RELACIONES BILATERALES

Futuro ministro de Turismo baja tono a plan para que argentinos se radiquen en Uruguay

Germán Cardoso habló sobre la medida que promovería la llegada de 100.000 argentinos para que se radiquen en el territorio nacional con la idea de alentar las inversiones privadas.

Germán Cardoso, ministro designado de Turismo. Foto: Darwin Borrelli
Germán Cardoso dijo que Uruguay pretende captar extranjeros de alto poder adquisitivo. Foto: Darwin Borrelli

A dos meses de asumir como ministro de Turismo de Uruguay, Germán Cardoso habló con La Nación sobre la medida que promovería la llegada de 100.000 argentinos para que se radiquen en el territorio nacional con la idea de alentar las inversiones privadas. El saliente diputado por Maldonado y futuro integrante del gabinete de Luis Lacalle Pou, se mostró sorprendido por el dato y la cifra.

Además, remarcó que una de sus primeras medidas en el Ejecutivo será reunirse con el flamante ministro de Turismo y Deportes argentino, Matías Lammens, a fin de evitar que los argentinos dejen de veranear en Uruguay.

“Sinceramente no sé de dónde sale la cifra de los 100.000 argentinos. Yo no tengo conocimiento que nadie haya manejado ninguna cifra. Ni que haya pensado ninguna política para atraer, exclusivamente, a los argentinos”, dijo Cardoso.

“Lo que el presidente ha dicho y hemos conversado en más de una oportunidad es que vamos a tener un Uruguay abierto al mundo”, agregó.

Para el futuro ministro, resulta clave que la radicación de extranjeros sea de alto poder adquisitivo, para que eso se derrame en el resto de la sociedad.

“Sí es muy importante y determinante, más allá de la cantidad de turismo que podamos traer, hacer conocer nuestras bellezas naturales y la calidad de vida de Uruguay. También creemos que están dadas las condiciones y, a partir de marzo, queremos generar más condiciones para que extranjeros vengan a radicarse aquí. Que sean residentes. Los que llamamos de alto consumo y que generen un movimiento en la cadena económica del departamento de Maldonado y de todo Uruguay. Que generen nuevos puestos de trabajo y mejores condiciones de vida para ellos y los que ya están acá, que es la mano de obra estable”, dijo.

“La cultura y la historia de Uruguay se ha basado en las corrientes migratorias. Si habla con cualquier persona nacida acá, todos tenemos un abuelo italiano, español o de alguna otra parte del Mediterráneo. Es una concepción que nos define culturalmente. Creemos que, por diferentes razones, ha parado en las última décadas esa migración y ahora queremos generar condiciones porque puede ser una gran herramienta para generar dinamismo y crecimiento de la economía”, dijo, luego de haber participado de la presentación del America Business Forum 2020, que se hizo días atrás en Punta del Este.

Radicarse en Uruguay.

Ante la consulta de si cree que habrá un mayor desembarco de argentinos para radicarse en Uruguay a raíz del cambio de gobierno y signo político en ambos países, afirmó: “Yo creo que simpatía por Nacional y Peñarol, o River y Boca, tenemos todos. Pero cuando juega la selección todos hinchamos por nuestra selección. ¿Qué quiero decir con esto?: Que más allá de la simpatía o afinidad que uno pueda tener con un partido político o gobernante, en Buenos Aires viven 300.000 uruguayos desde hace muchísimos años y han fidelizado su permanencia mucho más allá del gobierno de turno. Esto es de ida y vuelta. Nosotros nos sentimos hermanos de los argentinos. Venimos de una misma corriente cultural. Tenemos una misma identidad y, más allá de quién gobierne, vamos a tener los brazos abiertos. Aquí hemos podido sustentar una sociedad equilibrada, en gran medida, por el aporte que los argentinos le han dado al progreso de este pueblo”.

Para el futuro ministro es fundamental “salir a buscar corrientes turísticas que hoy existen en el mundo. Que viajan muchísimo y que no tienen en el radar a Uruguay. “Fundamentalmente, el mercado asiático. Ese es un desafío que tenemos por delante”, precisó.

“En la medida que nos presentemos como destino regional, eso nos va a dar una enorme potencialidad a los cuatro países. Nos vamos a ver mucho más beneficiados que si lo planteamos desde la competencia”, dijo.

Y aclaró: “Esto no depende solo de mi voluntad, sino de la de mis pares del Mercosur también, pero queremos darle un encuadre con esas características. Trabajar en equipo y presentarnos como destino regional en el mundo”.

Temporada mejor a lo esperado

Consultado acerca de cómo evalúa el arranque de la actividad en de la temporada de verano, Germán Cardoso sostuvo que “las condiciones económicas que se dieron en la Argentina hacían prever que no íbamos a tener una temporada como la de hace dos o tres años atrás. La Argentina es nuestro principal cliente en materia de turismo. Por lejos”.

Postales del verano 2020 en Punta del Este. Foto: Ricardo Figueredo
Postales del verano 2020 en Punta del Este. Foto: Ricardo Figueredo

“Habiendo tenido una doble devaluación muy importante en los últimos doce meses, sumado a la aplicación del 30% a los consumos en dólares en el exterior, eso no ayudó y complejizó la llegada de argentinos en gran masa”, reflexionó.

Y agregó: “Por otro lado, Punta del Este, la costa de Maldonado y Rocha, por lo que son sus características naturales, ya tiene una fidelización importantísima y un mercado cautivo de argentinos. Creo que los hechos hablan por sí mismo. No hemos tenido los picos de hace dos o tres años, pero argentinos han venido y los hemos podido ver todos. Tiene un piso de gente asegurada la última semana de diciembre y los primeros días de enero, más allá de las dificultades que están viviendo los hermanos en la otra orilla”.

Un informe de Qué Pasa en esta edición, ratifica por boca de privados la impresión del futuro ministro de Turismo. En tanto, en la Dirección de Turismo de la Intendencia de Maldonado están conformes, ya que las reservas para la próxima quincena y febrero prometen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)