Publicidad

Rechazo unánime del fútbol argentino a las SAD: ¿por qué y en qué se diferencia de lo que pasa en Uruguay?

La AFA y todos los clubes profesionales salieron al cruce del presidente electo Javier Milei y Mauricio Macri sobre la inclusión de las Sociedades Anónimas Deportivas. Abogados explican la situación.

Compartir esta noticia
Claudio "Chiqui" Tapia, presidente de la AFA, con la Copa del Mundo
Claudio "Chiqui" Tapia, presidente de la AFA, con la Copa del Mundo.
Foto: EFE

En la tarde de ayer jueves, el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Claudio "Chiqui" Tapia, marcó una contundente postura en contra de la inclusión de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) entre los clubes de la vecina orilla, en contraste a lo que alguna vez habían sugerido Mauricio Macri (en su etapa como presidente de Boca Juniors) y el presidente electo Javier Milei, durante su campaña electoral.

“Se tendría que abrir esa posibilidad, ¿por qué tiene que haber diferentes y no una única estructura societaria? ¿Por qué no puede haber un Manchester City en Argentina?, ¿En qué afecta a otras instituciones?”, había señalado en los últimos meses el líder de La Libertad Avanza. Palabras a las que todos los clubes profesionales salieron al cruce.

Desde Boca, River Plate, Independiente hasta Chacarita Juniors o Patronato se pronunciaron en contra de las SAD y remarcaron que los clubes son asociaciones civiles sin fines de lucro y pertenecen a los socios, mediante comunicados publicados en sus redes sociales.

Para la tarde del jueves, los clubes habían sido convocados a participar en una votación con carácter de plebiscito en una asamblea de la AFA, pero ante el rechazo unánime de los 45 clubes la votación nunca se llevó a cabo. Una postura que quedó reflejada con un breve discurso de la máxima autoridad del fútbol argentino.

"No vamos a luchar contra algo que no existe. Las SAD es algo que algunos ven como algo superador de lo que apoyamos, que son las Asociaciones Civiles sin fines de lucro. Incluso algunos lo tienen fijado en sus estatutos. Felicito a los clubes que revalidaron dicho apoyo", expresó Tapia.

Y siguió: "Por si no lo saben, acá habla el imperdonable. Quiero decirles que el fútbol argentino está muy bien, que se quede tranquilo que algo hemos ganado en estos seis años. Quiero recalcar que los ingresos fueron con medidas populistas. Todo esto con puras medidas populistas", lanzó en respuesta a las recientes críticas de Macri sobre el accionar de Tapia en la AFA, que últimamente se debate entre los títulos de la selección nacional y las polémicas dentro de su Liga Profesional.

Claudio "Chiqui" Tapia y Sergio Massa
Claudio "Chiqui" Tapia y Sergio Massa.
Foto: Ministerio de Economía argentino

¿Por qué los clubes argentinos rechazan a las SAD?

"Porque en Argentina no tienen absolutamente nada regulado en cuanto a las SAD. Algo que acá está regulado desde 2001", explicó a Ovación la abogada especializada Kerstin Jourdan. En la Rendición de Cuentas del 2001 se aprobó en Uruguay la denominada "ley Torbo", que replicó el modelo de gestión que en la década de 1990 se afianzó en países como España y Alemania para contener el déficit en las finanzas del fútbol. "Lo que los argentinos ven con malos ojos es que los clubes dejen de ser de los socios. Temen que pasen a ser empresas y no quieren perder la identidad ni la toma de decisiones", añadió.

Como en Uruguay, en el resto del mundo las SAD existen y conviven con las Asociaciones Civiles sin fines de lucro en ligas de fútbol profesionales, desde Europa hasta Latinoamérica. "En España, por ejemplo, se estableció por medio de un real decreto que todos los clubes deben ser SAD, excepto los que cumplen con determinados requisitos y estándares, que hoy son solo el Real Madrid y el Barcelona", aseguró la abogada.

En Uruguay también hay clubes que se resistieron y se resisten a la inclusión de las SAD: los llamados popularmente clubes históricos. Sin embargo, "lo que hay en Uruguay es un sistema facultativo: cada club tiene la opción de pasar a ser una SAD, o bien cederle los activos deportivos (por un plazo y bajo ciertas condiciones, garantías y contraprestaciones) a una", explicó también a Ovación Adrián Leiza, abogado especializado en el asesoramiento de creación de SAD.

Por lo tanto –y aunque siempre depende de cada caso–, aclaró, las Asociaciones Civiles no desaparecen, e incluso –a partir de una ley aprobada en la Rendición de Cuentas del presente año y que entra en vigencia a partir de enero del 2024– "ahora la Asociación Civil puede ser accionista de hasta un 25% de una SAD". Esto genera que el club pueda recibir la inyección de dinero de un inversionista y que la masa social y dirigentes sigan teniendo "voz y voto" (en cierta medida) sobre las decisiones tanto comerciales como deportivas.

Asimismo, en su carácter de negocio, en el fútbol continuamente se toman decisiones comerciales, incluso muchas veces sobre lo deportivo. "Las Asociaciones Civiles también pretenden tener buenas ventas para a su vez mejorar su competitividad deportiva, las dos cosas van de la mano", dijo Jourdan. En el mismo sentido, Leiza asegura que "el instrumento (las SAD) es bueno o malo dependiendo de quién lo administre, al igual que las Asociaciones Civiles".

Según Jourdan, "en Colombia son todos SAD excepto Deportivo Cali". Lo mismo que en Chile, "donde son SAD por obligación. En Brasil hay muchas SAD, pero su sistema es facultativo, al igual que el de Uruguay", añadió Leiza. Es decir que depende de cada club si eligen se adquiridas, ceder su activo deportivo o permanecer como Asociación Civil sin fines de lucro.

Lo que sucede es que algunos clubes luchan por subsistir, por lo que inyecciones económicas de enormes magnitudes como las que llegan a proponer capitales externos son irrechazables.

En Argentina, en cambio, la gran mayoría de los clubes tiene una masa social grande con un fuerte arraigo cultural, lo que les permite sostener su economía sin inversiones de afuera.

Sin embargo, señala Leiza, "abrirán los ojos cuando no puedan competir con clubes de otros países que comiencen a llevarle a sus jugadores, como Flamengo que ahora se quiere llevar a Nicolás De La Cruz mediante su cláusula de recisión. Mientras puedan bancarse, la postura seguirá igual".

Javier Milei
Javier Milei.
Foto: AFP.

Javier Milei y su postura sobre las SAD

Es verdad que en Argentina los clubes tienen muchos socios, realidad contraria a la de la mayoría de los clubes uruguayos, pero "también hay clubes como Independiente –laureado, con mucha historia y muchos hinchas– que tienen una deuda millonaria", indicó Jourdan.

La abogada dijo que "en Argentina están súper reacios contra las SAD, cuando es una realidad mundial. Lo que sucede es que el socio sabe que en última instancia no tiene peso, y tiene miedo de que como en definitiva el dueño del club es una empresa, les cierre la puerta".

Si bien la postura del líder libertario Javier Milei es conocida, las medidas respecto a este tema que vaya a tomar son meras hipótesis. Principalmente porque "meterse con el fútbol en un movimiento político es de las cosas más sensibles que puede hacer en Argentina", subrayó Jourdan. "El fútbol es algo sagrado, incluso tenés prohibiciones de FIFA donde el Estado no puede tomar injerencias en el fútbol. Entonces meterse en esta polémica cuando son campeones del mundo y les está yendo bien, sería ponerse a mucha gente en contra", agregó. Más aún luego de la postura unánime de todos los clubes de la AFA y el propio organismo.

Sin embargo, "también es una muy buena oportunidad de negocio y más en Argentina, y eso tampoco se puede perder de vista", resumió la abogada, destacando que ese tipo de inversiones extranjeras es una de las cosas que Milei más enfatizó durante su campaña electoral que buscaría como presidente de la nación. Por lo que así los clubes no estén afines, es una posibilidad.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad