Publicidad

El día después de la elección: Sergio Massa anuncia nuevo dólar y vuelven inspecciones a las cuevas del blue

En una rueda de prensa con medios extranjeros, entre los que estuvo El País, el ministro de Economía y candidato oficialista adelantó una serie de medidas económicas que buscan tranquilizar a los mercados financieros.

Compartir esta noticia
Sergio Massa: "tenemos que construir un Estado eficiente"
Sergio Massa: "tenemos que construir un Estado eficiente".
Foto: AFP

Enviada a Buenos Aires
El temor generalizado a una hecatombe económica en Argentina tras las elecciones se vio disminuido durante la mañana de ayer, con un dólar blue que cotizó a $880 para la compra y $900 para la venta en las primeras horas de operación. No obstante, con el correr del día, la divisa paralela llegó a $1.050 para la compra y $1.100 para la venta, conformando así un nuevo récord nominal, y los mercados de bonos y acciones se hundieron. En este contexto, Sergio Massa, candidato de Unión por la Patria y ministro de Economía, anticipó medidas vinculadas al dólar y a las exportaciones en una reunión con periodistas de medios extranjeros en la que estuvo presente El País.

“Lo que el mundo espera de la Argentina es equilibrio, racionalidad, sentido común. Lo que espera es templanza. Lo que espera es previsibilidad”, afirmó Massa, con vistas a transmitir seguridad de cara a su eventual Gobierno.

En los días previos a las elecciones generales celebradas el domingo, el ambiente en la city porteña era de cautela. La mayoría de las “cuevas” de la calle Florida no vendían dólares el viernes, o los vendían a más de $1.200, previendo una escalada importante en su precio tras los comicios. El antecedente era la jornada siguiente a las elecciones primarias, el 14 de agosto, cuando el dólar paralelo se disparó $80 hasta llegar a los $685, en una evidente reacción al triunfo del candidato libertario, Javier Milei.

Ahora, en su traje de ministro, Massa busca estar un paso adelante para contener a la divisa extranjera antes del balotaje que disputará con Milei el 19 de noviembre. Ayer, por ejemplo, volvió a enviar inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y de la Aduana a la calle Florida, lo que hizo mermar la cantidad de vendedores.

Hace diez días, estas inspecciones -que comenzaron cuando el blue llegó por primera vez a las cuatro cifras- dieron con la cueva de Ivo Rojnica, “El Croata”, responsable de la suba del dólar blue según el Gobierno.

Nuevas medidas

“Desde mañana, para fortalecer las reservas argentinas, vamos a ampliar el Programa de Fortalecimiento Exportador a todas las actividades, todo el complejo exportador argentino. Bienes intermedios, bienes terminados, productos primarios y servicios van a tener por los próximos 30 días un régimen de liquidación, 70% ingresado por lo que se denomina el Mercado Único Libre de Cambios y 30% ingresado por lo que se denomina sistema de dólares financieros o contado con liquidación”, aseguró ayer el ministro de Economía frente a la prensa extranjera. Esta medida apunta a engrosar las reservas del Banco Central. Ese nuevo dólar, como dijo, estaría compuesto por un 70% de liquidaciones a precio de dólar oficial, que ayer cotizaba a $350; y el 30% restante a contado con liquidación, que cerró a $900.

Ante una pregunta de la agencia Xinhua, Massa aprovechó para agradecer a China. “Gracias por la pregunta y por la oportunidad de poder, a través de la pregunta, agradecerle al Banco Popular de China y al gobierno de China la ampliación del swap de monedas que fortalece las reservas del Banco Central argentino y aumenta la capacidad de intervención”, comenzó. “Pero, por otra parte, garantiza que las obligaciones comerciales y financieras que la Argentina tiene se puedan afrontar de aquí a fin de año sin mayores dificultades”, agregó.

El ministro-candidato aprovechó la rueda de prensa para adelantar nuevas medidas vinculadas a los beneficios tributarios. Primero, dijo que un objetivo es que el Congreso sancione un presupuesto “con un punto de superávit para el año que viene”. “Ustedes saben que, desgraciadamente, el presupuesto argentino tiene un paquete de beneficios tributarios y presupuestarios que están afectados centralmente a beneficios empresarios, a sectores económicamente muy concentrados. Eso representa el 4,8 del PIB”, sostuvo, y anunció: “He planteado la necesidad de que ese presupuesto que mandamos con 0.9 de déficit se sancione con 1% de superávit, y que ese superávit surja del tratamiento de recortes de beneficios presupuestarios y tributarios que venía sancionando año tras año el Congreso”.

Massa ilustró la medida con el siguiente ejemplo. “En la Argentina, el dueño de una casa y de un auto paga en cuenta los bienes personales, pero por legislación tributaria en el presupuesto argentino, el dueño de un campo en el exterior no paga en cuenta los bienes personales. Esas son correcciones que tenemos que hacer”, dijo. “Así como tenemos que construir un Estado presente, tenemos que construir un Estado eficiente, y eficiente es con equilibrio en sus cuentas públicas”, sentenció.

En otra de sus respuestas se refirió a la austeridad, tan reclamada por la oposición. “Vamos a intentar que el Estado de aquí al 10 de diciembre, que es cuando termina esta etapa, y obviamente desde el 10 de diciembre en adelante, tenga mayores signos de austeridad, porque es muy importante”, afirmó.

Por último, el candidato dijo que el año que viene la economía argentina crecerá. Una de sus anclas “es estructural, y es la fuerte sequía que sufrió este año”, señaló “La otra ancla” es el endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI). No dejó pasar la crítica al exministro de Economía Martín Guzmán al referirse al canje de deuda como “pésimo”.

Reacción de los mercados

Caen bonos soberanos y acciones

Los mercados de bonos y acciones de Argentina se hundieron ayer en una adversa reacción a un resultado de los comicios presidenciales, extendiendo la fuerte incertidumbre que domina a los inversores respecto al futuro de su economía.

En los mercados cambiarios, la reacción ha sido dispar, pero la volatilidad que prima en los mercados financieros de Argentina es elocuente. Los bonos soberanos argentinos se hundieron ayer un 7% promedio en sus cotizaciones en dólares y el índice S&P Merval de las acciones líderes de la Bolsa de Buenos Aires se desplomó 12,36%. La principal referencia de los denominados dólares financieros se desplomó, aún a valores un 171% mayores que el valor oficial, porque el resultado del domingo ya no deja tan en claro que Argentina irá a una dolarización de la economía como propone Javier Milei. El “shock” de confianza que Massa busca imprimir es precisamente lo que la agencia de calificación DBRS Morningstar dijo que la próxima Administración de Argentina necesitará para sacar de la crisis a una economía que está “al borde del abismo”. “Si Massa o Milei pueden construir una coalición duradera que rápidamente brinde su apoyo a favor de un plan integral de estabilización, Argentina podría salir de una crisis”, afirmó Michael Heydt, vicepresidente senior de Calificaciones Soberanas Globales de DBRS Morningstar. [EFE]

Primera rueda

Sergio Massa, candidato presidencial de Unión por la Patria y ministro de Economía, recibió ayer en el Palacio de la Hacienda a unos 80 medios extranjeros, entre los que estuvo El País. Fue su primera rueda de prensa tras haber obtenido la mayoría de los votos el domingo. El candidato se enfrentará a Javier Milei en el balotaje el próximo 19 de noviembre.

Fondo Monetario Intern (1699253).jpg
FOTO AFP
Además

“Dejar de ser mendigo crónico de la deuda”

Sergio Massa afirmó ayer que buscará discutir, si es elegido presidente de Argentina el próximo 19 de noviembre, un programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI) “asociado al crecimiento y al desarrollo” de Argentina. En conferencia de prensa con medios extranjeros, dijo que el acuerdo con el FMI sellado en 2022 para refinanciar la deuda de 45.000 millones de dólares contraída en 2018 tiene a Argentina “en una situación difícil”.

“Me llenaría de felicidad no tener las restricciones que tiene”, agregó Massa, quien el domingo fue el candidato más votado en las elecciones presidenciales, en las que obtuvo un 36,68% de apoyos. Esto le permitió acceder a una segunda vuelta en la que se medirá al libertario Javier Milei (29,98 %), para dirimir quién será el presidente argentino desde el 10 de diciembre.

El ajuste fiscal es una de las metas impuestas por el programa del FMI firmado en marzo de 2022 para refinanciar la deuda con el organismo que, con intereses, ya asciende a 46.000 millones de dólares. A este respecto, Massa afirmó que su país “tiene que dejar de ser el mendigo crónico de deuda para convertirse en vendedor de trabajo”, lo que sería una de sus aspiraciones de su política exterior en el caso de convertirse en presidente argentino.

Por otro lado, en relación al FMI, la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, destacó en diálogo con Bloomberg Línea la necesidad de “seguir trabajando para construir una Argentina que tenga perspectiva de crecimiento, que tenga un presidente que pueda darnos la tranquilidad de que vamos a estar seguros y que se le va a plantar el FMI”, y dijo que Massa sería un presidente que podría “construir un nuevo acuerdo que termine con el empobrecimiento del pueblo argentino que el macrismo dejó hace cuatro años”. (Con información de EFE)

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad