Publicidad

La Federación Española de Fútbol pide la renuncia "inmediata" de Luis Rubiales tras el beso a Jenni Hermoso

La Comisión de Presidentes de Federaciones de ámbito Autonómico y Territoriales de la Federación Española de Fútbol se reunió en Madrid y tomó esta decisión "después de los últimos acontecimientos y los inaceptables comportamientos que han dañado con gravedad la imagen del fútbol español".

Compartir esta noticia
Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, que está suspendido por 90 días.
Luis Rubiales.
Foto: EFE.

La Comisión de Presidentes de Federaciones de ámbito Autonómico y Territoriales de la Federación Española de Fútbol se reunió este lunes en Madrid con el objetivo de tratar la situación de Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), quien luego de la final del mundo ganada por la selección española femenina le propinó un beso a la futbolista Jenni Hermoso y desató la polémica en todos los ámbitos.

Tras la reunión, que encabezó el presidente interino Pedro Rocha, decidieron solicitar de forma "inmediata" la renuncia de Rubiales y así lo expresaron mediante un comunicado: "Después de los últimos acontecimientos y los inaceptables comportamientos que han dañado con gravedad la imagen del fútbol español, los presidentes solicitan que, de manera inmediata, D. Luis Rubiales presente su dimisión como presidente de la RFEF".

Cabe recordar que la FIFA ya suspendió de forma provisional a Rubiales de toda actividad por un lapso de 90 días.
Hermoso difundió días atrás una carta en la que dejó claro que el beso no fue consentido: "Quiero aclarar que en ningún momento consentí el beso que me dio y en ningún caso busqué acercarme al presidente. No tolero que se cuestione mi palabra y mucho menos que se atribuyan palabras que no he dicho", manifestó.

Por su parte, Rubiales dio luego su versión ante los dirigentes de la RFEF: “Comprendo la gran controversia que se ha generado, ya me disculpé por el gesto (en el palco de autoridades) que considero muy desafortunado, y en cuanto al beso, reitero que fue libre, mutuo y consensuado, pero debo disculparme por el contexto en que ocurrió. No estoy desconectado de la realidad y sé que cometí un error”.

Más tarde la propia jugadora fue quien reconoció haber estado sometida a una "constante presión para dar alguna declaración que justifique el acto del Sr. Luis Rubiales".
El caso viene generando reacciones de futbolistas a lo largo de todo el mundo y las repercusiones no cesan. La madre de Rubiales inició una huelga de hambre por lo que considera una "cacería inhumana".

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad