INSEGURIDAD: LA FISCALÍA GENERAL EN LA MIRA

Fiscal Díaz entre dos fuegos: críticas internas y de policías"

Gremio de fiscales dice que sistema informático tiene fallas y falta personal.

El fiscal de Corte, Jorge Díaz, expresó que los cambios que se harán al CPP disminuirán los casos a estudio de los fiscales. Foto: Francisco Flores.
Díaz expresó que los cambios que se harán al CPP disminuirán los casos a estudio de los fiscales. Foto: Francisco Flores.

El fiscal de Corte, Jorge Díaz, enfrenta un panorama adverso. En la interna, recibe críticas de los fiscales penales por la falta de recursos humanos, excesiva carga de trabajo y el diseño de fiscalías ubicadas en el interior del país. Y por otro, enfrenta cuestionamientos desde la Policía, donde se sostiene que solo se pueden investigar delitos flagrantes por problemas en la Fiscalía.

En este momento, la presidenta de la Asociación de Fiscales del Uruguay y fiscal penal de Flagrancia, Brenda Puppo tiene 830 casos para investigar.

"La estructura que se hizo del nuevo sistema procesal penal es muy compleja. Hay mucha cosa para cambiar", dijo Puppo a El País.

En una entrevista con El Observador, el director nacional de Policía, Mario Layera, señaló que la fuerza solo trabaja con los delincuentes que son detenidos en el momento en que cometen el delito (flagrancia) y que "es difícil" llevar una investigación a largo plazo "porque hay un lío en la Fiscalía que no te lo permite".

El fiscal de Corte replicó señalando que Layera debía hacer una autocrítica y advirtió que los procedimientos por drogas son casi nulos. El ministro interino del Interior, Jorge Vázquez, se reunió con Díaz en un intento de limar asperezas y definir un proyecto de ley para mejorar el nuevo Código del Proceso Penal (CPP).

La situación no es mejor en la Fiscalías Especializadas. Allí se priorizan los casos y se atienden los vencimientos de los plazos porque solo cuentan con dos fiscales adjuntos, al igual que Puppo.

En los primeros días de implementación del nuevo Código del Proceso Penal, que enteró en vigencia a partir del 1° de noviembre de 2017, el sistema informático generó caos, según la gremial de fiscales. En este momento, los fiscales se quejan de que el sistema informático "se cae" muy a menudo.

Las caídas del sistema generan deficiencias operativas a los fiscales a la hora de tramitar órdenes de allanamientos, detenciones e inicios de formalizaciones, entre otros procedimientos, según aseguró Puppo. La Fiscalía de Corte dispuso un procedimiento alternativo si falla el sistema informático.

El fiscal Díaz no pudo ser ubicado para esta nota.

Temores.

El ex fiscal penal, Gustavo Zubía, dijo a El País que, con el nuevo Código del Proceso Penal, los fiscales acuerdan con la defensa de los acusados por miedo a no poder probar el delito en un juicio.

Para Zubía, los fiscales temen al proceso oral y público porque hay "enormes" problemas para poder tipificar los ilícitos a los acusados.

Los representantes del Ministerio Público se quejan de que carecen de suficiente estructura para afrontar un proceso largo, costoso y difícil con testigos que, generalmente, son intimidados por familiares o cómplices de los indagados.

"El fiscal hoy prefiere la cortita antes que la justa. Y la cortita es el proceso abreviado; la larga es el proceso oral", insistió Zubía.

El gran peligro que tiene el proceso abreviado en comparación con el juicio oral y público es que la defensa pida la libertad del acusado al otro día de su remisión a la cárcel. Esa posibilidad podría ser eliminada en el Parlamento cuando se debata el proyecto de ley que hará modificaciones al nuevo Código de Proceso Penal. "Se va a hacer lo que vengo pregonando desde hace meses", dijo Zubía.

La caída de los procesamientos con prisión que se viene verificando se debe a varios factores: con el nuevo código los fiscales deben solicitar más pruebas y la autorización del juez para que la Policía detenga a una persona sospechosa de ser autor de un delito. Antes la Policía los detenía sin miramientos e informaba por teléfono al juez. Con el nuevo CPP, los procesamientos disminuyeron con la aplicación de figuras como la mediación o la suspensión del proceso a prueba, entre otras. Es decir, hay más garantías para los acusados.

Menos presos.

En noviembre de 2017, con la aplicación del nuevo CPP, cayó el número de encarcelamientos. El promedio histórico de ingresos al Comcar era de 60 personas por semana y en noviembre pasado se produjeron 30 entradas.

Zubía expresó que las estadísticas indicaron, en los primeros meses, un descenso de un 50% de personas que ingresaron a la cárcel. Posteriormente, agregó, esos guarismos subieron algo. "Sin embargo, los números están muy por debajo de los que teníamos en el 2017".

El exfiscal sospecha que la intención de las nuevas figuras procesales, que estudiará el Parlamento en breve, "es tener poca gente en prisión. Lo que hay que hacer es tener más prisiones para que la gente que lo merece esté adentro".

Un juez, que prefirió el anonimato, señaló que otro problema del nuevo sistema es que los fiscales carecen de la experiencia de los magistrados a la hora de investigar delitos.

En la judicatura, se explicó, se comienza desde muy abajo: primero juez de paz en una localidad pequeña, luego letrado en distintas ciudades cada vez más cerca de Montevideo y finalmente ocupaba un cargo en la capital.

B. PUPPO - FISCAL DE FLAGRANCIA.

"Tengo 860 casos para investigar"

—¿Ha cambiado algo la situación de desborde que denunciaban los fiscales cuando se implementó el nuevo Código del Proceso Penal?

—Más o menos la situación se mantiene. La cantidad de trabajo sigue siendo la misma. Eso no ha variado.

—¿Cuántos casos tiene en su bandeja de entrada para investigar?

—En mi bandeja tengo ahora 860.

—¿Cuántos técnicos integran su equipo?

—Dos personas.

—¿Tres personas pueden atender todos esos casos?

—Es imposible abarcar todos los trámites. Ya lo he dicho yo. Es imposible abar-car todo eso en un tiempo razonable. Se hace lo que se puede.

—¿Usted pidió más personal al fiscal de Corte?

—El gremio (de fiscales) ha solicitado siempre más recursos humanos. Lo que pasa es que ahora depen- demos de la Rendición de Cuentas y ver qué posibilidades tenemos para pedir muchos más técnicos para todo el país de lo que hay.

—¿Se arregló el sistema informático de la Fiscalía?

—El sistema informático está un poco mejor. Pero tiene sus problemas. Siempre le pasa algo; siempre tiene alguna dificultad.

—¿Se cae todos los días como los primeros días de implementación del nuevo Código?

—No todos los días. De vez en cuando. A veces ocurren errores cuando uno lo está usando.

¿Cómo calificaría la relación del gremio con la Fiscalía de Corte? 

—Es una relación cordial. Hemos vuelto a intervenir en las comisiones de negociación. Pero seguimos criticando la implementación del Código de Proceso Penal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º