EN EL HOSPITAL MACIEL

Lacalle Pou recibió la primera dosis contra el COVID-19 y reiteró que no habrá cuarentena obligatoria

"El gobierno no va a establecer la cuarentena obligatoria porque no cree que en un Estado policíaco", expresó el mandatario.

Luis Lacalle Pou recibe la primera dosis de Sinovac. Foto: Presidencia de la República

A un mes del inicio de la campaña de vacunación contra COVID-19, ayer se dio la primera dosis de Coronavac el presidente Luis Lacalle Pou. Tras vacunarse, conversó con el personal del hospital Maciel, al que agradeció “el profesionalismo, el humanismo, el esfuerzo”.

"Gracias por el profesionalismo y la dedicación a todo el equipo de vacunadores del país", publicó en su cuenta de Twitter junto a una foto donde se observa que recibió la vacuna.

Al salir, en una rueda de prensa comentó que observa un escenario “complicado” por “la presión” que los casos están ejerciendo en los centros de tratamiento intensivo (CTI).

Consultado sobre el pedido de más medidas para contener la pandemia, y en particular en relación a los planteos del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), dijo: “Lo escucho al SMU. Lo escuché cuando me vino a pedir cuarentena obligatoria, hace más de un año. Escuché ahora que piden medidas más restrictivas. No es por falta de escucha. El tema son las decisiones que uno tiene que tomar, que están con un anclaje en la ciencia, y también con un anclaje en lo que uno estima como gobernante que puede tener eficiencia o eficacia”.

Luis Lacalle Pou en su llegada para vacunarse contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.
Luis Lacalle Pou en su llegada para vacunarse contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.

En relación a ese punto, consideró que la evaluación de dónde se generan los contagios revela que no se dan en “actividades protocolizadas”, y mencionó: “Con lo cual, tomamos medidas -desde mi punto de vista- de cierta dimensión: suspender las clases, con todo lo que eso conlleva. En la administración pública, los servicios que pueden ser esenciales para cada inciso. Nosotros creemos que si eso es acompañado de las conductas personales, sería suficiente”, valoró.

Lacalle dijo que espera que las medidas tomadas seis días atrás generen una reducción de la movilidad y, sobre todo, que ceda la presión a los CTI, “que son la preocupación más grande que tiene el gobierno”.

“Ahora, si se sigue tirando de la piolita, y seguimos tomando medidas, lo que se va a pedir entonces es cuarentena obligatoria. Bueno, el gobierno no va a establecer la cuarentena obligatoria porque no cree en un Estado policíaco. Porque no cree que haya que aplicar medidas prontas de seguridad. Si ese es el final de todo el camino, no va a haber cuarentena obligatoria”, afirmó entonces.

Finalmente, ante la pregunta de si está dispuesto a un “diálogo social”, el presidente insistió en que las decisiones las toma el gobierno. “No hay problema. El tema es para qué. Cuál es el fin de ese diálogo, además de empujar todos del mismo carro, que supongo que ya lo estamos haciendo”.

Luis Lacalle Pou en su llegada para vacunarse contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.
Luis Lacalle Pou en su llegada para vacunarse contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.

Uruguay ya acumula cerca de 511.000 personas que se inocularon contra el COVID-19.

A diferencia de lo que ocurrió en otros países, en Uruguay el Jefe de Estado no fue la primera persona en ser vacunada contra el COVID-19.

A principios de mes, en entrevista con El País, Lacalle Pou reconoció que analizó "ser el primer uruguayo", pero señaló que le "pareció más lógico esperar".

Luis Lacalle Pou en su llegada para vacunarse contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.
Luis Lacalle Pou en su llegada para vacunarse contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.

"Yo pensaba ser el primer uruguayo en vacunarme. Siempre lo pensé así. Y después dije ‘no, me parece más lógico cuando realmente me toque y con la vacuna que me toque’. Me parece más uruguayo, más razonable", dijo.

El presidente expresó que "si las encuestas de vacunarse hubieran sido muy bajas", su postura podría haber sido otra "para dar confianza".

Anterior a esto, en febrero, Lacalle Pou también indicó que no solo no tendría prioridad para inocularse sino que tampoco elegiría qué dosis darse: "Cuando me toque y con la vacuna que me toque".

Luis Lacalle Pou en su llegada para vacunarse contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.
Luis Lacalle Pou en su llegada para vacunarse contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.

Mercosur.

Tras el tenso cruce que tuvo el viernes pasado con el presidente argentino, Alberto Fernández, en la cumbre virtual del Mercosur, Luis Lacalle Pou insistió en que el bloque no puede ser un “lastre” y volvió a pedir que se lleve adelante un plan de flexibilización.

“Tenemos la vocación de integración regional. Tenemos vocación de que el Mercosur sea un trampolín y no un corset o un lastre”, señaló el mandatario uruguayo tras vacunarse en el Hospital Maciel, usando las mismas palabras que utilizó en la cumbre del viernes.

En este sentido, añadió que el bloque “por su propia producción, por su composición, por sus características geográficas y humanas, tiene mucho para darle al mundo”. Pero advirtió que para eso es necesario transcurrir el camino de la flexibilización. Esta “es la quinta región más proteccionista del mundo”, se quejó el presidente uruguayo.

“Tenemos los monstruos asiáticos generando más mercados, consumiendo lo que se produce, no en Uruguay, en la región. Entonces parece lógico que para el progreso de nuestros pueblos, para que haya inversión y trabajo, nos abramos al mundo”, expresó Lacalle Pou.

“No podemos pensar que porque a un país no le convenga, nosotros quedarnos atados, y eso es lo que estamos pidiendo”, dijo el presidente, que ha encontrado más eco en un posible plan de flexibilización por parte de Brasil y Paraguay, que en la Argentina gobernada por Fernández.

(Nota de Redacción: el video que acompaña esta nota fue proporcionado por Presidencia de la República y no tiene audio original) 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados