Publicidad

En una noche tétrica y frente a sus hinchas, Nacional fue goleado por Fénix y puede complicarse en el Apertura

Los dirigidos por Álvaro Recoba sufrieron un duro 4-1 ante los de Capurro que consiguieron así su primera victoria en el primer torneo corto.

Compartir esta noticia
Diego Polenta, Federico Santander y Francisco Ginella buscan explicación en el triunfo de Fénix ante Nacional.
Diego Polenta, Federico Santander y Francisco Ginella buscan explicación en el triunfo de Fénix ante Nacional.
Foto: Estefanía Leal.

Día entre semana y a las 20:00, un combo para que algún hincha llegue sobre la hora o hasta un poco tarde. El que lo hizo y miró la pantalla gigante del Gran Parque Central al ingresar, seguramente no lo podía creer.

Es que más de uno habrá ingresado con el 0-1 y no sería de extrañar que algún otro lo hiciera con el 0-2 ya establecido. Todo porque Fénix en apenas 10 minutos de partido ya había anotado dos goles gracias a un Dudú que tuvo, seguramente, el mejor primer tiempo de su carrera.

Fue imparable con y sin pelota y muy bien acompañado por un encendido Mauro Cachi y un peleador Maximiliano Juambeltz.

El festejo de Mauro Cachi tras uno de los goles de Fénix ante Nacional.
El festejo de Mauro Cachi tras uno de los goles de Fénix ante Nacional.
Foto: Estefanía Leal.

El que llegó y encontró ese panorama seguramente se quedó muy ofuscado, pero igual o más enojado estaría también el hincha tricolor que llegó temprano y que tenía la ilusión de que su equipo coseche tres puntos que lo dejaría a uno del líder, más allá de que Nacional tendría un partido más.

Si esos dos goles no habían sido golpe suficiente, lo terminaron siendo el tercero y el cuarto en los pies de Mauro Cachi y Maximiliano Juambeltz, este último cambiando penal por gol.

Maximiliano Juambeltz ante la marca de Diego Polenta y Mauricio Pereyra en el partido entre Nacional y Fénix.
Maximiliano Juambeltz ante la marca de Diego Polenta y Mauricio Pereyra en el partido entre Nacional y Fénix.
Foto: Estefanía Leal.

Sí, en apenas media hora Fénix iba ganando 4-0 como visitante y ante un grande. En apenas 30 minutos marcó prácticamente la misma cantidad de goles que en los 11 partidos anteriores del Apertura ya que llegó a esta jornada último y con cinco goles a favor. A eso, hay que sumarle que lo hacía sin victorias por lo que consumó la primera ante un Nacional desorientado y que sufrió cada uno de los ataques de Fénix por las bandas donde precisamente estuvo el déficit más grande del equipo de Álvaro Recoba.

El Chino rotó pensando en la Copa Libertadores, más allá de que también tenía sentidos y suspendidos, pero fue sorprendido por un equipo de Capurro que sin duda alguna, de aquí en más, tendrá un envión anímico importante pensando en la recuperación y en sumar puntos para conseguir la permanencia a fin de año.

El lamento de Gonzalo Carneiro en el partido entre Nacional y Fénix.
El lamento de Gonzalo Carneiro en el partido entre Nacional y Fénix.
Foto: Estefanía Leal.

Con el 0-4 en el marcador, y obligado por el trámite, Recoba hizo cuatro cambios para el arranque del segundo y entraron Lozano, Sanabria, Galeano y Carneiro. Cuatro titulares que le cambiaron el rostro al tricolor que incluso llegó al descuento por un tanto del paraguayo y que si no sumó algún tanto más fue por la gran actuación del arquero Pedro González.

Entre aplausos y algunos silbidos, Nacional se fue del Gran Parque Central goleado tras tener una noche tétrica.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

NacionalFénix

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad