CAMPEONATO URUGUAYO

¿Qué hay que hacer para lograr un mejor VAR uruguayo?

Los árbitros y exjueces entienden que entrenando se podrá utilizar mejor la herramienta tecnológica en el fútbol

¿Era roja?, aún con VAR hubo polémica en la semifinal entre Rentistas y Liverpool. Foto: Estefanía Leal / El País
Andrés Matonte revisando una jugada en el VAR.. Foto: Estefanía Leal / El País

Cuando Wilson Seneme, presidente de la Comisión de Árbitros de Conmebol, admite que la entidad sudamericana solicitará a FIFA que un cambio fuerte en la utilización del VAR sea el de detener el avance del reloj de un partido cuando se analiza una jugada, se deja en claro que ese es un problema que está afectando a la región. Y Uruguay no escapa a ello. Mucho más cuando el análisis de una posición fuera de juego terminó descartándose (gol de Andrés D’Alessandro) luego de muchos minutos de espera.

Aquí, el gran problema es “la falta de entrenamiento”, la “preparación mental” o la “ausencia de un VAR 2”. Así lo entienden los jueces y exjueces consultados por Ovación.

Christian Ferreyra no dudó en enfatizar que el VAR es “una herramienta tecnológica que ayuda a minimizar los errores arbitrales, pero lo que hay que terminar de entender es quien toma la decisión es un ser humano y siempre va a pasar por su interpretación. Los errores no van a desaparecer, pero se van a minimizar porque a lo mejor hubo una jugada que no pudo apreciar por diferentes razones”.

"Nos tenemos que adaptar, requiere práctica, más experiencia a nivel de cabina y de campo. Lo vamos a ir mejorando porque la demora en alguna determinada jugada responde a la falta de entrenamiento"

Christian Ferreyra

Para Ferreyra no se puede cuestionar el papel del VAR, porque “antes de la tecnología al árbitro se lo juzgaba por lo que mostraban las cámaras y sus repeticiones, ahora se le está dando la misma posibilidad al juez de ver una acción por seis o siete cámaras distintas. Esto apunta a la justicia”.

Como se trata de algo nuevo, consideró que “nos tenemos que adaptar, requiere práctica, más experiencia a nivel de cabina y de campo. Lo vamos a ir mejorando porque la demora en alguna determinada jugada responde a la falta de entrenamiento. Se mejora con la práctica. El VAR pasa por eso y si hoy existe el árbitro internacional VAR es porque acumuló cierta cantidad de minutos. A mayor cantidad de partidos, más experiencia. Hoy lo primero que se busca es buscar la justicia primero y después poder hacerlo en el menor tiempo posible. La pregunta para hacerse es ¿valió la pena parar el juego? Si se tomó la mejor decisión, sí. Hay que mejorar el uso y con más partidos se logrará”.

Claudia Umpiérrez, en tanto, evaluó como necesario que el equipo de VAR lo integren tres persona. “Así el VAR 2 tiene como función ocuparse del fuera de juego. Y es un asistente, por lo que te limpia más fácil la jugada, descarta con mayor eficacia algunas circunstancias del juego. La falta de experiencia como asistente implica una mayor demora, porque el árbitro asistente está más entrenado para descartar más rápido. Tiene el ojo entrenado para descarta con una cámara jugadas que no son tan complejas. Mientras que el árbitro principal tiene más inseguridad en situaciones finas”.

"Lo que falta es horas de preparación, entrenar como que sos árbitro VAR. Por ejemplo, un mayor VAR off line, que se entrena con el partido en vivo y con un instructor"

Claudia Umpiérrez

Al igual que Ferreyra, defiende que es esencial lograr “mucha práctica. El entrenamiento es imprescindible. La cabina es todo un mundo y necesitás horas de entrenamiento, es una capacitación para andar mejor en la resolución de las imágenes. Hoy, hay que reconocer, que la mayoría de los árbitros no están preparados para trabajar en la cabina, porque no es lo mismo. Es estresante”.

Umpiérrez también sostuvo que lo más relevante actualmente es resolver bien. “¿Qué se prefiere que se resuelva rápido o que se tome un minuto más para hacerlo de forma justa? Hay gente que está preparada para resolver en 20 segundos sin necesidad de ver más ángulos o pedir más cámaras, pero si eso todavía no se adquirió, lo primordial es tomarse el tiempo para resolver bien”.

Umpiérrez recordó que en 2019 pudo entrenar de una forma especial y que eso es fundamental. “Lo que falta es horas de preparación, entrenar como que sos árbitro VAR. Por ejemplo, un mayor VAR off line, que se entrena con el partido en vivo y con un instructor. Mientras hay un equipo que se encarga del partido, hay otro que se entrena bajo las mismas condiciones. Así te vas preparando de forma más eficiente en la utilización de la herramienta”.

Finalmente, el curso que se dio en Paraguay “es bárbaro”, pero también subrayó que lo que falta “es entrenamiento. La práctica es todo”.

El exjuez Javier Bentancor respaldó también el concepto de que debe lograrse una adecuada práctica, para acostumbrarse a la tecnología. “Acá el trabajo con el VAR un juez lo hace una vez por mes y esto es cuestión de práctica. Hay que familiarizarse con las imágenes, con el operario del sistema. Además de los cursos teóricos, técnicos, lo que se necesitan es trabajo para que cada árbitro vaya agilizando su vista y su mente con el sistema. Es repetición, repetición”.

"Si antes discutíamos si un árbitro nos robó, ahora la jugada la va a ver tres o más veces. Igualmente, hay que entender que la resolución final parte de la base de la interpretación del juez, pero ahora el error es mínimo"

Javier Bentancor

Bentancor también resaltó que un equipo de dos árbitros en la cabina de VAR es un número reducido y explicó: “En una jugada de fuera de juego, donde el partido no se detuvo, hay un juez que se dedica a tirar líneas y el otro tiene que seguir prestando atención al desarrollo del partido. No puede abandonar su labor. Eso, naturalmente, dificulta la labor en cabina y enlentece todo”.

Bentancor aprueba la tecnología porque “es un poco más justa. Si antes discutíamos si un árbitro nos robó, ahora la jugada la va a ver tres o más veces. Igualmente, hay que entender que la resolución final parte de la base de la interpretación del juez, pero ahora el error es mínimo”.

El también exjuez Gustavo Méndez agregó un elemento diferente: “El VAR tiene problemas tecnológicos por la calidad de la imagen y también por la cantidad de cámaras que se tienen. Hubo hasta algunos problemas de software en el Charrúa”.

“Se necesita entrenar la vista, el control del estrés para resolver en menor tiempo. El cerebro se entrena y a la tecnología hay que responderle con ciencia"

Gustavo Méndez

Además de ello, también subrayó: “Igualmente el mayor fallo que tiene el VAR es el humano, porque los árbitros no están preparados para poder desempeñar la función. Lo que se necesita es entrenar a los que van a operar el VAR y con un entrenamiento específico”.

En ese sentido resaltó que “se necesita entrenar la vista, el control del estrés para resolver en menor tiempo. El cerebro se entrena y a la tecnología hay que responderle con ciencia y la AUF ya tiene a disposición un sistema de entrenamiento especial. Falta una decisión política”.

Méndez explicó que la tarea actual de los árbitros de campo tampoco es sencilla. “Hoy trabajan con un intercomunicador con los asistentes, otro con el VAR, el spray en la espalda y no entrenan con el grado de exigencia que van a tener el fin de semana. No preparan el cerebro para todo lo que van a recibir”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados