El método del chileno Pedro Grez

Comer grasas y bajar de peso

El "viaje" de Pedro Grez, como él mismo le llama a su proceso de vida, comenzó por sus inquietudes. Pedro tenía 30 kilos de sobrepeso, le habían dicho que sería diabético y no lograba encontrar una solución para perder esos kilos que se habían convertido en un problema de salud más grave.

Pedro Grez. Foto: Francisco Flores
Pedro Grez. Foto: Francisco Flores

"Después de hacer todas las dietas, seguir las recomendaciones y no obtener resultados me dijeron: vas a ser diabético. Entonces empecé a investigar qué es la diabetes y descubrí que es ceguera, glaucoma, cataratas, que te corten un dedo del pie o el pie entero que termines dializado y que el 50% de los diabéticos tiene disfunción eréctil", contó Grez a El País.

Ese panorama hizo que Grez decidiera ponerse en acción: "Me puse a investigar cómo tratar la diabetes en libros, estudios médicos, información de videos documentales y empecé a experimentar y poner en práctica los resultados de lo que indagué. Al cabo de un tiempo eliminé el exceso de grasa corporal y mejoré mis indicadores de salud", detalló.

Fue entonces que decidió difundir lo que ahora es conocido como el "Método Grez". Su trabajo fue poco a poco, comenzó dando charlas en colegios, instituciones y la policía. Para expandir el concepto decidió que era hora de dar un paso más, quería que su "viaje" para dejar de estar "gordo y enfermo" se convirtiera en algo accesible a más personas, sobre todo latinoamericanos a quienes no llegaban ciertos estudios científicos a los que él había tenido acceso. Fue entonces que se lanzó a escibir su primer libro "Los mitos me tienen gordo y enfermo", que fue publicado en 2016 y que se convirtió en un best seller vendiendo 44.000 mil copias en los primeros cuatro meses en Chile y que actualmente supera los 70.000 ejemplares vendidos.

El método.

Grez presenta su libro poniéndose en la piel de enfermo y paciente, aunque aclara que no es médico, ni nutricionista, es un diseñador industrial que ahora se dedica al coaching nutricional y que busca ayudar a otras personas a bajar de talla y estar sanas.

Su método fue recibido en Chile no sin polémica. Según confiesa, en su segunda aparición televisiva estuvo tres horas y media al aire y detrás de él se proyectaban imágenes de comida chatarra. Su premisa "Comé hasta estar saciado, no cuentes calorías y no hagas ejercicio", ofrecía sin dudas una oportunidad sin precedentes hasta el momento.

Grez interpelaba a las personas preguntando si alguna vez habían hecho dieta. Acto seguido consultaba si funcionaba, ante la negativa, decía "ok, te propongo un cambio en tu estilo de vida".

Pedro Grez. Foto: Francisco Flores
Pedro Grez. Foto: Francisco Flores

"Comencé a explicar a las personas que hay ciertos alimentos que una vez que los digieres se convierten en azúcar en tu metabolismo y ésa es la gran diferencia: saber que cuando comés pan, papa, tallarines, arroz eso tu cuerpo lo metaboliza y lo convierte en glucosa y la glucosa es azúcar, esa es la gran enseñanza", sostuvo.

Dieta no.

Grez hace mucho énfasis en que su programa no es una dieta, sino un cambio en el estilo de vida.

"Cuando le preguntás a una persona: ¿has hecho una dieta antes?, te dicen que no funcionan", subrayó el chileno.

"Si pensás voy a hacer esto como dieta seguramente no te va funcionar. En cambio, si te decís a ti mismo voy a hacer este estilo de vida, método o sistema, las cosas cambian"

"Cuando empezás a seguir el plan y sentís que al día siguiente estás más deshinchada, que a los dos días empezaste a bajar de peso y que en una semana la gente te empieza a preguntar qué estás haciendo que te ves más delgada y que no pasás hambre, te das cuenta que esto es otro nivel. No tiene nada que ver con lo que habías hecho antes y eso hace que te mantengas en este nuevo estilo de vida", aseveró Grez.

Dieta
Foto: Archivo

"La mejor dieta es aquella que es sostenible en el tiempo, a la que puedes adherir y deja de ser dieta", agregó.

Según Grez, el problema con los nutricionistas es que van cinco personas y les dan el mismo plan de alimentación mientras él como coach nutricional simplemente pide que se posterguen ciertos alimentos, porque luego sí podrán consumirse.

No obstante advirtió: "Cuando volvés a comer estos alimentos que postergastete te sentís tan mal que de ahí en adelante ya dejas de comer pan o arroz no porque estés a dieta sino porque entraste en este sistema".

Lo que busca su programa es que una vez que se llega a la meta y se tiene la talla, el peso y los valores en sangre deseados se pueden incorporar los carbohidratos.

¿Qué comer? El método Grez elimina los carbohidratos en todas sus formas y se centra en el consumo de proteínas y lípidos, que si bien aportan más calorías dan mayor sensación de saciedad. Su premisa es comer principalmente en una ventana de cuatro a seis horas y darle al tiempo a eliminar la grasa durante el resto del día.

El prefiere no decirle a las personas qué comer, porque es lo que hace una dieta: "Todos quieren que alguien les diga sí o no, pero lo que yo les digo es empoderate, ve tu, lee el libro, entiende cómo funciona tu cuerpo cada vez que comes y una vez que entiendas eso vas a poder analizar cualquier dieta nueva que salga publicada y decir sí, esta si tiene razón o no", destacó grez.

Su método consiste principalmente en un detox de diez días donde el foco está puesto en el desayuno y el almuerzo.

Desayuno. Foto: EME
Foto: Archivo

"Lo que permite el método es que de vez en cuando si querés comer pizza lo podés hacer, si querés comer helado también. La invitación es: desintoxicate por 10 días, al día 11 volvé a incorporar esos alimentos y escuchá a tu cuerpo, ve que pasa con ello. Cuando estás muy inflamado no te das cuenta lo que están haciendo ciertos alimentos", sostuvo.

¿Pero qué pasa con lo light?, sería una de las interrogantes a este método. Grez responde con otra interrogante: "¿Se siente dulce? Entonces imaginate lo que hace con tu cerebro. Pasa siempre que alguien va a una pizzería y se pide un pedacito chico. Se toma el refresco y se come la pizza entera y que venga la que sigue. Lo dulce te hacer perder el control", aseguró.

"Lo que estamos buscando es bajar el umbral de azúcar, si sacás las bebidas dulces que dicen cero azúcar y dejás de comer carbohidratos entonces tu cuerpo empieza a sentir umbrales más bajos y te permite tener control", afirmó.

El gordo, el flaco y el chileno Grez antes y hoy

"Los mitos me tienen gordo y enfermo" se titula el libro del chileno Pedro Grez publicado por Editorial Planeta en el año 2016. Según confiesa Grez, cuando descubrió cómo adelgazar definitivamente luego de haberlo probado todo decidió que no quería guadar el secreto y que debía compartirlo con el mundo. La promesa de Grez da por tierra muchas de las recomendaciones que se hacen actualmente a la población: por ejemplo, en el desayuno, los huevos enteros y las grasas son una obligación. Sobre este tema sostiene que incorporar este tipo de alimentos sustituyendo el pan —incluso el integral— tiene mayores beneficios para la salud porque hace que se coma menos y que el estómago se vaya achicando progresivamente. Por otro lado, dice que las personas tienen dos opciones: poner manos a la obra o esperar la pastilla mágica para adelgazar. Esa pastilla "ya existe", sostiene, es la insulina. Sin embargo, ser insulinodependiente es un "pacto con el diablo", porque "a la larga te va cobrando con partes de tu cuerpo", como la vista, los dedos, los riñones y genera otro sin fin de problemas vinculados a la diabetes, pero también hasta el estado de ánimo.

El ejercicio no es una clave en este plan

El ejercicio no es una parte que este programa exija. Pedro Grez explica que una persona obesa lleva consigo un gimnasio: "Te imaginas la masa muscular que insume a una persona pesada el hecho de levantarse de la cama", reflexiona el chileno.

Grez sostiene que hay que pensar en el exceso de grasa corporal como si se pensara en un animal grande: "Un elefante se mueve lento y poco y eso es por el tamaño, en cambio una gazela es ágil y rápida. Con las personas pasa lo mismo, no se puede pedir a una persona con exceso de grasa que salga a correr porque se le dañarían las rodillas. En cambio si sigue este programa en la medida que baje de talla comenzará a moverse más", explicó. No obstante, no desalienta a quienes desean acompañar el programa con ejercicio, simplemente no se convierte en una obligación para lograr el objetivo que es bajar de peso y llegar a valores saludables.

Cómo funciona el método Grez
Comer pescado favorece la inteligencia de los niños

El desayuno es muy importante

La mañana en este programa prioriza la inclusión de alimentos grasos como el huevo, la manteca, la panceta, la palta, aceite de oliva, aceitunas, crema de leche entre otras. Ese desayuno está diseñado para no necesitar una colación y llegar al almuerzo sin hambre. Puede acompañarse con café sin azúcar.

El almuerzo disminuye las grasas y aumenta proteínas

En el almuerzo se incluyen las proteínas, preferentemente aportadas por las carnes, pescados y mariscos. Lo ideal es que las carnes sean grasas, si no también puede agregarse manteca, palta, aceite de oliva y aceitunas. Además, deben incoporarse las verduras y ensaladas. Omitiendo legumbres y tubérculos.

La cena puede o no estar presente en los hábitos

La cena depende de si la persona tiene hambre o no. En caso de no tener hambre un té de hierbas , con melisa, lavanda o alguna otra relajante funciona. Si no lo ideal es comer lo mismo que en el almuerzo disminuyendo las grasas. Lo importante es tomar mucha agua para ayudar a eliminar el exceso de grasa.

El día chancho para celebrar

Luego de seguir 10 días este programa se da permiso para hacer un "Día chancho", la jornada en la que se puede comer lo que no se comió en la semana anterior respecto a los carbohiratos. Lo fundamental es comerlo después de las 18:00 horas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)