho anclaje técnico. Hay tener utopías y soñar en grande, pero hay que alejarse del voluntarismo.

¿Cuál es el perfil y las prioridades de este espacio?

Todo lo que tiene que ver con el desarrollo económico y social del país. Para nosotros es fundamental. Los derechos humanos, que no solo se traduce en un irrenunciable compromiso con la verdad y la justicia para que nunca más haya terrorismo de Estado, sino que también tiene que ver con un sentido más amplio. Se trata de que puedan ejercer sus derechos colectivos que han históricamente invisibilizados. 

Otro aspecto central es la sustentabilidad ambiental. No cualquier camino de desarrollo es aceptable ni deseable en Uruguay. Esto puede generar restricciones, pero también enormes posibilidades de colocar nuestros productos en el mundo, si son sustentables ambientalmente. 

Otro aspecto, vinculado no solo al desarrollo sino a la identidad nacional, es lo vinculado a la educación y la cultura. En todo esto pondremos el énfasis más fuerte en nuestra acción política y en la generación de ideas.

¿Es necesario que un sector del Frente Amplio se defina hoy como socialdemócrata? Hay sectores que siguen añorando otro tipo de socialismo?

El Frente Amplio se ha caracterizado por la unidad en la diversidad. Es muy bueno que haya amplitud de pensamiento y distintas miradas que enriquecen el producto final. Por eso es que conviven distintas sensibilidades de izquierda, aunque no tantas como grupos. Nos parecía bueno dejar muy claro la definición de nuestro posicionamiento.

Hay otros sectores, como Convocatoria, que también reivindica una posición socialdemócrata…

Nosotros elegimos este camino convencidos y mirando para adelante, no para atrás ni para los costados. Por suerte, la mirada seregnista en el Frente Amplio es transversal. Cuanto más permee el seregnismo, mejor.

Queda sobre la mesa en el Frente Amplio el legado de Danilo Astori. ¿Qué queda de él, en su caso?

Fue alguien que me marcó a fuego. Me formé con él. Trabajamos codo a codo durante cinco años forjando una relación política y personal en la que me formé a su lado. No considero que eso dé derecho a nada. En política, no hay monopolio ni herederos. Así, cuanto más permee su pensamiento y su impronta, que al final del día es una impronta seregnista, es mejor para el Frente Amplio y para el Uruguay. Con esa sensibilidad es que nosotros vamos a contribuir.

¿Por qué el apoyo a Carolina Cosse en la interna?

El Frente Amplio tiene un arco de precandidaturas muy potente. Conforman una gran oferta electoral. Carolina combina cuatro factores que hacen que sea la mejor opción. Tiene una enorme capacidad de gestión. Para nosotros, eso es fundamental, porque se requieren muchas transformaciones para poner a Uruguay en la senda del desarrollo. Eso implica crecimiento económico de la mano de un mayor nivel de equidad. Para eso se requiere una enorme capacidad de gestión. También mucha capacidad liderazgo, y Carolina la tiene. A su vez, una vasta experiencia en políticas políticas, que Carolina tiene desde todos los ángulos del Estado. Presidió una empresa pública, fue ministra y senadora, es intendenta. Todo eso le da un abanico de experiencias y conocimientos que la hacen la persona adecuada para hacer un gran gobierno que ponga de vuelta a Uruguay en ese círculo virtuoso de crecimiento con equidad. Va a haber que trabajar mucho, con mucho conocimiento, para poder avanzar rápidamente. Es fundamental ganar las elecciones, pero tanto o más que eso es fundamental gobernar bien. Hacer un gran gobierno que sea el inicio de un nuevo ciclo progresista.

¿Qué país recibiría el Frente Amplio en caso de ganar el gobierno?

Gane quién gane, asumirá con una situación económica compleja. Una economía estancada, que hace una década crece a tasas muy pobres y absolutamente insuficiente para financiar un estado de bienestar como el que los uruguayos se merecen. Además, el próximo gobierno asumirá con escaso margen fiscal. Hoy tenemos el mismo déficit fiscal que en 2019 con una deuda pública de entre ocho y diez puntos del PIB superior. Y la mitad es en dólares. Cuando se empiece a solucionar el problema del atraso cambiario, esa deuda tendrá un peso mayor.

Claramente, el resultado que está teniendo el gobierno no es bueno.

¿Cuáles son las vías para solucionar estos problemas?

Uruguay tiene que ser más proactivo.Hay que repensar cómo hace para atraer inversiones de calidad, más allá del aspecto tributario. También mejorar el potencial físico del país y su infraestructura, y el capital humano. La reforma educativa que está llevando a cabo este gobierno está destinada al fracaso, porque se requiere una mejor gestión, un mejor programa, pero también más recursos. Cuando miramos el gasto por alumno en función del PBI per cápita, está lejos de lo que invierten los países desarrollados. Una reforma sin más recursos y de espaldas a los docentes no parece la mejor.

¿Esta visión es compartida por todos los sectores que respaldan la candidatura de Cosse?

Creo que conciencia de que Uruguay tiene que crecer más es compartida. Además, todo esto está en el programa del Frente Amplio. Es la síntesis de la unidad en la diversidad. Todo esto se trabajó durante los quince años de gobierno. Debe ir de la mano de atender, de manera proactiva, el tema de la desigualdad, que tiene varios planos. Uruguay debe atacar de manera profunda el problema de la pobreza infantil, que es estructural y que no tiene que ver con este gobierno. Además de avergonzarnos, no nos permite hablar de manera seria de un futuro de desarrollo. No es posible.

¿Es un problema para el ESA que se apruebe el plebiscito que promueven el PIT-CNT y algunos sectores del FA para reformar la seguridad social?

En el FA hay diferentes visiones sobre los caminos a seguir, pero es unánime en que la ley aprobada es mala. El gobierno tuvo la valentía de encarar una reforma, pero la solución a la que llegó es mala. En mi opinión personal, no hay ángeles ni demonios por seguir un camino u otro. Para mí, el mejor camino es el diálogo social y no una modificación constitucional.

Además

Lo aprendí junto a Danilo

Para Ferreri, un aspecto central a la hora de hablar del crecimiento del país es el orden macroeconómico y fiscal." No hay un proyecto de desarrollo que prospere en el desorden, "apuntó. Por esa razón, explicó, , hay que ser muy rigurosos a la hora de pensar esquemas de desarrollo hacia el futuro. " Lo aprendí gobernando junto a Danilo", concluyó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad