CAMPAÑA

Uruguay Teje: convocatoria para potenciar y hacer visible a creadores uruguayos

La diseñadora textil Claudia Rosillo convoca a artesanos, artistas o diseñadores a elaborar un textil para el hogar. Elegirá 30 para promocionar su trabajo en las plataformas de su empresa Texturable.

Texturable
La diseñadora quiere que su experiencia sirva para ayudar a quienes más lo necesitan hoy.

En 2009 Claudia Rosillo obtuvo su título de diseñadora textil gracias a una colección final de prendas de lana, mucho fieltro y productos reciclados a la que bautizó Texturable. Ese terminó siendo el nombre de su empresa, con la que fue adquiriendo una experiencia que hoy quiere devolver a una sociedad sacudida por la situación sanitaria.

“Cuando arrancó la pandemia, en un momento fui a comprar lana y me di cuenta de que las grandes barracas laneras, por su poco personal y la situación que se estaba viviendo, estaban vendiendo lanas de 100 kilos o más. Eso incidía directamente en los artesanos que compran solo de a 10 kilos”, contó.

Texturable

Se le ocurrió entonces realizar una red colaborativa para poner a disposición lo que ella aprendió y así lograr potenciar de alguna manera los productos de esos pequeños productores.

“Quería poder brindarles la posibilidad de que entendieran de que su producto se podía vender perfectamente en el exterior. La idea era identificar en qué área están necesitando más ayuda y hacer algo que no les demande un involucramiento económico”, explicó.

La forma que encontró fue organizar Uruguay Teje, una acción solidaria y colaborativa de la que se verán beneficiados 30 artistas, artesanos, diseñadores o creadores gracias a la ventana al mundo que les abrirá Texturable. La ayuda Federica Mascolo, encargada de las redes con la que dio luz al proyecto.

Texturable

Pasos a seguir.

Los interesados deberán inscribirse en el sitio web texturable.com con cinco fotos de los productos que estén desarrollando, los que no tienen por qué ser en lana.

Texturable

"Pueden ser en materiales no tan nobles o puros que quizás cambiando a otro material lo transformen en un producto exportable o que puede entrar a determinados mercados”, indicó Claudia a El País.

La diseñadora, con la ayuda de su colega Stefanía Reta, evaluará la creatividad y las técnicas de los postulantes, poniendo especial atención en la calidad, confección y detalles en terminaciones, entre otros requisitos. También se valorará la viabilidad del producto para su producción y comercialización para el mercado local e internacional.

Texturable

La inscripción estará abierta hasta el 1° de junio y el 8 se darán a conocer los 30 seleccionados, los que recibirán el material con el que deberán confeccionar un producto para el hogar: lana merino cruda que será donada por Lanas Trinidad.

Le pueden agregar otros materiales y, en caso de teñir la lana, intervenirla o ponerle avíos (agregados), todo deberá ser sustentable y orgánico.
“La condición es que todo el producto pueda ser biodegradable”, aclaró Claudia.

Texturable estará monitoreando todo el proceso de elaboración y asistiendo a los participantes en todo lo que sea necesario, con el apoyo de Leo Hilados para todo el proceso de hilatura y de La Nave Multimodal en lo que a logística refiere.

El producto deberá ser entregado entre el 28 y el 30 de junio para su evaluación, en la que se le podrá pedir a su autor alguna modificación o mejora.

Ya con el resultado final, el 7 de julio se procederá a realizar una sesión fotográfica profesional a cargo de Karin Topolanski.

Ese material fotográfico va a ser entregado directamente a los participantes y Texturable va a publicar en sus redes la historia de cada producto.

“Nosotros solo ponemos al servicio las plataformas que tenemos y les mostramos a los participantes cómo a veces una buena fotografía o hacer algo que dignifique al producto sirve sobre todo para la venta internacional”, apuntó la diseñadora.

Todo lo que resulte de la venta de los productos será para su autor, solo se le descontarán gastos vinculados a envíos al exterior, impuestos, comisiones y tareas del sitio web.

A esto hay que sumar una instancia gratuita de capacitación con Claudia que apuntará a lo que esté necesitando el artista o artesano, sea asesoramiento para vender en el exterior, para el manejo de redes sociales o herramientas digitales, para el uso de la fotografía o para la presentación del producto.

De esta manera, Claudia irá volcando lo que fue aprendiendo desde que creó Texturable, un proceso en el que su ventana al mundo fue su ingreso a la plataforma de venta al exterior Etsy.

Texturable

Estar en esa vidriera le trajo muchos clientes, sobre todo del exterior, y le permitió lanzar nuevos productos. Fue un camino en el que el trabajo con otros fue clave y eso es lo que quiere transmitir hoy en día.

“En estos tiempos que se viven, que todo está deprimido y bajo, mi visión es un poco más optimista. Creo que la parte colaborativa es posible, trae frutos para todos cuando en vez de querer enriquecerse uno también hay una mejor distribución de la cadena. Por ahí viene el proyecto, así nació Uruguay Teje”, concluyó.

Marca que defiende el trabajo a mano

Texturable es una marca que nace desde el amor absoluto a la naturaleza. Surge a partir de mi deseo de mantener latente el contacto con el campo que me vio crecer y poder compartir el respeto y cuidado que siento por la naturaleza con los demás”. Así presenta Claudia Rosillo a su empresa en el sitio web, empresa que nació a partir de la colección de prendas de lana y productos reciclados que le dio el título de diseñadora textil en 2009. Decidió seguir por ese camino y su ingreso a la plataforma Etsy le trajo muchos clientes del exterior.

Así fue creciendo y sumando productos. Entonces aparecieron las mantas, las fundas de almohadones y las alfombras, que terminaron por desplazar y hacer desaparecer a las prendas de vestir. “También generamos tapices muy específicos para clientes que nos piden”, contó a El País.

Su fuerte es el tejido plano, el hilado a mano, si bien también hacen algunas mantas en tejido de punto o forros de almohadones en crochet. Tienen desde tejidos rústicos, en cuyo proceso no interviene nada eléctrico, hasta tejidos a mano con hilador eléctrico o algunos hilados industriales. “Toda la tejeduría y el teñido que trabajamos son a mano, con tintes naturales, con plantas recolectadas en Uruguay y anilinas certificadas, ecológicas”, aclaró.

Añadió que tratan de hacer productos que respeten toda la cadena productiva, “desde la ética laboral hasta la ética ambiental y social”. Eso significa estar atenta a todo lo que pasa con quienes trabajan con Texturable, desde las mujeres rurales que intervienen en todo el proceso de producción y armado del producto, hasta quienes en Montevideo le dan las terminaciones y hacen el control de calidad.

“Busco que se entienda que hecho a mano es hecho a mano y no es más barato, al revés, es una persona que está dando su tiempo de vida para hacer el trabajo y no es una fábrica en la que si saco cien productos me sale más barato”, remarcó quien se nutre de Lanas Trinidad y de la lana del establecimiento Las Moras que su familia tiene en Cerro Largo.

Texturable
Las mantas únicas, hechas con lanas recicladas, son un clásico de Texturable.

Mantas únicas con lanas recicladas

Claudia no se apega al sistema de sacar colecciones, pero trata de irse renovando todos los años. De todas formas hay productos que los tiene desde su nacimiento porque son muy solicitados. Es el caso de las mantas únicas, que son un producto característico.

Surgieron casi por casualidad, cuando fue a renovar su libreta de conducir a la Intendencia de Montevideo. En la explanada se encontró con una feria de mujeres y se sorprendió especialmente con los tejidos de Marita. Le preguntó si se animaba a trabajar para ella, aceptó y entonces le mandó algo que le preocupaba especialmente: los ovillitos de lana de distintos colores que le sobraban y que no quería tirar.

Marita se las ingenió y creó esas mantas rayadas de colores en la que ninguna es igual a la otra. “Fue increíble la recepción que tuvieron y hasta el día de hoy las sacamos todos los años”, contó Claudia.

También hace mantas a pedido de los clientes, del tamaño y color que deseen. Las ventas son a través de la plataforma Etsy, las redes sociales, el sitio web (texturable.com) y el boca a boca. También se ha presentado en ferias en los Estados Unidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error