Publicidad

Las ocho claves del caso Cor: repercusión a nivel político, cambios en la sentencia y discordancias en la SCJ

La investigación se cerró en los últimos días con la absolución de uno de los policías que participaron de la persecución que terminó con la muerte del joven.

Compartir esta noticia
Protesta por la muerte de Santiago Cor. Foto: El Acontecer.
Protesta por la muerte de Santiago Cor. Foto: El Acontecer.

Transcurridos cuatro años de la muerte de Santiago Cor, joven de 20 años que falleció en 2020 tras chocar su moto durante una persecución policial, el caso finalmente se cerró. Uno de los policías, que en una segunda instancia judicial había sido condenado, fue absuelto.

El caso pasó por varias instancias, teniendo repercusión política, cambios en su sentencia e incluso desacuerdos entre los ministros de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) al momento de emitir una resolución definitiva.

Aquí repasamos las ocho claves de un caso que, desde el primer momento, tuvo su lugar en la discusión pública.

El accidente

En agosto de 2020, Santiago Cor se encontraba transitando en su moto en el departamento de Durazno, cuando dos funcionarios policiales "debidamente identificados con uniforme y chaleco refractario" le dieron la voz de alto por tener un caño tronador, según la sentencia de la SCJ. Esto no fue acatado por el ahora fallecido, por lo que comenzó una persecución.

Mientras Cor escapaba —en una moto que luego se sabría que era nueva, que pertenecía a un amigo suyo y que por esto no quería que se la sacaran—, uno de los funcionarios intentó darle "manotazos" y "empujones" para que aminore la marcha, elemento que destacó la defensa de la familia para pedir la condena del policía. Solo se comprobó luego un manotazo o empujón.

Al llegar a una curva, el joven perdió el control del vehículo, impactando contra un árbol, lo que generó su muerte.

Repercusión inmediata

Pocos días después de lo sucedido, las calles de Durazno eran testigo de marchas realizadas por familiares, amigos, vecinos y allegados de Cor que pedían justicia por lo que entendían había sido un mal accionar policial que había terminado con un fallecimiento.

"Sin verdad no hay justicia", "Todos somos Santi" y "Si viste, hábla!!! Empatía", fueron algunos de los carteles mostrados junto con fotos del fallecido durante una de las múltiples manifestaciones que tuvo a este caso como protagonista.

"Va a ser un proceso muy difícil, les pedimos que continúen apoyando porque necesito de ustedes y son mi fortaleza en este momento", dijo la madre de Cor a quienes estaban presentes, a la vez que pedía "empatía".

Además, agregó que su hijo "no era un delincuente ni iba con drogas, tampoco iba disparando; no tenía una moto robada"

Acusación y primera sentencia

El caso tuvo tres sentencias. La primera, emitida en abril de 2022, absolvió a los dos policías que participaron del operativo, que habían sido imputados por abuso innominado de funciones en reiteración real con un delito de homicidio simple a título de dolo eventual.

El pedido de la fiscal Bárbara Zapater había sido que se los condene a cinco años y siete meses de prisión, aunque no fue acompañado por la jueza Patricia Hornes.

La segunda sentencia

Pocos meses después, el 1° de noviembre de ese mismo año, un Tribunal de Apelaciones confirmó la absolución a uno de los policías, aunque condenó al otro a 18 meses de prisión que deberían cumplirse en la modalidad de libertad a prueba.

Si bien la condena no llevaba al funcionario a prisión, el abogado de los policías y actual precandidato por el Partido Colorado, Andrés Ojeda, dijo al presentar la apelación ante la SCJ que no se podía permitir "un precedente de esta característica”.

Reacción política

El caso no tardó en tomar notoriedad pública. El entonces ministro del Interior, Luis Alberto Heber, viajó a Durazno con el objetivo de respaldar a los policías involucrados y declaró que aceptaba la resolución del Tribunal, pero no la compartirla. Además, dijo que "la Policía actuó muy bien" y que la formalización era "un mal mensaje".

Desde la Asociación de Magisteres de Uruguay (AMU) divulgaron una carta en la que expresaron preocupación sobre la la presencia del jerarca en el lugar, así como por "sus declaraciones públicas, respecto a que se trata de una formalización que no entiende o que el  juicio que se inicia es un mal mensaje a la Policía".

En tanto, el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, alertó sobre presiones a la Justicia. “No es el ministro de la Policía, es el ministro de todos los uruguayos y uruguayos. Y allí tuvo una fuerte injerencia sobre un poder independiente del Estado, lo es el Poder Judicial. Este tipo de acciones dificultan el accionar lógico de la Justicia”, declaró.

Ante estas críticas, el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, respaldó a Heber. “Que el ministro del Interior respalde al policía al cual considera, en el hecho específico, que amerita su respaldo, me parece un buen gesto", dijo en ese momento y confirmó su "visto bueno" a Heber por esta acción.

Luis Lacalle Pou.
Luis Lacalle Pou.
Estefania Leal/Archivo El Pais

Último fallo de la SCJ

Luego de cuatro años en los que el caso pasó por varios estados, finalmente la Justicia le puso un cierre. Este fin de semana El País dio a conocer la última sentencia, en la que la Corte absolvió al policía que había sido condenado de cualquier responsabilidad en la muerte de Cor.

Tras repasar todos los elementos que se encontraban como prueba y escuchar a las partes, el Tribunal integrado por Elena Martínez —su presidenta—, Bernadette Minville, John Pérez y Doris Morales tomó parte a favor de la defensa de los funcionarios policiales.

"La detención al birrodado por parte de los funcionarios policiales coimputados fue legítima, no existió abuso del cargo ni arbitrariedad", señalaron.

“El policía debe decidir en cuestión de segundos qué hacer. Quien se da a la fuga ante la policía, sin mayor motivo aparente, bien podría estar requerido, acabar de cometer un ilícito, encontrarse portando armas sin autorización, estar transportando drogas, o cualquier otra situación de gravedad o flagrancia que le lleve a asumir el riesgo de verse inmerso en una persecución policial”, continúa el fallo, que citó artículos de la Ley que respaldan a la Policía en este tipo de casos.

Discordancias en la Corte

Si bien el caso finalizó con resultado favorable a los dos policías que participaron en la persecución que terminó con la muerte de Cor, la decisión por parte de la SCJ no fue unánime.

El ministro Sosa se mostró discorde al fallo, y aseguró que no es posible afirmar que el policía no haya tenido responsabilidad en los hechos, debido a que efectuó al menos un manotazo o empujón durante la persecución.

Por su parte, Morales discrepó a nivel parcial, ya que consideró que no puede "tildarse de absurda ni arbitraria" la conclusión de que la actitud del policía pudo contribuir al resultado fatal.

Nuevas reacciones

"Se hizo justicia", dijo a El País el exministro del Interior y actual senador por el Partido Nacional, Heber. "La Policía durante este gobierno se siente respaldada política y jurídicamente, antes no lo estaba", agregó.

También hizo referencia a las críticas que recibió por parte de jueces y algunos integrantes de la oposición sobre "querer interferir" en el caso. "Di la cara", dijo.

Senador del Partido Nacional, Luis Alberto Heber.
Senador del Partido Nacional, Luis Alberto Heber.
Foto: Estefanía Leal

Por su parte, el abogado de los policías, Ojeda, habló con El País tras la "victoria". “Logramos evitar una sentencia que condicionaría el trabajo de la policía en cada rincón del país", dijo y agregó que "es clave defender al buen policía siempre". "En esa tarea estuvimos y estaremos siempre”, concluyó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad