SELECCIÓN

¿Cómo se gana en Brasil? Así lo analizan los últimos celestes en conseguirlo hace 29 años

La última victoria de Uruguay en territorio norteño fue en 1992 y a propósito es el único triunfo posterior al Maracanazo.

Santiago Ostolaza defendiendo la camiseta de la selección uruguaya. Foto: Archivo El País.
Santiago Ostolaza defendiendo la camiseta de la selección uruguaya. Foto: Archivo El País.

"No sabía que esa había sido la última vez”, expresó Santiago Ostolaza. “Justo ayer hablamos de ese tema con mi hijo”, afirma Héctor Morán. Es que el Vasco y el Indio formaron parte de la última alineación de Uruguay que venció a Brasil en suelo norteño en el ya lejano 1992 durante un amistoso donde la Celeste, dirigida por Luis Cubilla, se impuso 2-1 en Paraíba.

Robert Siboldi, Luis Da Luz, Daniel Sánchez, Eber Moas, Nelson Cabrera, Marcelo Saralegui, Walter Pelletti, Hugo Guerra y José García, que le dejó su lugar a Carlos Sánchez a los 85’, también formaron parte de lo que hoy es una gesta y el primer y único triunfo desde el Maracanazo en 1950.

Edmundo, a los 3’, abrió el marcador para la Canarinha dirigida por Carlos Alberto Parreira, pero los goles de Nelson Cabrera (42’) y Hugo Guerra (65’) terminaron sentenciando el triunfo a favor de la Celeste un 25 de noviembre de hace 29 años.

“Ese partido fue muy complicado, muy duro, donde ellos tuvieron el control del balón, como pasa siempre contra Brasil, por lo menos desde que yo me conozco”, manifestó Ostolaza.

“Me sorprende”, afirma Morán de que no se haya ganado prácticamente hace 30 años y agrega: “era otra época, ahora se habla mucho de la mística luego de lo que pasó con Argentina y no es por dar palo, pero me da pena que pase lo que está pasando. Le hemos sacado algo de mística, garra y fuerza, de pegar sin mala intención, de cortar la jugada, eso se terminó”.

Ostolaza, sin embargo, entiende que hoy “hay un equilibrio”. “Tal vez haya jugadores de buen pie, pero no significa que no ayuden en lo defensivo. Se le han agregado jugadores más completos a la Selección y eso ha sido positivo, porque cualquiera de ellos es sacrificado en la marca, pero también saben jugar bien”, sostiene.

“La receta mía es jugar a la uruguaya. Vamos a olvidarnos de juegos bonitos. Hay futbolistas para jugar, pero no tenemos la selección de Sudáfrica y eso se ha perdido un poco. Si le das cancha a los brasileros te pintan la cara. Si no tenemos un Pato (Sosa) o uno como yo que si teníamos que pagar pegábamos y ganábamos de vivos, es difícil. Hoy si pegás una patada te sacan de la Selección, pero cuando hablamos de fútbol uruguayo todo es posible y por eso tengo esperanzas de que se pueda sacar un buen resultado”, agrega Morán.

Héctor Morán defendiendo la camiseta de la selección uruguaya. Foto: Archivo El País.
Héctor Morán defendiendo la camiseta de la selección uruguaya. Foto: Archivo El País.

“En este momento yo confío mucho en el plantel que tiene Uruguay y por supuesto que la estrategia la van a hacer junto al cuerpo técnico, pero no son partidos sencillos, son muy duros. Los 11 que entran y los suplentes tienen que estar con mucha concentración y compromiso para saber jugar en equipo y controlar a Brasil y después tenemos jugadores de calidad para sorprender en el ataque”, sentenció Ostolaza.

“Me dio mucho dolor la derrota ante Argentina. Jugué mucho allá y le quiero ganar siempre. Igual las chances de clasificación están intactas porque estamos en camino, pero hay que ganar. Es un partido clave y tenemos jugadores y cuerpo técnico vigente que pueden conseguir cosas importantes”, manifestó Morán.

robert siboldi

"Con Brasil siempre es especial y a muerte"

Quien fuera el guardameta de aquella jornada, también repasó aquel duelo ante Brasil que iba a terminar siendo histórico, pese a que en ese momento tal vez no se tomó con dicha dimensión.

“No sabía que era el último”, sostiene Siboldi un tanto sorprendido como le ocurrió también a Ostolaza y Morán al ser advertidos de este detalle.

“Era un gran equipo, muy rápido”, recuerda el ahora entrenador respecto a una alineación norteña que formó con Gilmar, Luis Carlos Winck, Valber, Ronaldao, Roberto Carlos, Junior, Cesar Sampaio, Raí, Edmundo, Evair y Zinho y que tuvo con el pasar de los minutos los ingresos de Vitor, Palinha, Paulo Silas, Nilson y Elivelton.

“Salieron a buscar ganarlo desde el arranque y a los pocos minutos ya nos habían hecho un gol, pero después nos asentamos y lo dimos vuelta”, recuerda.

Siboldi recuerda este juego como “un partido muy bueno que aunque fuera de preparación era con Brasil que siempre es especial y a muerte”.

Quien tuviera una larga trayectoria en el fútbol mexicano, pasajes por Argentina y Colombia y surgiera futbolísticamente en Peñarol analiza cómo se le debería jugar a Brasil, no solo por su experiencia fuera del campo, también por lo que fue adquirido como entrenador en la última década: “La clave es estar bien ordenados en la defensa y tener la pelota”.

“Hay que ser agresivos en la recuperación y sobre todo eso: tenerla. Si ellos juegan con la pelota son muy peligrosos, pero sin ella se les hace más complicado. Hay que cuidarla y luego ser prolijos en los ataques y tratar de generar juego para atacarlos, porque ahí pueden estar las falencias de Brasil, en la defensa”, sentenció Siboldi.

Pasaron 29 años y la Celeste no ha podido ganar en Brasil. Hoy puede ser un día clave y que además quedaría en la historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados