TENDENCIAS

Se puso a dibujar la ciudad y está logrando cada vez más adeptos en las redes

Alejandro Carsillo Vinci es un estudiante de arquitectura que realiza dibujos de la ciudad y sus edificios que comercializa en las redes con mucho éxito.

Alejandro Carsillo
Dibuja desde que llega de trabajar, en la tarde, hasta que se va a dormir, de madrugada.

En el verano previo a la pandemia Alejandro Carsillo Vinci (26 años) se compró el libro Montevideo: la bella durmiente, escrito por Magdalena Martínez e ilustrado por Alfredo Ghierra. “Hay una especie de Plaza Independencia rodeada de Palacios Salvo y cuando vi la ilustración pensé ‘¡pah! Podría hacer algo parecido a esto’”, recuerda este estudiante que cursa el séptimo año de la carrera de Arquitectura.

Hizo su versión de la Plaza Independencia, la publicó en Instagram y de inmediato le empezaron a llegar consultas sobre si la vendía.

“Medio rápido me organicé para ver cómo hacía para copiar el dibujo y venderlo. Ahí empecé, de a poquito”, cuenta quien comenzó a cosechar cada vez más seguidores gracias a un dibujo que hasta el día de hoy le siguen pidiendo.

Luego vinieron otras plazas del Centro de la ciudad y más adelante edificios individuales, incluyendo fachadas o algunas perspectivas.

Alejandro Carsillo

A dibujar aprendió solo. “No he tomado clases, salvo las que tenía en el liceo o en Facultad. Tengo ganas de probar pintar al óleo o en acrílico y probablemente eso me lleve a hacer algún curso, pero todavía no lo tengo muy decidido. Capaz que algún día me da ganas de dibujar un paisaje, pero por ahora estoy enfocado en los dibujos de arquitectura”, señala.

Casi todos los dibujos los hace en tinta, utilizando fibras. Recurre a lapiceras viejas recargables, de tinta china y en blanco y negro. “He hecho alguna que otra acuarela”, apunta.

Alejandro Carsillo

Dibuja en papel; a lo digital recurre muy poco. “He estado probando darle un poco de color a algunos edificios digitalmente, pero todavía están en etapa de pruebas, no les di mucha bola. Me gusta más dibujar a mano”, confiesa y sueña con ilustrar libros y revistas.

Prefiere dibujar de noche. Llega del trabajo que hace poco consiguió en el Departamento de Desarrollo Urbano de la Intendencia de Montevideo –“me ponen a hacer planos, detalles, cosas; me encanta”–, merienda y se pone a dibujar hasta que se va a dormir, que puede ser a la una o dos de la mañana. Dibuja escuchando música, “de todo, a veces miro cosas en vivo que pongo de fondo”, acota.

Alejandro Carsillo

Cada dibujo que le piden, que suelen ser en hojas A4, le lleva alrededor de un mes y lo cobra entre US$ 180 y US$ 200. “Después hay gente que me encarga cosas más chiquitas o más grandes”, detalla.

“Hay quienes me preguntan si tengo prints del dibujo de la Plaza Independencia, pero en lo que va de este año la mayoría de los dibujos que he hecho son encargos”, señala.

Quizás lo más fuera de lo común que le llegó fue un pedido desde los Estados Unidos: una banda musical de estilo indie le encargó que le hiciera la tapa de su primer disco.

“No son muy conocidos, por lo menos por ahora”, dice entre risas. Lo contactaron por Ready, otra red social que usa poco pero que llega más a otros países. Habían visto un dibujo suyo de la Ciudad Vieja como rompiéndose y con tentáculos y quisieron algo así de un lugar similar a Manhattan. “Pero no es Manhattan”, aclara.

Alejandro Carsillo

De Estados Unidos también le encargaron la Villa Savoye de Le Cobursier.

A veces hace transmisiones en vivo en la red social Twitch de él dibujando, aunque no muchas porque sostiene no tener tanto tiempo para eso. Allí aparecen algunas personas, poquitas dice, con las que charla.

Alejandro tiene por objetivo terminar la carrera y ejercer como arquitecto, aunque en este momento está más motivado por la ilustración, los dibujos, los cuadros… “Entonces tampoco estoy súper apurado por terminar, aunque está todo en movimiento”, apunta quien no está muy seguro de por qué eligió la arquitectura.

Su hermano es arquitecto y es algo que lo atrajo desde chico, entonces cuando le llegó la hora de decidir qué estudiar no lo dudó y no se arrepiente.

Alejandro Carsillo

“Me encanta”, afirma con entusiasmo.

También le gustaría algún día hacer una exposición, si bien es algo en lo que aún no ha pensado mucho. “No sé ni con quién contactarme para armar algo, pero supongo que ya llegará”, lanza dejando que el destino se encargue.

Alejandro Carsillo

Presente en las redes

En @carsillovinci (Instagram) se pueden ver los dibujos que Alejandro hace tanto por gusto propio como por encargo. También hay fotos del proceso de trabajo.

Alejandro Carsillo
Alejandro Carsillo
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error