TENDENCIAS

De viaje por Latinoamérica aprendieron la técnica para crear duendes y su vida cambió

Alejandra y Giselle son las creadoras de la Comunidad de los Duendes, un taller artesanal que realiza simpáticos personajes basados en los seres Elementales.

Comunidad de los Duendes
Alejandra y Giselle rodeadas de algunos de sus muchos personajes en su taller de Costa Azul.

Giselle (45 años) y Alejandra (48) tenían juntas un almacén. La primera había trabajado como maquilladora en publicidad, cine, teatro, Carnaval; la segunda, en el área administrativa. Ninguna se sentía conforme con su trabajo ni con el estilo de vida que llevaba.

Existía la inquietud de hacer otras cosas y un sueño compartido: conocer Machu Pichu. Así que un buen día, allá por el 2008, decidieron cerrar su comercio, preparar las mochilas e irse de recorrida por varios países de Latinoamérica. Lo que fue pensado como un viaje de dos meses se extendió a cuatro.

Comunidad de los Duendes

En el camino se toparon con algo que les cambió la vida. “No sabemos si eso nos encontró a nosotras o nosotras a eso; fue un punto que se generó que hasta hoy no ha parado, ha sido como una bola de nieve”, dicen al referirse al mundo de duendes con el que se encontraron en el norte argentino.

“En Argentina hay como una cultura grande del mundo de los duendes elementales, son muy creyentes en muchas cosas y los duendes son para ellos como ángeles”, explica Giselle sobre un universo que desconocía por completo.

Comunidad de los Duendes

Le llamó la atención la técnica que usaban para elaborar estos simpáticos personajes, pero más aún la atrapó la insistencia que puso una chica de Salta por enseñarles cómo hacerlos. “Yo siento enseñarte esto, te lo tengo que transmitir”, les dijo y terminó convenciéndolas.

Hasta entonces su contacto con el arte había sido cursar un año en la Escuela de Bellas Artes. Si bien fue poco tiempo, lo consideran fundamental porque les dio mucha experimentación de los sentidos. Fue suficiente para generarles una necesidad interior que el viaje terminó por colmar.

“Logramos ver que había otras posibilidades, que se podía vivir laburando en algo que te gustara, que no tenía que ser una cosa automática, como estamos acostumbrados y un poco educados”, señala Giselle.

Comunidad de los Duendes

¿Qué son los seres o espíritus elementales?

También conocidos como genios de la naturaleza son una categoría de seres mitológicos relacionados directamente con los elementos de la naturaleza.

Comunidad de los Duendes

A emprender.

De vuelta en Uruguay armaron su taller Comunidad de los Duendes, creando personajes que van surgiendo de su propia inspiración o de lo que les genera leer a determinados autores.

Alejandra cuenta que van “naciendo personajes, muchas veces con una idea clara de qué querés contar. Siempre decimos que a partir de un rostro, de una postura, de un vestuario o de un elemento ese personaje ya comunica, cuenta una historia. Nos gusta contar historias”.

Comunidad de los Duendes

También trabajan por encargue, algo que al principio no se animaban pero que lo hicieron con el tiempo y la experiencia. Esa confianza también se las proporcionaron los talleres que han dictado en Uruguay, Brasil y Argentina.

Con los años han sumado cosas y eso ha llevado a que sus duendes ya no sean solo duendes. “Se abrió un abanico de personajes”, apunta Alejandra.

Por estos tiempos, por ejemplo, están abocadas a crear una escena que acompañe a cada personaje. “Empezamos a experimentar con mobiliario; hacemos luminarias, muebles, un roperito que es una veladora…”, acota la artesana.

Comunidad de los Duendes

Ambas consideran que para seguir creciendo y evolucionando es importante el enriquecimiento personal que, en su caso, significa estar siempre tomando talleres. Actualmente Giselle realiza espejos en mosaico y destaca lo importante que es hacer talleres de música, pintura, escultura, cerámica, yoga. “No me gusta ver este trabajo como un trabajo, necesito disfrutarlo”, confiesa.

Destacan que detrás de su nueva vida hay una filosofía. “Es una necesidad de vivir a otro ritmo, más tranquilo y no estar en la locura ciudadana”, señalan quienes desde hace 10 años están instaladas en Costa Azul (Canelones).

Comunidad de los Duendes

“Podemos sostener nuestro laburo porque vivimos una vida muy austera, no somos gente de gran consumo. Cuidamos mucho eso porque creemos que es lo fundamental para poder seguir haciendo el laburo desde un lugar de disfrute, de bienestar”, concluyen rodeadas de los personajes que les dieron un nuevo sentido a sus vidas.

Comunidad de los Duendes

Personajes que viajan por todo el mundo.

Alejandra Fernández Echave y Giselle Roldán son las responsables de Comunidad de los Duendes. Crearon el taller en 2008 y lo han ido mudando junto con su residencia. Desde hace 10 años se las puede encontrar en el balneario Costa Azul (Canelones). Como miembros de la Asociación Uruguaya de Artesanos (AUDA), desde 2010 tienen presencia en el Mercado de los Artesanos. Además han participado con intermitencias de la feria Ideas +, a la que volvieron en 2020. Sus personajes están en la tienda de París Pays de poche y han vendido a España, Chile y los Estados Unidos. En la redes se las encuentra en Instagram y Facebook.

Comunidad de los Duendes
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error