AMISTOSO

De partido anecdótico a quedar en la historia como el clásico del sorteo

El primer clásico del 2022 entre Nacional y Peñarol fue bien suspendido a los 80’ por lluvias, viento y descargas eléctricas.

Clásico suspendido por tormenta eléctrica. Foto: Marcelo Bonjour.
Clásico suspendido por tormenta eléctrica. Foto: Marcelo Bonjour.

Amistoso de verano, nada. De amistoso puede ser, de verano no. El primer clásico del año entre Nacional y Peñarol tuvo que ser suspendido sobre los 80’ por un diluvio que se desató de un momento a otro en el Estadio Centenario: intensas lluvias, un viento que hasta arrastraba los carteles de publicidad de Ámsterdam a Colombes y, como si fuera poco, descargas eléctricas.

Leodán González esperó 10 minutos para ver si la situación climatológica cambiaba, pero no había sentido de arriesgar nada. Iban empatando, el cuadrangular al margen de que lleve el nombre de dos ídolos como Atilio García y Fernando Morena no cambiaba nada en las historias de los clubes. Estaba en juego la integridad de los jugadores y también la de los hinchas. Por eso, el árbitro tomó la decisión correcta. Lo suspendió y dejó el resultado a la suerte de un sorteo que luego ganó Peñarol, pero eso es simplemente anecdótico y solo servirá para recordar jocosamente este enfrentamiento entre los grandes.

El clásico debió suspenderse a los 80 minutos por las condiciones climáticas. Foto: Marcelo Bonjour.
El clásico debió suspenderse a los 80' por las condiciones climáticas. Foto: Marcelo Bonjour.

El partido

Peñarol estuvo más fino con la pelota y tuvo a la mejor figura de la cancha, pero Nacional casi lo gana en la última. Al clásico hay que analizarlo por tiempo.

En los primeros minutos del partido el aurinegro tomó la iniciativa y el control de la pelota. Apostando por la velocidad de Ignacio Laquintana, buscó quebrar la última línea tricolor. Sin embargo, la primera aproximación del clásico fue de Nacional con un remate de tiro libre de Leandro Otormín que salió pegado al palo.

El partido luego subió en voltaje, por momentos se hizo muy entrecortado, pero siguió con el mismo libreto: con Laquintana como el hombre más peligroso y el único capaz de hacer algo distinto. El joven atacante se entendió muy bien en ese sector con el Vasquito Aguirregaray. Le costó cerrar bien las tres veces que encaró en los primeros 20’, es cierto, pero en eso también se explica por qué Nacional pudo mantener el cero en su arco al cabo de la primera parte.

Sobre los 33’ Peñarol estuvo cerca de abrir el tanteador con un tiro libre de Pablo Ceppelini que acarició el techo del arco. Inmediatamente después de esa jugada, Pablo Repetto mandó a Camilo Cándido al lateral izquierdo. Christian Almeida, que en la primera media hora la pasó muy mal con Laquintana, se fue muy ofuscado al banco de suplentes.

Lo mejor de Nacional estuvo en los últimos minutos a través de Otormín, que volvió a dejar en claro que puede ser un hombre importante con las pelotas quietas. El isabelino levantó tres tiros de esquina consecutivos de muy buena forma. En el último de ellos, con un cabezazo, Franco Fagúndez estuvo a centímetros de desahogar el grito de la Tribuna Colombes.

Nacional vs. Peñarol
Leandro Otormín y Damián Musto. Foto: Marcelo Bonjour.

Para el complemento, Repetto mandó a la cancha a Brian Ocampo buscando la velocidad y explosión que le faltó en ataque durante el primer tiempo. Y en la primera le respondió con una buena maniobra individual que exigió a Kevin Dawson a mandar la pelota al córner.

Mauricio Larriera no se quedó atrás y los 55’ mandó tres cambios: Agustín Da Silveira, Bryan Olivera y Ruben Bentancourt a la cancha. Mismo esquema de juego, pero con jugadores más frescos para intentar romper el cero.

El partido luego se desvirtuó con el diluvio que se desató sobre el Centenario. La última incidencia justo antes de que el árbitro para el partido fue la más clara del partido. Felipe Carballo quedó cara a cara con el arquero y su remate salió acariciando el palo. Muchas hinchas de Nacional que estaban en el estadio la vieron adentro y gritaron el gol.

El final, lo ya comentado. Pasó de ser un partido anecdótico a quedar en la historia como el clásico del sorteo.

Clásico suspendido por tormenta eléctrica. Foto: Marcelo Bonjour.
Clásico suspendido por tormenta eléctrica. Foto: Marcelo Bonjour.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados