MODIFICAN TEXTO POR TERMINAL DE CARGA

Katoen Natie aceptó ajuste que pidió Cabildo, que confía en introducir más cambios al acuerdo

El senador y líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, brindó ayer una conferencia para anunciar con satisfacción que Katoen Natie accedió a la solicitud de su partido.

Terminal de carga en el Puerto de Montevideo. Foto: Francisco Flores (Archivo)
Terminal de carga en el Puerto de Montevideo. Foto: Francisco Flores (Archivo)

Lo habían anunciado desde un principio: Cabildo Abierto siempre tuvo críticas con el acuerdo millonario que se alcanzó en el puerto con la empresa Katoen Natie, y así también había quedado en claro durante la interpelación que promovió el Frente Amplio días atrás al ministro Luis Alberto Heber por este tema. Allí los cabildantes plasmaron sus diferencias, pese al apoyo que dieron luego a las declaraciones del secretario de Estado.

Y aunque estos desacuerdos son varios, como fruto de la negociación con la coalición para apoyar la exposición de Heber, el senador y líder cabildante, Guido Manini Ríos, había logrado que se contemplara uno en especial, que figuró en la moción de respaldo que finalmente votó la coalición de gobierno el pasado 18 de agosto. Y ahora, ese cambio, que ya contaba con el visto bueno del Ejecutivo, recibió el beneplácito de la compañía europea, tal como lo informó ayer en conferencia de prensa Manini Ríos.

Según lo anunció, el prosecretario de Presidencia, Rodrigo Ferrés, se comunicó directamente con él para informarle que la firma accedió a la solicitud cabildante de que en el contrato figure explícitamente que para que Katoen Natie pueda vender las acciones que tiene en TCP -que equivalen al 80%; el restante 20% es del Estado- es necesaria una autorización del Poder Ejecutivo. “Se va a firmar la adenda en estos próximos días, en la cual se establece que el Estado uruguayo es el que tiene la potestad final de autorizar cualquier cambio de propiedad de ese 80% de las acciones que tiene la empresa belga Katoen Natie”, explicó Manini.

Como no podía ser de otra forma, en Cabildo Abierto se tomó con satisfacción este logro político, que a su vez se interpretó como una confirmación de que el acuerdo “no está cerrado”. Así que por eso mismo, porque entienden que no lo está, tampoco hay conformismo con la adenda que se va a introducir.

Es que en función de comunicaciones que tuvieron representantes del partido directamente con la firma, hay optimismo de que puedan renegociarse más aspectos del contrato, según dijo a El País el senador Raúl Lozano. “Ellos escucharon nuestros planteos con atención y nos dijeron que eran conversables, por lo que pensamos que es posible que se incluyan más adendas”, aseguró.

Concesión y dragado.

En resumen, son dos los otros aspectos centrales del acuerdo que los cabildantes no comparten. El primero refiere a algo que también el Frente Amplio ha fustigado: el plazo por el que se extendió a los belgas la concesión de la terminal: son 50 años a partir del vencimiento del contrato vigente, lo que ocurrirá en 2031, por lo que en los hechos es una extensión de 60 años, algo que tanto Heber como desde la propia firma han defendido como un hecho habitual en varios puertos de la región y el mundo -y que la legislación uruguaya expresamente avala.

“Proponemos que la concesión por 50 años empiece a regir desde ahora y no esperar a 2031”, dijo Lozano.

El segundo punto es que tenga que ser el Estado el responsable del dragado necesario -en el puerto y en el canal de acceso- para que puedan ingresar buques de máximo tamaño, que es uno de los objetivos centrales de Katoen Natie, que se comprometió a realizar para ello una inversión en la terminal de US$ 455 millones para obras que ya comenzaron.

Sin embargo, si el Estado asume el costo del dragado, esa inversión a cargo de la empresa pierde peso relativo, plantean los cabildantes. “Según personas con conocimiento en la materia, (el dragado) puede insumir unos US$ 250 millones y quizás US$ 30 o US$ 40 millones de periódico mantenimiento -había dicho el senador Guillermo Domenech durante la interpelación-. O sea que los US$ 455 millones se nos reducen sensiblemente”.

La propuesta de Cabildo respecto a esto es, entonces, que el costo sea asumido “en forma conjunta”, concluyó Lozano.

Fuentes allegadas a Manini Ríos, por otra parte, aseguraron que el líder de los cabildantes mantiene la mesura con lo logrado, y espera que, como un primer paso, Katoen Natie firme la nueva adenda. Después creen que habrá algo de tiempo para insistir con lo otro.

Quieren “defender” a cableoperadores
Guido Manini Ríos. Foto: Estefania Leal

La mesa política de Cabildo Abierto, que sesionó ayer por la tarde, también abordó los cambios que el partido liderado por Guido Manini Ríos quiere introducir en el proyecto de Rendición de Cuentas aprobado en Diputados y que empezará a discutirse el próximo miércoles en el Senado. Uno de ellos, como ya adelantó El País, es que se habilite expresamente a las empresas de cable “del interior” a que puedan ofrecer servicio de internet, como una forma de ayudar a un sector golpeado económicamente.

Se trata de un tema que genera en Cabildo Abierto “especial preocupación”, dijo Manini Ríos en conferencia de prensa. “Eso va a ser propuesto y vamos a defender ese artículo, que seguramente va a ser tratado por toda la coalición”, afirmó el senador, que además anticipó que también habrá “otras propuestas”, por lo que es probable que el proyecto, según dijo, retorne a la Cámara de Diputados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados