ENTREVISTA

Schiappacasse a Ovación: clasifica Peñarol porque "tiene unos huevos así de enormes"

El atacante no está convocado porque se recupera de una lesión de ligamentos, pero es parte de la delegación carbonera en Curitiba.

Nicolás Schiappacasse en Curitiba junto a Peñarol. Foto: Darwin Borrelli.
Nicolás Schiappacasse en entrevista con Ovación en Curitiba.

Nicolás Schiappacasse continúa con su proceso de recuperación tras sufrir una rotura de ligamentos cruzados en la fase de grupos de la Copa Sudamericana el 18 de mayo en el encuentro entre Peñarol y River Plate de Paraguay en Asunción y cada día está más cerca del regreso a las canchas.

Pero mientras trabaja junto a la sanidad y el cuerpo técnico carbonero, el atacante de 22 años acompaña al plantel en una instancia decisiva ya que el mirasol se juega esta noche la clasificación a la final del torneo enfrentando a Athletico Paranaense desde la hora 21:30 en el Estadio Arena da Baixada de Curitiba.

El “Chapa” habló con Ovación en el Hotel Pestana y contó cómo viene la recuperación, lo que significa para él estar en Peñarol y cómo ve al equipo para un partido que definirá el futuro aurinegro en la Copa Sudamericana.

-¿Cómo viene la recuperación de la operación?

-La verdad que muy bien. De a poco la vamos llevando porque no se puede apurar nada ya que eso me puede hacer mal. Estoy con los trabajos en Peñarol, vienen muy bien y me estoy sintiendo muy bien.

-¿Cuándo estimás que podés volver a jugar?

-Yo estaría recién para enero, para arrancar la pretemporada. Todavía se tiene que hablar el tema de si voy a seguir en Peñarol o no. El club y yo queremos eso, pero no depende de mí. Pertenezco al equipo italiano y ellos tienen la última palabra. Pero ojalá y dio quiera que se arregle todo para que pueda seguir cumpliendo el sueño de jugar en Peñarol.

-¿Cómo fue lo de la rescisión del contrato?

-El club me lo informó y yo accedí. Cuando me lo dijeron, lo primero que dije fue que sí, porque con el tema de la lesión sabía que no iba a poder jugar. Se daba la posibilidad para que llegara otro compañero y automáticamente dije que sí. El club me lo pidió y yo se lo tenía que dar.

-¿Cómo vivís esta etapa estando fuera de la cancha pero cerca del plantel?

-Siempre te queda ese gustito amargo de decir ‘yo podría estar ahí jugando’ pero la tristeza que tuve mis compañeros me ayudaron a dejarla de lado y dar vuelta todo. Igualmente me queda ese gustito de no poder compartirlo con ellos dentro de la cancha, pero sí lo comparto todos los días en Los Aromos porque vivo con ellos casi y estoy muy feliz de estar acá, de seguir perteneciendo al grupo y de poder acompañar en este partido tan importante porque quería estar acá con ellos pase lo que pase, por eso le quiero agradecer a la gente del club que me posibilitó viajar.

-¿Cómo se dio lo de tu viaje a Curitiba?

-Se lo informé yo a los dirigentes, a Gaby (Gabriel Cedrés) a Bengoechea, al Indio Olivera y a todos los dirigentes de Peñarol. Les dije cuando ganamos en Perú el primer partido que si estaba la posibilidad de poder venir a Brasil yo me hacía cargo de los gastos igual, pero quería acompañar. Si tenía que poner de mi dinero, lo ponía porque yo quería estar con el plantel. Y bueno, ellos me dieron la oportunidad de estar hoy acá y por eso quiero agradecerle por permitirme ser parte de la delegación.

Nicolás Schiappacasse llegando a Curitiba junto a Peñarol. Foto: Darwin Borrelli.
Nicolás Schiappacasse llegando a Curitiba junto a Peñarol. Foto: Darwin Borrelli.

-¿Cómo ves al grupo para este partido?

-Somos Peñarol. Estamos abajo en el global pero somos Peñarol y hay que confiar en este equipo. Somos de los clubes más grandes de América y creo que hay que demostrar lo que es la institución y lo que históricamente dejó en estos partidos.

-¿Qué significa para vos ser parte de Peñarol?

-Estoy como viviendo un sueño. Es inexplicable lo que siento porque desde que tenía uso de razón iba a la cancha con mi familia. Mis padres me llevaban a ver al equipo y el primer día que me puse la camiseta del club para jugar no lo podía creer, lloraba porque es un sueño cumplido y es inexplicable lo que siente por Peñarol. Lo tengo en el alma y para mí Peñarol es como mi familia.

-¿Cómo viven ustedes los jóvenes el hecho de tener referentes históricos hoy rodeando al plantel?

-La verdad que es algo único tener a estos monstruos con nosotros. Escuchar hablar a Pablo, a Gabriel Cedrés, al Indio o a Darío que es parte del cuerpo técnico es increíble. Lo tomamos como aprendizaje cada vez que hablan porque tienen una experiencia enorme, son respetables y todo lo que dieron por el club fue algo impresionante. Es emocionante que sean parte de este grupo.

-¿Cómo viste al plantel después del partido del jueves?

-Fue difícil. A nadie le gusta perder y menos de local. A nadie. Pero después el equipo hizo un cambio muy brusco y está con la cabeza metida en el partido, con la mente puesta en Paranaense y creo que si hacemos bien las cosas se puede dar el resultado porque el partido del otro día fue algo mentiroso porque Peñarol dominó bastante, jugó mejor y ellos tuvieron la suerte de encontrar un gol tempranero que les dio un plus. Pero creo que haciendo bien las cosas Peñarol puede lograr la hazaña.

Nicolás Schiappacasse. Foto: Darwin Borrelli.
Nicolás Schiappacasse. Foto: Darwin Borrelli.

-Son partidos que se definen en los detalles…

-Sí. Es fútbol. Son errores chicos que te generan grandes cosas. Pero yo confío en este plantel a muerte, confío en el cuerpo técnico y en la gente que trabaja en el club. Todos confiamos en el equipo y si Dios quiere ojalá nos ayude para llevarnos la victoria y la clasificación.

-¿Qué tiene Peñarol para ganar y llevarse la clasificación?

-¿La verdad? Perdón la expresión, pero tiene unos huevos así de enormes. Somos Peñarol, el equipo más grande de América. Somos nosotros y hay que decir la verdad. Ya está.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados