Publicidad

Conflicto portuario complica exportaciones de carne

Carne vacuna en frigorífico. Foto: Archivo El País

COMERCIO EXTERIOR

La situación preocupa a las autoridades del gobierno y también al sector agroexportador que temen por un impacto en las ventas de carne al exterior.

El conflicto en el puerto de Montevideo, que enfrenta a los trabajadores de TCP (propietaria en un 80% de la empresa belga, Katoen Natie y un 20% de la Administración Nacional de Puertos) y los de Montecon con la empresa belga -por diferencias en la negociación del convenio laboral de Katoen Natie-, preocupa a las autoridades del gobierno y también al sector agroexportador que temen por un impacto en las ventas de carne al exterior.

Sobre este tema habló ayer el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Conrado Ferber, luego de su encuentro con el presidente Lacalle Pou en Torre Ejecutiva. Según informó Presidencia, Ferber concurrió para informarle sobre el impacto del paro en el Puerto de Montevideo y la dificultad que implica el no ingreso de contenedores vacíos.

El titular del INAC dijo que un paro de tres días le resulta incomprensible, por su incidencia en el empleo de otros uruguayos. Asimismo, señaló que en muchos casos se trata de mercadería perecedera que debe viajar a China. Si bien el jerarca de INAC aclaró que no se afectarán las condiciones sanitarias de la carne, afirmó que sí se enlentece el proceso, lo que lleva a incumplir contratos comerciales.

En la jornada, por ejemplo, se dejaron de cargar 300 contenedores y otros tantos vacíos no pudieron llegar, manifestó.

Por otra parte, consultado sobre su impacto en las negociaciones con China por un Tratado de Libre Comercio (TLC), señaló que este tipo de situaciones nunca son buenas noticias.

Ayer, Rurales El País había informado que el conflicto en el puerto -que se espera que continúe hasta hoy- afecta en gran medida a los exportadores de carne porque esto no solo se suma a los problemas coyunturales del tráfico marítimo (por la falta de contenedores, buques y costos que se han visto duplicados) sino que también se trata de una semana clave para el comercio de carne, con la cercanía de los embarques para el año nuevo chino.

En este sentido, Marcelo Secco, presidente de la Asociación de la Industria Frigorífica del Uruguay (Adifu) y CEO de Marfrig Conosur, sostuvo a Rurales El País que con este cese de actividades “se agrava la situación” por perder una ventana de carga muy importante como es la presente semana.

De todas formas, el industrial manifestó su optimismo en el proceso de negociación que lleva adelante el Ejecutivo para darle “racionalidad” a las medidas, dado que el nivel de afectación es “muy importante”.

“Estas semanas hay mayor dinámica en el mercado y eso complejiza aún más la situación”, sostuvo. Secco explicó que los tiempos de entrada a puerto “no se solucionan con 24 horas”, además de que los buques tienen un tiempo determinado de atraque.

Publicidad

Publicidad