Publicidad

Putin pide reanudar las negociaciones de paz mientras sus tropas avanzan en Ucrania

"Las negociaciones de paz deben ser reanudadas y no con la ayuda de ultimátum, sino del sentido común", dijo el presidente ruso en rueda de prensa en Minsk, capital bielorrusa.

Compartir esta noticia
Ucrania. Ejército ruso sigue avanzando en la región del Donbás.
Ucrania: el ejército ruso sigue avanzando en la región del Donbás.<br/>
Foto: AFP

EFE
El presidente ruso, Vladímir Putin, pidió ayer viernes reanudar las negociaciones de paz con Ucrania justo cuando sus tropas avanzan tanto en el corazón del Donbás como en el segundo frente que el ejército ruso ha abierto en la región nororiental de Járkov.

“Las negociaciones de paz deben ser reanudadas y no con la ayuda de ultimátum, sino del sentido común”, dijo Putin en rueda de prensa en Minsk, capital bielorrusa.

Putin hizo estas declaraciones después de que la prensa occidental sugiriera que el jefe del Kremlin estaba dispuesto a declarar un alto el fuego en Ucrania teniendo en cuenta las actuales líneas del frente.

Tras reunirse con el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, Putin llamó a Ucrania a volver a la mesa de negociaciones, aunque advirtió de que éstas deben tener como objetivo final “la firma de documentos jurídicamente vinculantes”. Recordó que Ucrania ya firmó un documento de esa clase a finales de marzo de 2022 en Estambul, pero retiró la firma bajo presiones de Occidente, en alusión al entonces primer ministro británico, Boris Johnson.

“De nuevo se habla de que hay que regresar a las negociaciones. ¡Que vuelvan! Pero que vuelvan no partiendo de lo que una parte quiere (...), sino de la situación actual sobre el terreno. Nosotros estamos dispuestos”, afirmó.

Vladimir Putin
Vladimir Putin: el presidente prometió una victoria rusa en Ucrania.
Foto: AFP

Cuando Putin habla sobre la realidad “en el terreno”, se refiere no sólo al avance de las tropas rusas, sino a la anexión en septiembre de 2022 de cuatro regiones ucranianas (Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia), aunque Moscú no las controle en su totalidad.

En la misma línea, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, negó las informaciones sobre un posible acuerdo de alto el fuego que no contemple que esas cuatro regiones ya está incluidas en la Constitución como parte del territorio ruso.

Según el último parte de guerra, en los últimos siete días las tropas rusas conquistaron tres localidades en el Donbás y otra más en Járkov.

Al mismo tiempo, Putin se preguntó: “¿Con quien negociar? No es una pregunta baladí (...) Rusia es consciente de que la legitimidad del actual jefe de Estado (de Ucrania) ha expirado”. Y es que Moscú lleva semanas denunciando que, mientras Putin se presentó en marzo a la reelección para un quinto mandato, Zelenski se ha escudado en las acciones militares para no someterse al dictado de las urnas.

Llegado el momento, Putin subrayó que Moscú debe estar “completamente seguro” de que está dialogando con un “poder legítimo”. “A esa pregunta debe responder la propia Ucrania, principalmente, considero, desde la postura del Parlamento, del Tribunal Constitucional o de algún otro órgano de poder”, afirmó.

Recordó que Zelenski, en el poder desde 2019, prohibió por decreto negociar con Rusia, aunque, en realidad, el líder ucraniano solo prohibió dialogar con Putin.

Volodimir Zelenski
Volodimir Zelenski.
Foto: AFP

“Nosotros no se lo hemos prohibido a nadie (negociar)”, señaló el presidente ruso.

A su vez, Putin aseguró este viernes en Minsk que Rusia y Bielorrusia reforzarán su seguridad ante la política de “hostilidad” de Occidente, al que acusaron de intentar contener su desarrollo y dañar su soberanía.

“Al respecto, hasta ahora no han logrado nada y estoy seguro de que nunca lo lograrán”, aseguró Putin y estimó en 16.000 las sanciones adoptadas por Occidente contra Rusia, “más que contra ningún otro (país) en el mundo”.

En cuanto a las maniobras con armas nucleares tácticas que arrancaron esta semana, aseguró que son habituales y la única diferencia en esta ocasión es que también participa Bielorrusia, donde Rusia emplazó ese tipo de armamento en 2023.

“Aquí nosotros no estamos atizando tensiones (...) Nosotros cumplimos plenamente con nuestras obligaciones en el ámbito de las armas nucleares. No hemos infringido nada, no hay nada que se salga de lo habitual en comparación con el trabajo del propio bloque de la OTAN”, argumentó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad