Publicidad

El crédito en Uruguay alcanza el mayor tamaño de los últimos años, ¿qué tan endeudados están los sectores?

Además la morosidad se ubica en niveles bajos en términos históricos. Según el Reporte del Sistema Financiero del BCU, el endeudamiento de los hogares era del 33,3% de los ingresos en 2023.

Compartir esta noticia
Bancos: en 2023 alcanzaron el mayor tamaño de créditos en relación al PIB de los últimos seis años.
Bancos: en 2023 alcanzaron el mayor tamaño de créditos en relación al PIB de los últimos seis años.
Foto: AFP

Redacción El País
El crédito bruto del sistema bancario al sector no financiero (empresas y familias) alcanzó un tamaño en relación a la economía que no veía desde al menos 2018. Según el Reporte del Sistema Financiero de 2023 del Banco Central (BCU) -divulgado recientemente-, el crédito totalizó a fin de 2023 el 30,3% del Producto Interno Bruto (PIB).

El mayor porcentaje de crédito en relación al PIB anterior era el de fin de marzo de 2021 con 29,1%. En todo 2019 y a fin de 2018 el crédito sobre el PIB apenas superaba el 26%.

Del total del crédito en 2023 (el equivalente a US$ 23.374 millones), el 51,1% era en moneda nacional y el 49,9% en moneda extranjera.

De los préstamos en moneda nacional, el 75% fue al sector familias, el 12,3% a los servicios, el 6,3% al comercio, el 3,1% a la construcción, el 2,9% a la industria manufacturera y el 0,4% al agro.

En moneda extranjera, el agro concentró el 33,3% del monto total de créditos, la industria manufacturera el 21%, el comercio el 19,6%, los servicios el 16,5%, la construcción el 5,4%, las familias el 3,2% y otros el 1%.

Morosidad en nivel bajo

Según el informe del BCU, “el indicador de morosidad total del sector no financiero (empresas y familias) aumentó respecto al año anterior, alcanzando en 2023 el máximo valor de los últimos dos años (2,1% en agosto) pero manteniéndose por debajo del 3% registrado antes de la emergencia sanitaria por covid-19 (diciembre de 2019)”.

No obstante, “en diciembre 2023 el indicador volvió a bajar para cerrar en 1,8%, valor levemente superior al observado en diciembre de 2022 que constituyó un mínimo histórico (1,5%)”, agregó.

El BCU señaló que en el caso de empresas, “la morosidad en 2023 tuvo igualmente un aumento hasta el mes de agosto, cuando llegó a 1,3%, para bajar luego hasta 0,9% en diciembre, nivel ligeramente superior al observado en diciembre 2022 y muy por debajo del 3,4% observado a diciembre de 2019, antes del inicio de la emergencia sanitaria”.

“Similar comportamiento tuvo la morosidad de las familias en el crédito al consumo (incluyendo automóviles), alcanzando un máximo de 5,2% en agosto y bajando luego hasta 4,7%, ratio superior al 4,1% observado a diciembre de 2019 y al 3,9% de diciembre 2022”, añadió.

“Por su parte, la morosidad de los créditos para vivienda, que suele tener niveles bajos en comparación a consumo, ha mostrado un descenso en el segundo semestre de 2023, llegando a diciembre con el valor más bajo de los últimos años (1,1%)”, indicó el Central.

Por su parte, “en diciembre de 2023 la proporción de crédito al sector no financiero ubicado en categorías de mayor riesgo (3, 4 y 5) alcanzó el 9,93% del crédito total, manteniéndose en los niveles más bajos de los últimos años”, concluyó el BCU.

Endeudamiento mundial
Nivel de endeudamiento aumenta.
Foto: Pixabay

Endeudamiento

El informe evalúa el nivel de endeudamiento de cada sector respecto a lo que produce y en el caso de las familias respecto a sus ingresos.

“El sector agropecuario no solo es el que registra un mayor grado de endeudamiento en relación con su producto, tal como es habitual, sino que además es el que registra un mayor aumento en dicho cociente. Este último pasó de 51% en diciembre 2022 a 66% en diciembre 2023, lo que implica un aumento de 29,3%, resultado del aumento del crédito en el sector y de la baja en el PIB agropecuario”, indicó.

Lo siguen el sector comercio y el de la industria manufacturera (cerca del 30% de su PIB en cada caso), el sector construcción con 20% de su PIB y el de servicios donde el endeudamiento no llega al 10% de su PIB.

En cuanto a las familias, “se construyen tres indicadores: uno para el crédito al consumo de origen bancario, otro que además del crédito bancario considera a las administradoras de crédito y un tercer indicador que agrega al anterior el crédito a la vivienda”.

En el que suma a los tres (crédito bancario, con administradoras y a la vivienda) mostró un aumento de 3,6% respecto al año anterior, llegando a 33,3% del ingreso anual en pesos de los hogares.

“Este aumento se explica debido a que la suba en los créditos fue superior a la suba en los ingresos, aunque ambos aumentaron (12,8% y 8,9%)”, indicó el reporte.

Banco Central del Uruguay
Banco Central del Uruguay
Foto: Gianni Schiaffarino / Archivo El País

Pruebas de tensión

La normativa actual exige a los bancos “un capital mínimo por riesgo de crédito y por riesgo de mercado: este a su vez dividido en riesgo por tipo de cambio y riesgo por tasa de interés de la cartera de valores”, recordó el reporte.

Para estimar el impacto sobre el patrimonio de los bancos de un eventual cambio adverso en las condiciones macroeconómicas se realizan pruebas de tensión, simulando diferentes escenarios.

El escenario adverso supone un aumento del dólar de 14%, tasas de interés internacionales en 5,95%, caída del PIB de 3,64%, inflación de 7,86%, desempleo en 11,88, caída del salario real de 8,31% y riesgo país en 461 puntos.

El escenario de crisis supone un salto del dólar de 35%, tasas internacionales en 6,83%, caída del PIB de 8%, inflación en 12%, desempleo en 17%, caída del salario real de 19% y riesgo país en 1.000 puntos.

“El resultado de la aplicación de esas pruebas revela que el sistema bancario en promedio se encuentra en condiciones de soportar un escenario de recesión importante manteniendo un nivel patrimonial razonablemente adecuado”, afirmó el BCU.

“La solvencia de capital, medida como el cociente entre el capital regulatorio (RPN) y los activos ponderados por riesgo (APR), indican que el capital regulatorio como porcentaje de los APR caería desde un 17,1% inicial a un 16,4% y 7,2% en los dos escenarios adversos mencionados”, concluyó el informe.

ADEMÁS

Aseguradoras con más primas

Las primas de seguros emitidas netas de anulaciones en 2023 ascendieron a $ 88.079 millones (2,9% del PIB) y aumentaron 2,8% en términos reales respecto al año anterior. En 2023 el resultado neto del conjunto de aseguradoras fue de $ 5.783 millones, lo que implica en términos reales un aumento de 58% respecto a 2022 y una caída de 38,9% en relación a 2021, indicó el BCU.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad