ENTREVISTA

Heber: “No esperaba la oposición interna de Cabildo Abierto”

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, habló con El País sobre UPM, Cabildo Abierto y su gestión. 

Luis Alberto Heber, ministro de Transporte y Obras Públicas. Foto: Leonardo Mainé.
Luis Alberto Heber, ministro de Transporte y Obras Públicas. Foto: Leonardo Mainé.

Luis Alberto Heber, ministro de Transporte y Obras Públicas, dice que resolvió cambiar las prioridades de su cartera e iniciar un segunda vía en la Ruta 5, que le permita operar a UPM con camiones mientras el tren no esté en funcionamiento. Admite que le sorprendió la última movida de Cabildo Abierto de proponer una nueva la ley forestal, y critica al diputado Eduardo Lust por “gritar en la pulpería y callar en la comisaría”. Lo que sigue es un resumen del diálogo que mantuvo con El País.

-¿Cuánto se tuvo que desdibujar el programa de gobierno que tenían planeado para el quinquenio?

-Muchísimo, sustancialmente mucho. Porque nosotros actuamos en un plan de tratar de equilibrar las cuentas, que responde al plan original. Íbamos y veníamos con un chip, de que teníamos que ahorrar entre 900 y 1.000 millones de dólares de recorte de gastos superfluos. Y si bien hubo decretos que limitaban el gasto al principio del gobierno, decretos que estaban vigentes, todo ese ahorro se volcó a la obra social, a asistir, al combate de la pandemia. Por lo pronto tuve que gastar mucha plata en subsidios al transporte.

-¿Qué tanto les condiciona la pandemia el cumplimiento del programa?

-Generó un mayor esfuerzo por parte de la administración. El presupuesto fue sin aumento de impuestos. El tema tarifario, del que hoy se habla mucho, es por debajo de la inflación y por lo tanto se cumplió con lo que dijimos en campaña, cuando fuimos muy claros al decir que estábamos en contra a la recaudación, que las tarifas que se pagaban eran recaudadoras y no reflejaban la situación interna de cada empresa.

-La gente se queda con el discurso de Lacalle en campaña diciendo que no habría más impuestos ni aumentarían las tarifas.

-Las tarifas iban a tener lo lógico, para que no pierdan (su valor). A pesar de la pandemia, mantuvimos el compromiso de campaña.

-¿Y el resto del programa?

-El resto del programa tiene condicionamientos. El ahorro que íbamos a hacer se transformó en gastos. Quizá en la Rendición de Cuentas podremos tener claridad sobre cuál es la situación real, y supongo que el presidente de la República, en su memoria anual, cuando la mande al Parlamento o vaya él, mostrará lo que costó la pandemia y lo que pretendíamos para equilibrar las cuentas. Creo que en términos generales hay un gran control de las cuentas del Estado, producto de que tenemos una situación por encima de la prevista en materia inflacionaria. Hay una situación deficitaria, que hay que manejarla, pero está muy bien controlada por Azucena Arbeleche en el Ministerio de Economía.

Heber ingresa a Torre Ejecutiva para participar de una reunión del Sinae para atender casos de coronavirus en Uruguay. Foto: Fernando Ponzetto
Heber ingresa a Torre Ejecutiva para participar de una reunión del Sinae para atender casos de coronavirus en Uruguay. Foto: Fernando Ponzetto - archivo El País.

-¿Dónde estuvo la mayor oposición, en el Frente Amplio o en Cabildo Abierto?

-En el Frente Amplio. Hemos tenido algo de oposición, de discrepancias, que no están dentro del programa de gobierno.

-¿Era esperable esa oposición interna dentro de la coalición tan temprano?

-No. Yo no la esperaba. Yo esperaba que este año funcionáramos mucho más como un relojito, sabiendo que tenemos situaciones de conflicto.

-Y que tenían diferencias desde el arranque.

-Teníamos diferencias por UPM y por el tren.

-¿Se esperaba esta ley forestal?

-No la esperábamos. Me sorprendió. No era el mejor momento para tener dentro de la coalición un diferendo de esta naturaleza. Que íbamos a tener diferencias era esperable. En este tema no fue anunciado en campaña por parte de nadie en la coalición que hubiera especial hincapié en cuestionamientos de la ley forestal que había generado tanta inversión en nuestro país. Sí (era esperable) que hubiera cuestionamientos a este tipo de inversión, como a la de UPM, y sobre todo a lo que estamos gastando. Pero cuestionar la ley forestal, que yo la voté en el año 1987 como diputado… Quien llevó la voz cantante en el Parlamento fue (Alberto) Zumarán, quien decía que esta no era una ley de un partido político, sino que los agrónomos y técnicos decían que era necesaria una ley de este tipo. Es un instrumento que nadie cuestiona que ha generado toda una inversión muy importante para el país.

-¿Considera que el Frente Amplio apoya esta ley para meterle un palo en la rueda a la coalición?

-Uno incluso puede entender a Cabildo, porque es un movimiento reciente, que no fue claro en la campaña electoral en cuanto a cuestionamientos a la ley forestal. Pero el Frente Amplio tuvo 15 años para hacerlo. ¿Y por qué no lo hizo? No lo hizo porque es una de las leyes en las que se descansó la seguridad jurídica para atraer esa inversión que el Frente Amplio trajo de UPM. Se hizo parte integrante del discurso electoral del Frente Amplio, que decía que gracias a UPM se iban a poder resolver todas las situaciones deficitarias porque iba a generar un crecimiento del PIB, y por lo tanto iba a haber más ingresos en las arcas del Estado por el propio movimiento que generaba la inversión de UPM. No lo hizo antes. Entonces me extraña. Tuvo 15 años para cuestionar la ley forestal y mayorías absolutas para hacerlo. Y no lo hicieron. Entonces me parece una actitud mezquina de la oposición sumarse a esto.

Luis Alberto Heber. Foto: El País.
"A pesar de la pandemia mantuvimos el compromiso de campaña (por las tarifas e impuestos)”, dijo Heber. Foto: El País.

-Eduardo Lust, diputado de Cabildo Abierto, plantea que si llega el veto porque el Partido Nacional se resiste a que haya una nueva ley…

-Yo prefiero hablar de Cabildo que de Lust. Separo notoriamente. Me parece mucho más respetable la opinión de Cabildo, no la de Lust. A Cabildo lo respeto; me parece una fuerza importante, pero tiene sus problemas.

-Manini dijo que si Lust plantea este asunto en la Mesa Política que integra, Cabildo lo analizará. Se refería a la propuesta de sacar a los ministros de Cabildo del gabinete si Lacalle vetara la ley forestal.

-Ese es un tema interno de Cabildo y no me meto. Cabildo tiene problemas con Lust. Yo no escucho a Lust; escucho a Cabildo.

-¿Qué es lo que le cuestiona a Lust?

-No me gusta en la actividad política gente que grita en la pulpería y se calla en la comisaría. Nosotros tuvimos una instancia, en la que me llamó a sala, a mí y a la ministra de Economía. Hicimos todas las explicaciones y ahí guardó silencio. Entonces, se calló en la comisaría. Ya está. Después, que siga hablando en la pulpería no es válido. En el momento en que teníamos un debate por lo alto, no debatió como se tenía que debatir ni revirtió ninguna de las cosas que decía afuera. Y eso para mí en política vale oro. Si uno tiene una posición, la sostiene en la pulpería y en la comisaría.

-¿Le molesta cuando desde la coalición amenazan con irse?

-Sí claro, pero no lo escuché de Cabildo. Lo escuché de Lust. Vuelvo a lo mismo: puedo discrepar con Cabildo, pero estamos en coalición y se tienen que manejar las discrepancias. Por eso confío en el oficio que tienen nuestros senadores como para tender los puentes necesarios para transformar esta ley. Es una gran ley. No me gustan las amenazas.

-¿Cuán atrasado está el proyecto del Ferrocarril Central?

-Está atrasado.

-¿Más de lo que se podría esperar?

-Sí. La gente de UPM va a llegar en tiempo y forma para tener la planta funcionando en setiembre de 2022. Para ese tiempo el tren no va a estar. Tenemos que pensar mucho, estamos acelerando todos los procesos para entregar los padrones que faltan y definimos como primera prioridad las obras para la segunda vía de la Ruta 5.

-¿Se va a encarecer la obra del tren con ese atraso?

-Ahí el disparate -y es algo de lo que aún no he tenido ninguna explicación- es que el anterior gobierno firmó en el contrato que en 10 días íbamos a entregar las expropiaciones para el nuevo trazado de la vía. De arranque se dijo que eran 256 padrones. Hoy estamos en 1.035. Si vamos al contrato, el sobrecosto es parte del riesgo que asume el consorcio al que se le adjudicó la obra. Pero el contrato también dice que el Estado tenía que entregar los predios en 10 días. Estamos buscando soluciones, más que cobrarnos cuentas.

-¿Y UPM no debería tener algún aporte en esto también? Fue la empresa que propuso la firma que hizo el estudio de los terrenos a expropiar.

-Sí, y está ayudando. Está aportando en la mesa de soluciones.

Luis Alberto Heber habla con los medios en medio de los festejos. Foto: Fernando Ponzetto
Luis Alberto Heber: "Yo prefiero hablar de Cabildo que de Lust. Me parece mucho más respetable Cabildo”. Foto: Fernando Ponzetto

-¿Ellos ya saben que van a arrancar sin tren?

-Sí. Ya trabajamos con Dinama para que haga el estudio de impacto ambiental para ver qué implica que toda esa carga que iba a ir por tren, ahora vaya por carretera.

-Estamos hablando de una caravana de 200 camiones por día.

-Y bueno, por eso tengo como primera prioridad hacer la segunda vía de la Ruta 5.

-Para los blancos, lo central de 2020 fue organizar el gobierno. Pero en lo partidario tuvieron poca actividad.

-Muy poca actividad.

-¿Cuál tiene que ser la posición partidaria en 2021?

-La gran preocupación es que hemos estado lejos de nuestras estructuras. Y nosotros somos muy cercanos. No queremos que la labor del gobierno nos aleje de las estructuras, que son nuestros cables a tierra. La charla y ese acercamiento personal con los compañeros, para que nos estén cantando la justa, sin alusiones personales, sobre cómo está viendo el pueblo la administración.

-¿Y qué rol tiene que ocupar el directorio? Dicen que quieren que los controlen. Pero, ¿realmente se van a bancar si los llaman y le dicen: “ministro, esto que esta haciendo no nos gusta”?

-Sí. Yo creo que sí.

-¿No es darles argumentos a los rivales?

-Puede ser. Pero no por eso vamos a dejar de hacer lo que estamos acostumbrados a hacer. El directorio del partido ha sido siempre un referente.

-¿Tiene candidato para el nuevo presidente del directorio del Partido Nacional?

-Sí, claro.

-¿Quién?

-Yo, a Pablo Iturralde. No sé si fui claro.

Candidatura blanca y la ansiedad

-¿Cómo ve a su sector para el futuro?

-Tenemos que manejar las ansiedades.

-¿Está mal que se piense en candidaturas ahora?

-No, pero hay que administrar las ansiedades. Tenerlo no como lo central, sino como un tema lateral. Es importante, y preocupa al partido. Porque nosotros estamos muy conformes con el presidente que tenemos. La pregunta es: ¿el que viene va a estar a esta altura? O la que viene, ¿va a estar?

-¿La reelección no está arriba de la mesa?

-No, no ha habido ningún planteo así.

-¿En el Frente ustedes ya visualizan quiénes pueden ser los candidatos?

-Sí, pero ellos están en la oposición.

-¿Coincide en que Cosse y Orsi están mejor posicionados?

-Sí, notoriamente.

-¿Y se anima a decir en los blancos quiénes están en carrera?

-No, porque el Frente acaba de vivir un cambio generacional. Nosotros, no. Ya tenemos una nueva generación que está asumiendo un liderazgo. Para nosotros la candidatura no es central. Lo central es la administración.

-¿Por su cabeza pasa la idea de ser postulante?

-Yo no soy candidato. Soy parte del elenco que va a procurar de lo mejor para el Partido Nacional.

-¿Está descartado?

-Yo no soy candidato. Me preguntas y te respondo que no soy candidato.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados