Publicidad

Robert Silva ratifica la reforma de bachillerato y evalúa que las optativas sean semestrales

El presidente de la ANEP defendió la reforma previo a concurrir al Parlamento para pedir fondos. Asimismo se analizan cambios al documento preliminar tras reclamos de colectivos de docentes.

Compartir esta noticia
Conferencia del presidente de la ANEP, Robert Silva, sobre la reforma educativa
Conferencia del presidente de la ANEP, Robert Silva, sobre la reforma educativa.
Foto: Juan Manuel Ramos

Los cambios que se pretenden introducir a nivel de bachillerato generaron el rechazo de diversos colectivos de docentes. Sin embargo, en diálogo con El País, el presidente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Robert Silva, ratificó que habrá modificaciones y que no se descarta que las optativas se dicten en régimen semestral.

Al mismo tiempo, dijo que serán “considerados” varios de los puntos planteados hace casi una semana por las asociaciones docentes de Geografía, Astronomía, Filosofía y Economía.

El documento preliminar señala que el bloque de materias de Educación Media Superior se dividirán entre “comunes”, “equivalentes” y “específicas”, en función de la navegabilidad entre Secundaria y UTU.

En el grupo de “específicas” se incluyen las diferentes optativas, según el año y subsistema de bachillerato que se curse. El texto con las bases del nuevo plan no fija en qué frecuencia se van a cursar estas.

Consultado sobre si las asignaturas optativas serán anuales, Silva señaló que “no está definido” aún, pero nombró una propuesta, de cursar materias de forma “rotativa”.

Es decir, si se establece que sean dos asignaturas (Astronomía y Salud y Recreación, por ejemplo) por grupo, la mitad del año la cursarían unos, y la otra mitad otros de manera que “roten”, explicó. Se trata del mecanismo que funciona actualmente en noveno grado.

La carga horaria de las asignaturas, así como si se mantendrán todas las optativas o alguna pasará a ser común para todos, también podrían tener cambios tras el análisis de las autoridades y de la Asambleas Técnico Docentes (ATD) de Secundaria y UTU, acotó.

Lo que si es seguro, subrayó Silva, es que habrá otros programas en las asignaturas de bachillerato. Esto en función de que “cambió el paradigma educativo curricular”, dijo, que pasó a ser un modelo por competencias, fijadas en el Marco Curricular Nacional (MCN).

“No quiere decir que no puedan mantener contenidos o ejes programáticos”, pero los programas no van a estar igual porque “es un paradigma que el país ha abandonado”, afirmó.

Respecto a los cambios, prefirió no adelantar su postura. “No puedo decir”, señaló, porque el texto está siendo analizado por grupos técnicos y la ATD, “que capaz dice lo opuesto a lo que dijeron las asociaciones de profesores”.

En ese sentido, Silva pidió que la ATD incluya propuestas “efectivas” y “concretas”, tras considerar que las diferencias “muchas veces sucede que vienen panfletariamente dichas”.

Si bien dijo que la mayoría de los planteos de los docentes el jueves no fueron en esa línea, apuntó a las críticas por la reducción de una hora en la carga semanal en Filosofía en cuarto año de Secundaria.

Insistió que entre la carga horaria fija y opcional, los alumnos van a llegar a cinco horas semanales de Filosofía, frente a las cuatro de hoy.

Sobre si se van a cambiar las horas de Filosofía, dijo: “No sé, puede pasar que se pueda volver (a cuatro horas semanales)”. De todos modos, cuestionó las críticas que ha recibido el nuevo plan: “¿El interés del estudiante dónde queda?”. Y remarcó que lo que “los estudiantes están hablando” es “que quieren tener una educación que los motive más”.

El presidente de la ANEP tampoco descartó que Astronomía no integre las asignaturas optativas, aunque dijo que se debe revisar las respectivas cargas horarias. Además se mostró a favor de incluir, como fue pedido, la materia en talleres de séptimo y octavo grado.

Con respecto a Geografía, los profesores plantearon diferencias con el nombre que se dio (Territorio Ambiente y Sociedad), así como pidieron que sea una materia permanente en quinto La respuesta de Silva fue: “Veremos”.

El jerarca reiteró que el plan puede cambiar, así como el nombre de algunas materias. Y destacó que “es la primera vez en la historia del establecimiento de una política curricular en Uruguay que se hace un programa preliminar y se lo pone a consideración del mundo”.

Y retrucó que, en su opinión, no faltó una mayor discusión “porque el país hace muchos años que está debatiendo y no cambian los bachilleratos y no cambia la educación”. También ve “muy bien” que la ATD deba entregar su evaluación del plan antes del 29 de setiembre.

Por último, dijo que no está previsto que haya diferencias en la oferta de optativas en el sistema público y privado. “Lo que elija la mayoría, es lo que se aplica”, concluyó.

además

Docentes de Filosofía y Geografía reclaman

Luego de la reunión del jueves pasado con autoridades del Codicen, se expresaron las asociaciones de docentes de Filosofía y Geografía. En el primer caso, la Coordinadora en Defensa de la Filosofía y su Enseñanza, marcó su “rechazo a la propuesta de un ‘Bachillerato General’ como una de las opciones de egreso de la Educación Secundaria”.

Por otro lado, los docentes de Geografía insistieron, también en un comunicado, en “la importancia de incluir un curso regular y anual de Geografía de Uruguay en el plan educativo”. Además, que se podría sumar “algún curso de Geografía”, no opcional, en quinto y sexto.

“No perdí las esperanzas de que tengamos algunos millones más”

El titular de ANEP, Robert Silva, concurrirá hoy a las 15.00 horas a la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda del Senado, donde se debate el proyecto de ley de Rendición de Cuentas.

Hasta el momento, ANEP no obtuvo dinero extra ante su pedido de US$ 63 millones, con el que buscaba destinar gran parte a la reforma educativa. Solo le reasignaron US$ 12 millones en dos años, que eran para infraestructura, de un fideicomiso de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND).

“No perdí las esperanzas de que tengamos algunos millones adicionales”, dijo Silva. “Si hubiésemos tenido la asignación de recursos que solicitamos -no pierdo esperanza de tenerlo- podríamos tener más optativas”, agregó el jerarca.

Consultado sobre si la reforma anunciada no está en riesgo por la falta de fondos, Silva lo negó tras indicar que está previsto que haya mentores y cursos mientras se da la puesta en marcha.

“La implementación podría ser mucho mejor si hubiésemos tenido plata”, confesó Silva. De todos modos, afirmó que el gobierno dejará “toda la transformación educativa funcionando”. En marzo de 2024 comenzará cuarto año, y un año después, ya con otro gobierno, inicia el nuevo quinto y sexto.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

BachilleratoRobert SilvaANEP

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad