GOBIERNO ELECTO

Argimón y Topolansky inician el martes la transición legislativa

Beatriz Argimon fue la primera vicepresidenta mujer electa de Uruguay. Asumirá el 1° de marzo con el desafío de articular las negociaciones entre los diversos partidos políticos en el Parlamento.

Beatriz Argimón es la primera vicepresidenta del país electa por los votos de la ciudadanía. Asumirá el 1° de marzo con el desafío de articular las negociaciones entre los diversos partidos políticos en el Parlamento. El martes iniciará la transición legislativa junto a la actual vicepresidenta Lucía Topolansky.

Señaló que recibió la noticia de la confirmación de la elección de la fórmula nacionalista “de la forma más linda”. Ella se encontraba en una reunión del Directorio del Partido Nacional, mientras que Luis Lacalle Pou “estaba en una reunión de trabajo”, y fueron sus compañeros que “estaban en el recuento de votos” quienes les avisaron.

La vicepresidenta electa anunció que el martes próximo se reunirá con quien ocupa el cargo actualmente, Lucía Topolansky, para comenzar con la transición legislativa.

La vicepresidenta electa, Beatriz Argimón, en las afueras de la sede del Partido Nacional. Foto: Marcelo Bonjour
La vicepresidenta electa, Beatriz Argimón, se mezcló con los militantes en la Plaza Matriz para festejar la victoria blanca. Foto: Marcelo Bonjour

Perfil de la vicepresidenta electa.

Argimón (58 años) o “Bea”, como le dicen los conocidos, antes de ser candidata a la vicepresidencia ejerció como presidenta del Partido Nacional (fue la primera mujer en presidirlo), y diputada, y ahora pretende marcar una impronta de “diálogo” en su rol como vicepresidenta. “Me parece que el rol es en dos niveles de acción: uno que tiene que ver con el Ejecutivo y otro que para mí es muy importante, que no solo es hacer normas sino que esas normas se cumplan y eso tiene que ver con el proceso del trabajo legislativo. El ciclo del trabajo se inicia con la presentación, el intercambio, la negociación y la sanción, pero luego de la promulgación que se pueda seguir lo que el Legislativo produce”, había dicho a El País.

En ese sentido agregó: “ Tiene que ver con cómo la gente percibe el trabajo del Parlamento. Estudiar las normas y ver el impacto que se tiene. Pero incluso es hablar de productividad en el Parlamento, algo que hasta ahora no estamos acostumbrados”. Argimón dijo que le “estimula” la cantidad inédita de partidos que estarán en el Parlamento.

“Aprendí, y desarrollé la articulación y la negociación como parte de la vida política. Y además me gustan los desafíos. He pasado por cultivar este estilo también en momentos de transgresión institucional. Me gusta articular, conversar, soy una apasionada del intercambio”, había dicho Argimón a El País en otra entrevista.

La electa vicepresidenta sostiene que su vida política ha sido “una carrerita”. Empezó siendo edila en Montevideo cuándo Tabaré Vázquez llegó a la Intendencia. Tras ello se candidateó a diputada pero no salió. Posteriormente fue la directora más joven de los 150 cargos públicos de responsabilidad política del -en ese entonces- Iname. En el 2000 fue legisladora y de allí pasó al directorio del partido.

“Fui y soy muy activa en los asuntos de derechos humanos. Desde una mirada de los niños, desde la mirada de las mujeres. Del desarrollo de cada individuo y de las garantías que tiene que dar el Estado para que cada individuo se desarrolle. Es mi historia, no es solo de ahora. Fue siempre. ¿Qué significa tener una agenda de derechos? Tener puntos donde hay que trabajar con determinados colectivos y llevarlo adelante”, dijo en entrevista con El País.

La vicepresidenta electa se considera “feminista de la tercera ola” y está a favor de la cuota de género. Cree que es “una expresión de una revolución silenciosa que ha dado señales de que está avanzando en la sociedad a pasos agigantados”. De hecho, la escena de una película que más le gusta es una de “Manual para divorciadas”. “Es cuando pasan todas distintas situaciones y las mujeres se ayudan y después de pasar muchas cosas terminan todas caminando cantando; la solidaridad de las mujeres grandes, que no es precisamente de las mujeres que vivían esos tiempos”.

Lacalle Pou-Argimón, la fórmula presidencial del Partido Nacional en Artigas. Foto: Pablo S. Fernández
Lacalle Pou-Argimón en Artigas durante la campaña electoral. Foto: Pablo S. Fernández (Archivo)

A lo largo de la campaña electoral fue defensora también de la agenda de derechos.

Casada, con dos hijos, María Belén de 33 y Juan Santiago de 27 y con un nieto, Argimón se ha pronunciado en contra de la legalización de la marihuana y a favor del control de armas.

"Vamos a tener el festejo merecido"

Beatriz Argimón llegó ayer a la sede de Todos en Bulevar Artigas sobre las 16 horas y expresó que tiene la “alegría compartida del trabajo realizado y el entusiasmo por la construcción del proyecto que se viene”.

“Estamos muy contentos”, comenzó diciendo Argimón en rueda de prensa, “conscientes del desafío y por supuesto esperanzados en la construcción de ese Uruguay que soñamos y que lo vamos a compartir con todos los partidos políticos obviamente”. Hoy participará de la reunión de Lacalle Pou con Martínez. Antes, dijo: “Vamos a tener el festejo que nos merecemos”. “Para mí hoy es un día muy especial, yo siempre supe que iba a trabajar para Luis Lacalle Pou presidente, y para mí es un día de mucha emoción”, dijo, y destacó el trabajo de la militancia que ayer, además, “llenó” los alrededores de la sede del Partido Nacional en la Plaza Matriz. Además, sostuvo que vivió estos días desde el domingo hasta ayer “con mucha tranquilidad (...) estamos muy satisfechos por el trabajo que hicimos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)