SEGUIRÁ AL FRENTE DEL MINISTERIO

Lacalle Pou respalda a Cardoso ante pedido de renuncia del Frente Amplio

El presidente se comunicó anoche con el ministro para darle su respaldo tras el pedido de renuncia que exigió el FA por entender que el jerarca “utilizó su investidura” para obtener beneficios.

Germán Cardoso, ministro de Turismo. Foto: Leonardo Mainé
Germán Cardoso, ministro de Turismo. Foto: Leonardo Mainé

El Frente Amplio exigió ayer la renuncia del ministro Germán Cardoso al entender que “utilizó su investidura” para obtener beneficios para sí o un tercero, a través de gestiones que hizo ante el excoordinador de la Jefatura de Policía de Maldonado. El presidente Luis Lacalle Pou lo respaldó anoche y se mantendrá en el cargo.

Las llamadas fueron registradas desde octubre de 2020 y tienen que ver con diversas situaciones. Incluyen la solicitud de un móvil a la Ruta 39 porque le habían roto el vidrio del auto, la averiguación de un accidente (protagonizado por una conocida de su pareja), el pedido del número telefónico desde donde un estafador se había comunicado con su madre para hacerle “el cuento del tío”, el aviso de que frente a su casa de Punta del Este había “picadas de motos, música y escándalo”, y el pedido de matrícula de una camioneta incautada con el interés de utilizarla para el Ministerio de Turismo. Esos son algunos de los contenidos de las conversaciones con el exjerarca policial en las que aparece mencionado el ministro.

Anoche el presidente lo llamó a Cardoso. El ministro le relató cómo habían sido los hechos y fue apoyado para seguir trabajando al frente de Turismo, aseguraron a El País fuentes cercanas al titular de la cartera.

El hecho fue confirmado a El País por el subsecretario Remo Monzeglio. “Lo llamó el presidente y tuvieron un diálogo extenso y le expresó todo su respaldo”, contó. El compañero de equipo de Cardoso señaló que desde ayer estaba “tranquilo”, porque “no hay ningún tipo de delito o nada que se le parezca”.

A pesar del pedido de renuncia del FA, Cardoso continuó con su agenda normal ayer. Publicó en su cuenta de Twitter la visita a Soriano, donde mantuvo un encuentro con el intendente Guillermo Besozzi. Durante la gira hizo declaraciones.

“En mi rol de ministro de Turismo y de funcionario público, si existe alteración del orden público en la Playa Mansa, picadas, música a todo volumen, gritos, corridas, es de mi especial interés comunicarme con las autoridades y reportar lo que está pasando y pedir que envíen un móvil policial para resolver la situación”, explicó en conferencia.

En Torre Ejecutiva entienden que el tema será utilizado por el Frente Amplio para criticar la figura del presidente Luis Lacalle Pou, pero sin “argumentos de peso”. El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, también respaldó públicamente al ministro.

“Vi lo que salió a decir el fiscal, que deslindó absolutamente al ministro de Turismo. Era previsible, lo conocemos todos a Germán Cardoso, y en ese caso él jamás se va a apartar de la ley en ese sentido, y en lo que tiene que ver con sus deberes como funcionario público”, afirmó Delgado en Rivera, según consignó Subrayado.

En tanto, la bancada del Frente Amplio emitió un comunicado solicitando la remoción por entender que se violaron disposiciones éticas.

“El compromiso por la transparencia, la lucha contra la corrupción y la ética en la función pública no puede ser solo un eslogan de campaña. ¡Es hora de hacerse cargo!”, expresaron. Desde la izquierda se sostuvo que el ministro realizó “solicitudes particulares” que contravienen el artículo 12 de la ley 19.823, del Código de Ética en la Función Pública.

Respaldo político.

El tema estará sobre la mesa el próximo lunes, cuando se reúna el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado y posiblemente allí se apruebe una declaración al respecto. Desde esa colectividad, el senador Tabaré Viera dijo a El País que su posición personal es de “respaldo” al ministro.

“Nos llama poderosamente la atención que, en un juicio, que debe mantener su reserva, se menciona varias veces al ministro Germán Cardoso por parte del fiscal que dice también que no hay nada que sea delito en los audios”, señaló Viera. Por lo tanto, consideró que “un fiscal no puede ventilar audios de la investigación”.

Germán Cardoso, ministro de Turismo, en conferencia de prensa. Foto: Estefanía Leal.
Germán Cardoso, ministro de Turismo, en conferencia de prensa. Foto: Estefanía Leal.

En ese marco, insistió: “Si no hay delito, ¿por qué se manosea el nombre del ministro? Es un manoseo inútil, además de lamentable”, opinó.

A su vez, Viera salió al cruce del pedido de renuncia del FA de su correligionario. “A los ministros no se les pide la renuncia; hay mecanismos constitucionales que tienen que recorrerlos”, opinó. Consideró que no debe dar un paso al costado porque “no hay prueba de delito”. Viera consideró que “hay una “intención de hacer daño y politizar” por parte del Frente y descartó que haya habido “provecho propio”.

Por su parte, el senador nacionalista Sergio Botana señaló a El País que no le pareció “feliz” (por parte del fiscal) difundir el nombre del ministro, cuando se sabía que no había cometido delito alguno. Consideró de “bien público” avisar de “picadas” (como hizo Cardoso) para prevenir muertes.

“Se está armando una jugada política sin fundamento”, concluyó Botana sobre el pedido de renuncia del FA. Afirmó que en ningún caso se puede hablar de algo que “no haga cualquier ciudadano del país”. Con respecto a la oposición, consideró que “se quiere ensuciar la cancha”.

El senador de Cabildo Abierto Guillermo Domenech tampoco ve elementos reprochables en la conducta del ministro de Turismo. “Son cosas que no tienen relevancia; por esas llamadas no le pediría la renuncia a ningún ministro”, argumentó en diálogo con El País. Opinó que cualquiera recurre a una persona que conoce para que lo asista.

Llamado a comisión.

El senador del Movimiento de Participación Popular (MPP) Alejandro Sánchez dijo a El País que a su modo de ver “hay varios problemas” en la conducta de Cardoso, por ejemplo, cuando buscaba enterarse de procedimientos policiales, lo cual a su entender no corresponde.

En tanto, indicó que las declaraciones de Cardoso -en las que reconoció a varios medios que se comunicaba con el policía desde su rol de ministro- “contravienen la norma de la ética en la función pública”.

Sánchez afirmó que, si bien el fiscal en una primera instancia pudo haber entendido que no había delito, porque Cardoso hablaba “en calidad de amigo”, ahora “aparecen otros elementos”. Esto en referencia a las declaraciones que hizo el ministro ayer, de que se vinculaba con el exjerarca policial “en función de su cargo”. Para Sánchez, esto es “grave”.

El senador del MPP afirmó que si no se procede a la renuncia de Cardoso, se analizará convocar al ministro “a la comisión correspondiente” (Constitución) para que explique “los tipos de favores que pedía” al exjerarca imputado por abuso de funciones.

(Producción: Guillermo Lorenzo y Pablo S. Fernández).

Las ocho llamadas de Cardoso

Cuando Jorge Vaz, fiscal de 2° Turno de San Carlos, comenzó a leer las pruebas que tenía para imputar al ahora excoordinador de la Jefatura de Policía de Maldonado, el nombre del ministro de Turismo, Germán Cardoso, apareció en su lectura.

El jerarca policial fue imputado ayer por cinco delitos, entre ellos, el abuso de funciones. Este último ilícito lo cometió en varias oportunidades a partir de pedidos de Cardoso. Vaz enumeró en la audiencia de formalización los contactos entre el jerarca policial y el ministro.

Jorge Vaz, fiscal de San Carlos. Foto: Archivo El País
Jorge Vaz, fiscal de San Carlos. Foto: Ricardo Figueredo | archivo El País.

“Existieron gestiones (por parte del policía) realizadas para terceras personas”, dijo Vaz en la audiencia a cuyo registro accedió El País, y agregó: “En efecto, hay gestiones que le solicita el señor Germán Cardoso, actual ministro de Turismo”. Ambos, agregó, tenían un diálogo fluido y un vínculo de amistad. En ese contexto el representante del ministerio público detalló las llamadas que existieron entre Cardoso y el efectivo imputado. Durante el 23 de octubre de 2020 y el 24 de abril de 2021, Cardoso y el jerarca hablaron en ocho ocasiones. Además, en ese lapso también habló con el policía el hermano del ministro. Todos los casos fueron peticiones puntuales. Una de ellas, por ejemplo, fue que Cardoso le pidió al policía saber si a una mujer, conocida de él y su pareja, que había chocado contra una columna, se le había realizado la espirometría. En otra de las llamadas el ministro le contó que un vecino suyo, consumidor, había acosado a la mujer que prestaba servicios en el edificio. Dijo que ella lo había llamado llorando y le pidió al jerarca que la atendieran. Evitando los procedimientos normales el jerarca se comunicó con el encargado de la Unidad de Violencia Doméstica y de Género de Maldonado y pidió que le dieran atención especial a la mujer.

A juicio de la Fiscalía, esto se considera un delito de abuso de funciones ya que el policía haciendo uso de su jerarquía forzó a que la mujer fuera atendida en una unidad específica.

En otra oportunidad el ministro de Turismo le contó al policía que su madre había sido víctima de la estafa denominada “cuento del tío” y le pidió al jerarca que le consiguiera el número del teléfono de quien había intentado estafarla. También, en otro contacto, le pidió que mandara un móvil a su casa porque había “picadas”.

Pedidos del ministro llevaron a abuso de funciones del policía

El ministro de Turismo, Germán Cardoso, y el coordinador de la Jefatura de Policía de Maldonado tenían un vínculo de amistad. El jerarca policial fue imputado el pasado martes por cinco delitos: faena clandestina, omisión de denunciar delito, omisión contumacial de los deberes del cargo, abuso de funciones y revelación de secreto. En el caso del delito de abuso de funciones, la Fiscalía contabilizó 17 casos, y nueve de estos los realizó para satisfacer pedidos del ministro Cardoso. El coordinador movía la maquinaria policial para cumplir con algún pedido puntual de Cardoso. El fiscal Vaz explicó en rueda de prensa que el secretario de Estado no incurrió en ningún delito y que el policía, en cambio, sí. “Cuando uno, ejerciendo su jerarquía, comete actos que implican dar preferencia a una persona por un tema de amistad y poniendo en función la maquinaria del Estado a esos efectos, es un delito”, explicó el fiscal, y explicitó que Cardoso no está siendo investigado.

Ministro de Turismo sigue con gira por el interior

Cardoso se encuentra en una gira por el interior del país. Visitó Rivera, Salto, Artigas, Paysandú y Soriano. En tanto, hoy recorrerá Río Negro.

El subsecretario de Turismo, Remo Monzeglio, dijo a El País que están trabajando como equipo de forma “coordinada”. Mientras él se dedica a aspectos técnicos (preparando la apertura del turismo), el ministro está haciendo un trabajo fuerte a nivel de todo el territorio de Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados