Opinión

Pago de una promesa a la clase media

El anuncio del presidente Jair Bolsonaro del decreto facilitando la posesión de armas en el país es de aquellas medidas susceptibles de causar polémica.

Jair Bolsonaro. Foto: EFE
Jair Bolsonaro. Foto: EFE

Es un pago de promesa de campaña que va a ser muy debatida en el Congreso. Hay estudios que demuestran que el aumento de las armas causa más muertes. Y otros que dicen que la medida aumenta la seguridad del ciudadano.

Pero, como ya he escrito, es una medida que tiene muy poco que ver con una política de seguridad pública, que debe ir mucho más allá de una visión personal o de grupos. Tiene que ver con un concepto de seguridad personal que es muy caro para un grupo de ciudadanos de la clase media, especialmente los de las regiones sur y centro-oeste del país, y de los habitantes de las grandes ciudades.

El ministro de Justicia, Sergio Moro, sugirió en una reunión del gabinete, para tratar los 100 primeros días de gestión del gobierno, que esa era una de las primeras medidas a ser anunciadas, como pago de promesas de campaña para un nicho importante del electorado que eligió a Bolsonaro presidente.

Pero también una manera de retardar otra medida probable, la liberación del porte de armas. El porte obedece a una serie de requisitos que incluye el entrenamiento en los clubes de tiro.

La prioridad a la posesión del arma tiene un simbolismo, en busca de un efecto disuasorio. No sorprende a nadie, Bolsonaro fue elegido porque piensa así, porque dijo las cosas que dijo durante la campaña electoral. Se puede no estar de acuerdo con esa línea, pero mucha gente votó a Bolsonaro a causa de eso, y mucha gente votó a Bolsonaro pese a eso, creyendo que la vuelta del PT sería peor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados