POSICIÓN

Cabildo Abierto marca rechazo por soldado procesado 48 años después

El senador de Cabildo Abierto Raúl Lozano aseguró que la decisión judicial responde a una “persecución ideológica de venganza y que nada tiene que ver con Justicia”.

Los tres senadores de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, Raúl Lozano y Guillermo Domenech durante una sesión. Foto: Francisco Flores
Los tres senadores de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, Raúl Lozano y Guillermo Domenech durante una sesión. Foto: Francisco Flores

El procesamiento del soldado retirado Leonardo Vidal por el asesinato de un integrante del MLN-Tupamaros en el año 1972 sigue levantando polvareda.

El senador de Cabildo Abierto Raúl Lozano aseguró que la decisión judicial responde a una “persecución ideológica de venganza y que nada tiene que ver con Justicia”. En tanto, el también senador de Cabildo Abierto Guillermo Domenech se mostró partidario de “una amnistía” para “dar vuelta la hoja.

En la media hora previa al inicio de la sesión del Senado ayer Lozano discrepó con el procesamiento del militar retirado, Leonardo Vidal, acusado de matar en 1972 al militante tupamaro Nelson Berreta Hernández mientras intentaba huir tras ser detenido.

Tras conocerse el procesamiento la semana pasada, el ministro de Defensa, Javier García, manifestó que tanto él como el presidente Luis Lacalle Pou estaban preocupados por el asunto. Dos días después, tras crítica del Frente Amplio, García reafirmó su postura frente al procesamiento.

Vidal, de 72 años, está enfermo y a la espera de una intervención quirúrgica, según comentó el ministro de Defensa.

Lozano, coronel de Artillería, señaló: “Estamos ante un hecho muy grave que atenta nuestro Estado de derecho”.

“El 14 de julio de 1972 un terrorista, guerrillero o luchador social, como quiera llamársele, integrante del aparato militar, se ofrece a colaborar y marcar locales de funcionamiento de la organización subversiva. El detenido es llevado a señalar dos posibles lugares, intentando fugarse. Empieza a correr, recorriendo unos 30 metros. Se le da la voz de alto, el oficial dispara dos tiros de advertencia y luego un joven soldado, cumpliendo la orden del oficial a cargo, dispara una ráfaga alcanzando al detenido y siendo constatada posteriormente su muerte. El juez competente de la época dispuso la clausura de las investigaciones”, relató.

“Pasaron 48 años de esos tristes sucesos. Se reabre el caso y la jueza, a pedido del fiscal (Ricardo) Perciballe, procesa con prisión al otrora joven soldado sin tenerse en cuenta el plazo máximo de prescripción de 20 años previsto para los delitos más graves en el artículo 117 de nuestro Código Penal. El fiscal opina: se trata de un delito de lesa humanidad”, expresó.

“’Esta Justicia tiene hedor a venganza’, dijo el senador (José) Mujica años atrás. En la misma línea fue que la doctora Azucena Berrutti dijo: ‘Se les condena sin tener pruebas’. Si en estos precisos momentos un recluso está fugándose de un establecimiento penitenciario, el soldado cumple con su deber y ¿dentro de 50 años lo irán a mandar preso? ¿El soldado en lugar de cumplir con su misión debe hacerse el distraído, mirar para un costado, dejar escapar al recluso evitando así problemas con la Justicia? Seguramente también será sancionado debido a la rígida disciplina del Ejército, pero no irá a la cárcel. ¿Lo vamos a obligar a que tome esa inmoral, indigna y deshonesta determinación? ¿La tripulación de una aeronave que derribe, previa orden del presidente de la República, a un avión de narcotraficantes en algunos años serán enviados a prisión?”, planteó.

Por otro lado, entrevistado ayer por radio Universal y preguntado por el procesamiento de octogenarios por hechos de hace 50 años, Domenech sostuvo: “Yo pienso que tiene que haber una amnistía que contemple también a los militares y dar vuelta la hoja. En algún momento hay que dar vuelta la hoja sin perjuicio de atender la situación de los desaparecidos y la búsqueda de esos cuerpos, eso es otra cosa”, aseguró.

Investigación periodística es usada por García en el caso

Entrevistado por el programa Desayunos Informales de Canal 12, el ministro de Defensa Javier García fue consultado por sus dichos -que, entre otros, despertaron una dura crítica del Frente Amplio- y dijo que no se trataba de un “caso lineal”. García además le preguntó por el asesinato de Berreta Hernández a Leonardo Haberkorn, uno de los periodistas del programa, de quien dijo había “estudiado” el caso.

“Por un lado, hasta ahora, por lo menos la gente que yo entrevisté, siempre culpaba de la muerte al oficial Velazco, al teniente, ya falleció, el que dio la orden. Eso tanto oficiales como tupamaros presos en ese cuartel. Lo cual no quita que, bueno, son gente que me comentaba a mí lo que sabía en ese momento. Lo otro es que algunos integrantes del MLN también hablan de la situación en la que estaba Berreta porque había sido como degradado dentro del movimiento y no estaba en las mejores circunstancias”, dijo Haberkorn, autor de varios libros entre ellos “Milicos y tupas”.

“Y tú que hiciste esta investigación no estás cometiendo ninguna acción de enfrentamiento ni de desprestigio a la Justicia, es un análisis que hacés fruto de tu investigación y eso marca que todo este episodio no es un episodio lineal”, indicó García para probar sus dichos, a lo que el periodista le respondió: “Sí, pero usted es el ministro de Defensa”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados