LA ENTREVISTA DEL DOMINGO

Beatriz Argimón: “Mi agenda de derechos abarca más que el FA”

Beatriz Argimón, candidata a vicepresidenta del Partido Nacional.

Beatríz Argimón. Foto: Fernando Ponzetto
Beatríz Argimón. Foto: Fernando Ponzetto

La “estimula” la cantidad inédita de partidos que puede llegar al próximo Parlamento y dijo que, si le toca ser vicepresidenta desde el próximo año, promoverá el diálogo con todos los sectores. En una entrevista con El País en un alto de su gira, Beatriz Argimón habló de la agenda de derechos y admitió que el Partido Nacional no comunicó “como corresponde” su estrategia en esos temas.

-Si ganan la elección, ¿qué impronta le gustaría tener en el rol de vicepresidenta?

-Primero un trabajo permanente de diálogo con todos los que formamos parte de la representación que nos da el pueblo. Que es el máximo honor, pero también una responsabilidad muy importante. Me parece que el rol es en dos niveles de acción: uno que tiene que ver con el Ejecutivo y otro que para mí es muy importante, que no solo es hacer normas sino que esas normas se cumplan y eso tiene que ver con el proceso del trabajo legislativo. El ciclo del trabajo se inicia con la presentación, el intercambio, la negociación y la sanción, pero luego de la promulgación que se pueda seguir lo que el Legislativo produce.

-Eso de medir, ¿es con el fin de que aquello que no anda, se cambia? ¿O es borrón y cuenta nueva?

-Tiene que ver con el seguimiento del trabajo parlamentario en el si- glo XXI.

-Es un punto que la oposición lo ha planteado, vinculado a la educación.

-Sí, pero a todos los temas. Tiene que ver con cómo la gente percibe el trabajo del Parlamento. Estudiar las normas y ver el impacto que se tiene. Pero incluso es hablar de productividad en el Parlamento, algo que hasta ahora no estamos acostumbrados.

-Se visualiza un Poder Legislativo con una cantidad inédita de partidos. ¿Dificulta el trabajo?

-En lo personal es algo que me estimula. Es aportar a cambios que la gente está demandando y nadie puede negar. Cuanto más aporte, más diálogo y más propuestas de cómo cumplir los objetivos.

-En el Frente dicen que su plan no ofrece gobernabilidad por la cantidad de partidos diferentes y las chances de ponerse de acuerdo.

-Ese es nuestro gran desafío. Por eso Luis, cuando presenta el programa de “Lo que nos une”, presenta un programa aterrizado. Arrancamos la campaña y ya estamos destacando las coincidencias, en un hecho totalmente insólito. No recuerdo nadie que el día en que se presenta su programa sale a buscar las coincidencias. Ahí estamos hablando de la viabilidad de nuestra idea.

-¿Cómo se imagina comandando una bancada parlamentaria con Juan Sartori, que hasta ahora era desconocido para los blancos?

-La mía fue una especie de preparación previa. No imaginaba que íbamos a desembocar en ese proceso. Respeto las distintas formas de hacer política. Ese es el abecé, porque provengo de una generación donde había que empujar todos juntos y había que respetar las lógicas de los partidos, los tiempos de los dirigentes y asumir que hay distintas modalidades y proyectos

-El asunto es que su modalidad fue inédita y varios dirigentes dijeron que afectó al Partido Nacional...

-En realidad pasaron dos cosas. Como pasa en todo grupo, cuando viene alguien de afuera quienes lo reciben, se detienen a mirarlo y el que ingresa no conoce mucho de las lógicas que se vienen desarrollando.

-¿Es como el novio nuevo en la familia?

-No sé... Bueno sí, ahí tenés. Pero se dio ese proceso de conocer a alguien nuevo en tiempos muy cercanos a una elección interna. Entonces ahí vino todo lo que ustedes saben y yo tuve diálogo permanente. Y eran diálogos…

-¿Duros?

-Yo diría realistas, más que duros. La verdad, creo que fue bueno porque me acercó a conocer cómo veía él al partido, y yo decirle los aspectos que entendía que tenía que darse cuenta. Que él llegaba a una estructura que tenía códigos… Códigos de relacionamiento y de trabajo muy firmes. El asunto desemboca en una competencia donde el Directorio tuvo un rol muy importante y dejó que cada sector llevara adelante sus propuestas. Cuando se complicó y se quiso involucrar, con cosas que no van con nuestra histórica lógica de comportamiento, terminamos haciendo una denuncia ante el Fiscal de Corte.

Beatriz Argimón. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

-El tema es que eso quedó medio en la nada.

-Nosotros creemos en la Justicia. No son aspectos fáciles (a investigar).

-¿Él en algún momento reconoció aquella “campaña sucia”?

-No. Sí reconoció que había contratado a (J. J.) Rendón.

-¿Para el Partido Nacional este es un caso cerrado?

-No, no. El Partido Nacional lo que hizo fue: cuando vimos material probatorio como para llevar a la Justicia, actuamos. Por ahora no tenemos nada nuevo, ni nada que haga que tengamos que cambiar nuestro accionar.

-Habló de la llamada “agenda de derechos” promovida por el gobierno. ¿Siente que el Frente Amplio le ha ganado a los blancos ese lugar?

-A veces tiene que ver con procesos políticos y estrategias. Forma parte de su estrategia y respeto que haya podido desarrollarla. He acompañado la agenda de derechos con una mirada que abarca más que lo que ha hecho el Frente.

-El oficialismo plantea que son ellos quienes defienden esa agenda y los que están del otro lado no lo hacen.

-Te lo voy a decir: a mí no me etiqueta nada más que ser nacionalista. Y lo digo desde el lugar donde siempre trabajé: fui y soy muy activa en los asuntos de derechos humanos. Desde una mirada de los niños, desde la mirada de las mujeres. Del desarrollo de cada individuo y de las garantías que tiene que dar el Estado para que cada individuo se desarrolle. Es mi historia, no es solo de ahora, que soy candidata a vice. Fue siempre. ¿Qué significa tener una agenda de derechos? Tener puntos donde hay que trabajar con determinados colectivos y llevarlo adelante.

-Claro, lo que sostiene el Frente es que si ustedes llegan al gobierno no van a defender esa agenda de temas.

-Es su forma de plantarse. Uno de los temas donde el partido tiene que hacer énfasis es de dónde históricamente venimos. El partido que abolió la esclavitud, del sufragio secreto, de la descentralización auténtica. Lo que de pronto no hicimos fue comunicar como corresponde lo que ha formado parte de nuestra estrategia.

-El próximo gobierno tendrá poca plata. ¿Dónde tiene que poner el dinero?

-Le tengo una fe en términos de sensibilidad muy fuerte a Azucena Arbeleche. En toda su mirada como profesional y su trabajo coordinado con Pablo Da Silveira. El énfasis en la educación es central; así como reforzar lo máximo para que se puedan desarrollar políticas.

-¿Es clave tender a un 6% de PIB para la educación?

-Es clave tender a una mejor ejecución de los recursos. No solo en educación, en todas las políticas sociales.

-¿Para usted Graciela Villar representa al pueblo?

-Yo no conozco a Graciela Villar personalmente, a diferencia de lo que me pasa con otras militantes. Sé que es una mujer que trabaja en el territorio, con poblaciones vulnerables y eso es un componente muy importante. Me parece que los actores políticos representamos los intereses de toda una población. El que representa a un sector, o se autodefine como que representa a un sector, habla de divisiones, y es lo que menos precisamos en estos tiempos.

-Fue discutida su frase de que el Frente es el pueblo y ustedes la oligarquía…

-Yo no me siento identificada en nada con eso.

-¿Y cómo interpreta esa salida de la candidata a vice del Frente?

-De pronto porque ella siente eso desde su lugar. La respeto, pero no lo comparto.

-¿Se debe modificar la implementación de la ley de regulación de la marihuana, aprobada en el gobierno de José Mujica?

-Hay que hacer un balance de cómo se han dado las cosas: si se cumple la norma, si hay problemas operativos, el famoso registro. No vimos las campañas de concientización y eso estaba en la ley, era una pata del proyecto. No solo en esta ley, tiene que ser una práctica el monitoreo de la política.

-Fue su cumpleaños durante la gira que se inició esta semana con Luis Lacalle Pou. ¿Qué deseo pidió?

-Salud primero. Eso siempre. Y después un gobierno del Partido Nacional. Lo estoy esperando con mucho entusiasmo.

El Gucci y la violencia hacia las mujeres
Luis Lacalle Pou y Beatriz Argimón en la  Convención blanca. Foto: Fernando Ponzetto

La candidata a vicepresidenta del Partido Nacional, Beatriz Argimón, habló de la polémica con el caso de El Gucci en el Frente Amplio y la reacción de los movimientos feministas.

-¿Cómo observó el caso de El Gucci?

-Todos los referentes culturales y sociales si hay algo que tenemos que tener claro es que cumplimos un rol en temas permanentemente presentes en la sociedad. El tema de la violencia no es menor. La violencia hacia las mujeres, en el noviazgo, son puntos muy fuertes. Que los referentes no estén en sintonía con la población es complicado. ¡Muy complicado! Se dio una reacción de las mueres que es muy importante. Una reacción que trasladó el sentir, y eso es muy importante. Porque hace unos años, si las mujeres no hubiésemos trabajado para poner estos temas en el tapete, esto no hubiese tenido la trascendencia pública que tuvo. Son episodios donde hay que aprender. ¡Los tiempos cambian!

“Nos van a querer etiquetar; hace daño”

Su origen social y las estigmatizaciones fueron otros temas de la charla.

-Dirigentes oficialistas han expresado que el FA conecta más con las clases sociales más bajas y los blancos con estratos más altos. ¿Cómo lo ve?

-Yo eso no lo escuché pero forma parte de las estigmatizaciones que no tienen nada que ver con la vida de mi partido. Yo no provengo de ninguna familia adinerada, soy hija de un destituido en la dictadura, herrerista, y fui a escuela pública. Luego, como habían empezado disturbios, pasé a la educación privada. Soy de la generación que tuvo que dar examen de ingreso para entrar a facultad. Me recibí en la pública como escribana. Yo soy fruto de la movilidad social

-¿No escuchó que los blancos armaron una formula de “pan con pan”?

-¡Sí, sí! Pero es pura estrategia. Mi vida no tiene nada que ver con esa etiqueta. Nos van a querer etiquetar. Sí creo que hace daño. Etiquetar hace daño.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)