LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Primeras habilitaciones a Oxford amplían las opciones de vacunas contra el COVID-19

El Reino Unido y Argentina se convirtieron en los primeros países en darle luz verde; la Unión Europea la analiza y Estados Unidos la autorizaría en abril.

El primer ministro británico Boris Johnson sostiene una dosis de la vacuna contra el COVID-19. Foto: Reuters
El primer ministro británico Boris Johnson sostiene una dosis de la vacuna contra el COVID-19. Foto: Reuters

Argentina y Reino Unido se convirtieron ayer miércoles en los primeros países en dar luz verde a la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, un fuerte impulso a la campaña de vacunación frente al aumento de casos de COVID-19 que se registran muchos países.

Brasil, por su parte, estudiará pronto la aprobación de emergencia para la vacuna de AstraZeneca. El regulador de salud de Brasil, Anvisa, se reunió con representantes de AstraZeneca ayer miércoles y dijo que el socio local de la compañía, el instituto biomédico Fiocruz, financiado con fondos federales, solicitará la autorización de uso de emergencia, aunque no detalló cuándo.

La pandemia de coronavirus ha causado hasta ahora cerca de 1,8 millones de muertos en el mundo y más de 81 millones de contagios.

Hoy jueves se cumple un año de la primera mención de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de la aparición del virus en la ciudad china de Wuhan. Doce meses después, los países se apremian a vacunar a sus poblaciones para hacer frente a la pandemia.

Argentina ya habilitó la vacuna de Pfizer/BioNTech, aunque todavía no la adquirió, y la rusa Sputnik V, que comenzó a aplicar este martes.

El Reino Unido, el primero en aprobar la vacuna de Pfizer/BioNTech, que comenzó a suministrar el 8 de diciembre, también fue ayer miércoles el primer país del mundo en darle luz verde a la vacuna de AstraZeneca/Oxford.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA, por su sigla en inglés) dijo que había resuelto sus dudas y que había encontrado una tasa de éxito del 80% en la aplicación de dos dosis completas, con tres meses de diferencia, superior a la media que los propios fabricantes han hallado.

La aprobación de una segunda vacuna llega en momentos en que el Reino Unido, uno de los países más afectados por la pandemia en Europa con más de 71.500 muertos, se enfrenta a un incremento de las infecciones atribuido a una variante del virus, que según un estudio británico es más contagiosa (entre un 50% y un 74%), y se está detectando cada vez en más países, entre ellos Chile.

La vacuna de AstraZeneca/Oxford era muy esperada por razones prácticas: es mucho más barata que la desarrollada por Pfizer y BionTech y puede conservarse a temperaturas de entre 2 ºC y 8 ºC, lo que facilita la vacunación a gran escala.

Vacuna desarrollada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Foto: Reuters.
Vacuna desarrollada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Foto: Reuters.

El primer ministro británico, Boris Johnson, celebró una noticia “realmente fantástica” y un “triunfo para la ciencia británica”. “Ahora vamos a vacunar al mayor número de gente posible lo más rápido posible”, declaró en Twitter.

La vacuna de AstraZeneca empezará a usarse a partir del 4 de enero en el Reino Unido, que ha pedido 100 millones de dosis. Entretanto, las autoridades británicas han reconfinado a una gran parte de la población para intentar contener el alza de casos.

El presidente ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot, dijo a la radio de la BBC que Reino Unido debería ser capaz de vacunar a decenas de millones de personas para finales del primer trimestre del 2021.

Vacunación en Estados Unidos.

Por su parte, Estados Unidos espera contar en abril con la autorización para la vacuna de AstraZeneca. En Estados Unidos ya están habilitadas y aplicándose las vacunas de Pfizer/BioNTech y de Moderna.

“Esperamos que si todo va bien con la revisión, la autorización de uso de emergencia se pueda otorgar en algún momento en abril”, manifestó en una rueda de prensa Moncef Slaoui, quien se encarga de dirigir la Operación Warp Speed, organizada por la Casa Blanca y el Pentágono para acelerar la campaña de inmunización.

Slaoui afirmó que la vacuna parece ser efectiva para prevenir casos severos, pero evitó responder a más preguntas al asegurar que la decisión final sobre si se autoriza esa vacuna corresponde a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés).

La situación en Cuba.

En América Latina y el Caribe, segunda región en el mundo que lamenta más de medio millón de muertos por el coronavirus, Cuba estaría en condiciones de inocular a toda su población con una vacuna propia en el primer semestre de 2021, según el director del Instituto Finlay de Vacunas (IFV), Vicente Vérez Bencomo, citado el martes por el diario oficial Granma.

Sus dos vacunas candidatas, Soberana01 y Soberana02, “han avanzado en el ensayo clínico de manera importante, la 01 va terminando la Fase 1 y la 02 entra en la Fase 2”, informó.

La pandemia en Europa.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguró ayer miércoles que necesita “información científica adicional sobre la calidad, seguridad y eficacia” de la vacuna de AstraZeneca/Oxford antes de poder respaldar una licencia de uso en la Unión Europea.

La EMA recibió el pasado 21 de diciembre una serie de datos de los ensayos clínicos en curso en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica, información que está estudiando en la actualidad a la espera de obtener los datos restantes que puedan permitir el estudio de una licencia.

Europa comenzó a vacunar el pasado domingo con la de Pfizer/BioNTech.

Merkel alerta que crisis seguirá en 2021

La crisis “histórica” del coronavirus seguirá presente en 2021, advirtió la canciller alemana, Angela Merkel, en su mensaje de fin de año. “Estos días y estas semanas (...) son momentos difíciles para nuestro país. Y así durará bastante tiempo”, aseguró Merkel, que dejará su cargo a mediados de 2021. “Este invierno (europeo) sigue siendo un momento difícil”, añadió Merkel, quien dijo que la pandemia representa una “crisis histórica”. Alemania se enfrenta a una agresiva segunda ola y adoptó un nuevo confinamiento parcial al menos hasta el 10 de enero.

Nueva cepa del COVID-19: primer caso en EE.UU.
laboratorio

El estado de Colorado registró el primer caso estadounidense de la variante de coronavirus que surgió en Reino Unido. “Hoy (por el martes) descubrimos el primer caso en Colorado de la variante B.1.1.7 de COVID-19, la misma variante descubierta en el Reino Unido”, tuiteó el gobernador de Colorado, Jared Polis.

La variante del coronavirus se detectó en un joven de unos 20 años que se encuentra actualmente aislado en el condado de Elbert y no tiene antecedentes de viajes.

Este paciente no tenía contactos cercanos con enfermos, según el comunicado del gobernador.

The Washington Post informó que el caso de Colorado es la primera infección conocida de esta variante del virus que se registra en Estados Unidos.

Los dos primeros casos de esa cepa en América del Norte se descubrieron en Canadá el fin de semana.

Según los expertos, esta variante es potencialmente más contagiosa que las anteriores.

Se ha informado de más de 3.000 casos de esa cepa en Reino Unido y en decenas de países de Europa y de todo el mundo. Aquí en la región se detectó un caso en Chile.

En Sudáfrica, se han registrado más de 300 casos de otra variante, de la cual se han confirmado tres casos en Europa, dos en Reino Unido y uno en Finlandia, pero los tres se han relacionado con personas provenientes del país africano.

La nueva variante del coronavirus SARS-CoV-2 no parece provocar una enfermedad más severa que otras, según un estudio de la agencia de Salud Pública de Inglaterra (PHE, por sus siglas en inglés).

Los científicos sí dicen que la nueva variante puede propagarse con mayor rapidez.

No hubo diferencia significativa en la probabilidad de reinfección con la nueva variante en comparación con las otras variantes. Sin embargo, el estudio sostiene que la “tasa de ataque secundario”, o la proporción de los contactos de los casos confirmados que desarrollan la enfermedad, fue mayor en las personas infectadas con la nueva variante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados