FÚTBOL URUGUAYO

La AUF no corre riesgos: no organiza los clásicos, pero va a asistir

Los partidos del verano se van a jugar, pero ahora Tenfield precisa que Peñarol y Nacional sean las entidades deportivas que aparezcan como organizadores.

Ignacio Alonso, presidente de la AUF, en el arribo de Diego Alonso al país. Foto: Leonardo Mainé.
Ignacio Alonso, presidente de la AUF. Foto: Leonardo Mainé.

Los dos clásicos podrán llevarse a cabo, tal como estaban marcados en el calendario de pretemporada de los dos equipos grandes, pero sin que la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) asuma el riesgo legal de hechos de violencia que puedan producirse en alguna de las dos contiendas.

Respetando los informes que le fueron entregados por la Comisión de Seguridad, en la que se detalló la escalada de violencia que se vive desde algunas semanas, cuyo pico terminó provocando la muerte de dos personas, la AUF decidió que bajo ningún concepto podía aparecer como organizados de los clásicos, máximo cuando ese papel lo iba a cumplir -como todos los años- en beneficio de la empresa Tenfield para que tenga que asumir una importante carga impositiva.

Bajo la custodia de la AUF como organizador administrativo, la responsabilidad jurídica de cualquier acontecimiento recaería sobre sus autoridades, las que incluso no estarían en condiciones de eximir responsabilidades cuando informes internos, elaborados por comisiones de su organización, advertían de los riesgos que se corrían.

Librarse de esta carga no implica que la AUF salga totalmente de escena. En realidad se aparta a medias, porque lo que si ocurrirá es que asistirá a las instituciones para que lleven adelante los encuentros, si así quedase totalmente definido con la empresa Tenfield.

ricardo lombardo

Una cancha de maravilla para el 22

“El campo de juego del Centenario está una maravilla”, dijo Ricardo Lombardo, quien indicó que lo mejor sería no jugar un partido después del 22 de enero. “Si fuese un caso de emergencia, se haría, pero no es lo recomendable”, añadió Lombardo, presidente de CAFO.

Para ser bien precisos, Tenfield necesita una asociación civil deportiva como organizador del campeonato que estará bajo su tutela y aquí lo que puede ocurrir es que Peñarol sea el organizador administrativo de un partido y Nacional del otro.

Lo que pretendían los neutrales de la AUF, entonces, no apartarse ni un centímetro de las advertencias que recibieron por los informes elaborados por la Comisión que preside Rafael Peña y no desconocer la realidad de la situación que se está viviendo con el cruce de amenazas que se registra entre hinchas violentos que ya protagonizaron actos delictivos.

En este marco, entonces, marca su perfil, deja sentadas las recomendaciones que le llegaron, pero impide que un privado lleve adelante el torneo que tenía acordado y con patrocinio firmado.

Como ya informó Ovación, además, los cruces entre Nacional y Peñarol serán tendrán una gran difusión porque se hizo un acuerdo comercial entre Tenfield y la empresa Disney (ESPN y Star+).

Para los equipos grandes, en tanto, la única vía de escape que se hubiera dado para no tener que afrontar estas dos contiendas es que la AUF además de establecer su distanciamiento con la organización de los juegos, resolviera lo que estuvo a estudio: desaconsejar que se lleven a cabo. De esa manera hubiese obligado a Tenfield a asumir todos los riesgos.

bajaron el pulgar

No aprueban jugar sin visitantes

Una idea que fue descartada es la de disputar los dos clásicos en los estadios de los grandes, pero con la eliminación de la presencia de aficionados visitantes. Esa iniciativa no tuvo suerte. No se quiere dar un paso hacia atrás.

De acuerdo con la información que pudo recabar Ovación, tanto aurinegros como tricolores estaban mirando con buenos ojos que los cotejos pactados no se realizaran y por varias razones, no solo las que tienen que ver con los homicidios llevados a cabo y con el clima imperante en las redes sociales.

Los problemas sanitarios con los contagios de coronavirus y la falta de la mejor preparación de los equipos por fichajes que aún faltan realizarse o por situaciones contractuales que no pudieron finalizarse, llevaban a considerar que lo mejor sería seguir con la preparación para su temporada local e internacional.

No hay que olvidar que en estos momentos no hay certeza de que se pueda armar el verdadero equipo titular que tendrán tanto Mauricio Larriera como Pablo Repetto para la temporada 2022 y con el enorme riesgo de que Diego Alonso, entrenador de la Selección uruguaya de fútbol convoque futbolistas para los partidos del 27 de enero y 1° de febrero.

Todo hace indicar que eso sucederá así, por lo que hay un partido clásico que perderá atractivo porque brillarán por su ausencia los mejores valores de cada club.

Lo que no parece todavía bien definido es qué acontecerá con la contienda pactada para llevarse adelante en el Campus de Maldonado.

No puede ignorarse el hecho de que aquí hasta directivos de los dos clubes se mostraron favorables a lograr un traslado del encuentro para Montevideo, dado que el entorno del Campus y la cantidad de turistas que hay en Maldonado complican en grado sumo la realización del mejor operativo de seguridad.

La definición de esta situación es un tema en el que tendrán que ponerse de acuerdo los dos grandes y la empresa Tenfield, porque la AUF ya quedó por fuera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados