Publicidad

El mensaje de Massa sobre el Mercosur ya inquieta a Uruguay: el candidato argentino prefiere negociar en bloque

El candidato comenzó a responder a las aspiraciones de Lacalle Pou sobre el rol que debería tener el Mercosur y la postura de Uruguay de buscar acuerdos comerciales por afuera de la alianza sudamericana.

Compartir esta noticia
Sergio Massa
Las primeras declaraciones de Sergio Massa fueron seguidas con atención en Montevideo.
Foto: AFP

Redacción El País
Como en todas las elecciones argentinas a lo largo de la historia, en el gobierno uruguayo -sea del signo que sea- se mira con una atención casi celosa lo que ocurre al otro lado del Río de la Plata cuando en el vecino país se elige un nuevo presidente.

Es sabida la influencia económica y comercial que tiene Argentina sobre Uruguay. Pero en la actual coyuntura regional y teniendo en cuenta que el gobierno de Luis Lacalle Pou ha marcado una línea clara a favor de la flexibilización del Mercosur y de defensa a ultranza de su postura sobre que es lícito negociar con terceros países aunque no cuente con el aval del bloque, para el Poder Ejecutivo el panorama puede cambiar sustancialmente si el próximo mandatario argentino es Sergio Massa -hoy favorito luego de su victoria en la primera vuelta- o el economista libertario Javier Milei, cuyo desempeño electoral fue menor al esperado en los comicios de este domingo.

El asunto se maneja con máxima cautela tanto en la Cancillería como en la Torre Ejecutiva, en donde se busca no emitir comentarios que de alguna forma puedan interpretarse como intromisión en el proceso electoral de Argentina, una respuesta que, palabras más, palabras menos, suele ser la que Lacalle Pou da en público cuando es consultado por cuestiones internas de otros países.

Sin embargo, ponderando los objetivos de política exterior y ya entrando en el tramo final de este período de gobierno, en el Palacio Santos saben que un eventual gobierno de Milei -y en base a las señales que ha dado su eventual canciller, Diana Mondino- sería preferible a estos efectos que una administración de Massa, que este domingo, en su discurso de impronta presidencial, volvió a confirmar en qué Mercosur cree y qué opinión tiene del camino que viene siguiendo Uruguay, que actualmente apuesta fundamen- talmente por un Tratado de Libre Comercio (TLC con China -hoy estancado- y por el ingreso al Acuerdo Transpacífico -meta en la cual Lacalle Pou tiene más esperanzas.

La advertencia

Luego de dar un amplio rodeo, de dejar en claro que la opinión que daría ante la consulta que le hizo ayer El País en la sede del Ministerio de Economía sería a título “personal”, y tras aclarar que no pretendía entrar en una “discusión o debate respecto de algún tratado que pueda estar discutiendo Uruguay”, el presidenciable de Unión por la Patria respondió de esta manera a las aspiraciones de Lacalle Pou dentro del Mercosur: “Nos va mucho mejor cuando negociamos en bloque porque de alguna manera nos permite que los otros bloque nos respeten más”.

El mensaje, que naturalmente no pasó desapercibido en Uruguay, es inquietante para el gobierno pero al mismo tiempo previsible, porque es una continuación conceptual del kirchnerista Alberto Fernández, y porque el eventual canciller de Massa, Gustavo Martínez Pandiani, ya ha venido adelantando este posicionamiento. Este último, de hecho, en una entrevista que concedió a El País días atrás, aseguró que creía que “las decisiones en el Mercosur hay que tomarlas en manera conjunta”, más allá de que en caso de ser gobierno querrían a Uruguay “cerca” de Argentina.

Mondino, en cambio, también en diálogo con El País, dijo hace unas semanas que “un gobierno de Milei sería extremadamente abierto al mundo y, por supuesto, a Uruguay”, al tiempo que se mostró dispuesta a revisar el Mercosur y atender así el largo reclamo uruguayo sobre su rigidez y poca vocación de apertura.

En esencia, y pasando raya, Massa confirmó ayer que, como viene buscando desde enero el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva -de quien ya manifestó la “simpatía mutua”-, Argentina procurará una profundización de los lazos en la región, algo a contrapelo de lo que busca Lacalle Pou si esa aspiración no viene acompañada de una intensificación del intercambio comercial y una mayor inserción internacional para Uruguay -y si solo se queda en el plano de la unión política o incluso ideológica.

“Creo además que Uruguay, Brasil, Argentina y Paraguay -dijo también Massa- tienen una enorme oportunidad si integramos y competimos juntos en el mercado de proteínas, en el marco de un mundo en el que la seguridad alimentaria es fundamental y creo que ahí tenemos que, de alguna manera, trabajar coordinados”.

Por lo demás, Massa afirmó que en la agenda del relacionamiento bilateral está también seguir trabajando con Uruguay para lograr un intercambio usando las “propias monedas” de ambos Estados, algo para lo cual se han encontrado algunas “dificultades” vinculadas a lo “impositivo”, pero que confía en que se superarán.

Además

“Se espera racionalidad y equilibrio” de la Argentina

En diálogo exclusivo con periodistas extranjeros, Sergio Massa comenzó a dar ayer algunas pistas de qué política exterior buscará implementar en caso de ser presidente, y qué reposicionamiento regional pretende darle a Argentina.

“En el fondo lo que el mundo espera de la Argentina es equilibrio, racionalidad, sentido común”, aseguró el candidato de Unión por la Patria, que agregó que su nación tratará de ser previsible frente a la “imprevisibilidad” que tendría este país en un eventual gobierno de su competidor, el libertario Javier Milei. Sin nombrarlo, cuestionó que este economista planteara “la ruptura del Mercosur, la ruptura de acuerdos con China, la ruptura con la Santa Sede siendo el Papa argentino” y un montón de “cosas que nada tienen que ver” con la idiosincrasia argentina y sus “valores”.

Asimismo, adelantó que su política exterior apuntaría a profundizar lazos con China y varios otros países con la meta puesta en ampliar el intercambio comercial. “Argentina tiene mercados complementarios no solamente con el sudeste asiático, (y) no solamente con países de Oriente, sino también con países árabes y con África. De alguna manera ahí también tenemos economías complementarias”, dijo Massa, que no dejó de reconocer el “endeudamiento criminal” que afronta su país y que lo deja en una “situación difícil”.

Patricia Bullrich ganó en Montevideo

El candidato del oficialismo en Argentina, Sergio Massa, resultó primero en los comicios de este domingo con el 37%. El líder de La Libertad Avanza, Javier Milei, salió segundo con el 30%, y Patricia Bullrich, de Juntos por el Cambio, quedó tercera con el 24%. Pero en Montevideo, ciudad en la que están radicados miles de argentinos, los resultados fueron exactamente al revés: la candidata de Juntos por el Cambio sacó el 51% de los votos, el libertario el 22,9% y el peronista el 17,5%. Myriam Bregman sacó un 4,3% y Juan Schiaretti un 2,9%.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad