CRISIS

Venezuela tendrá apagones por tiempo indefinido

Los problemas de energía continuarían por meses o años.

Apagón en Venezuela. Foto: EFE
Apagón en Venezuela. Foto: EFE

Falta de infraestructura, de inversión y mantenimiento amenazan con prolongar indefinidamente los apagones masivos en Venezuela, que se recrudecieron a inicios de marzo, sin que pueda verse una luz al final del túnel donde están sumidos los venezolanos.

El sonido de cacerolas irrumpió ayer en varias zonas de Caracas en protesta por los apagones en Venezuela desde el 7 de marzo, llevando a millones de venezolanos a la angustia.

En algunos sectores de Caracas las protestas fueron reprimidas por “colectivos”, como se les conoce a los civiles armados chavistas a los que el presidente Nicolás Maduro ha dado luz verde para contener protestas.

Golpeados por la crisis económica, los habitantes del otrora próspero país petrolero también sufren la falta de agua, problemas en las comunicaciones y merma del transporte tras varios días de apagones masivos que podrían seguir durante meses e incluso años, advierten los especialistas.

“Esto va a continuar, la situación es gravísima, vienen más apagones y racionamientos (…) En todo el sistema completo se están generando a duras penas entre 5.500 y 6.000 megavatios de una capacidad instalada de 34.000 megavatios”, dijo Winton Cabas, presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica y Mecánica (Aviem).

Cabas afirma que el chavismo se quedó “sin mano de obra calificada”, tras el éxodo de unos 25.000 trabajadores del sector eléctrico, en medio de una diáspora de 2,7 millones de venezolanos que ha emigrado desde 2015.

El opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por unos 50 países, había pedido durante una concentración el sábado salir a protestar cada vez que se produjeran fallas eléctricas y de agua, en severa escasez.

En medio de la emergencia, la Cruz Roja anunció que distribuirá en quince días ayuda humanitaria en Venezuela, una cuestión que centra la pugna por el poder entre Maduro y Guaidó.

La decisión marca un giro en la política de Maduro, quien pese a mostrarse abierto a la cooperación internacional sin “injerencias”, niega que el país petrolero sufra una “crisis humanitaria”, como denuncia Guaidó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)