INVESTIGAN

La OMS reconoció que el coronavirus podría transmitirse por el aire

La Organización Mundial de la Salud indicó que "surgen pruebas" de esta forma de transmisión del COVID-19.

Coronavirus. Foto: AFP.
Coronavirus. Foto: AFP.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció ayer martes que hay evidencias de la posible transmisión por el aire del COVID-19, después de que un grupo de 239 científicos internacionales alertara de esta forma de contagio. La OMS reiteró además que la epidemia se acelera.

“Hemos estado hablando sobre la posibilidad de una transmisión aérea y por aerosol como una de las formas de propagación del COVID-19”, dijo Maria Van Kerkhove, jefa técnica de la OMS para la pandemia, en un encuentro virtual con medios.

Al principio de la pandemia, la OMS había dicho con anterioridad que el virus que causa la enfermedad respiratoria del COVID-19 se propaga sobre todo a través de pequeñas gotas eyectadas desde la nariz y la boca de una persona infectada, que caen rápidamente al suelo.

Sin embargo, el pasado lunes un grupo de 239 científicos de 32 países urgió a la OMS y la comunidad médica internacional a reconocer la posible transmisión aérea del COVID-19, en un artículo publicado en la revista Clinical Infectious Diseases de Oxford. Estos científicos explicaron que partículas flotantes del virus pueden infectar a las personas que las inhalan.

Van Kerkhove aseguró que muchos de los firmantes de la carta son expertos con los que ya está colaborando la OMS desde hace varios meses. “Mantenemos relación con este grupo de científicos desde abril, a través de distintas redes, y damos la bienvenida a la colaboración con científicos de todo el mundo”, aseguró.

Añadió que muchos de los firmantes son ingenieros, cuya aportación puede ser muy importante especialmente en la adopción de medidas de ventilación de recintos.

Aunque la OMS considera que el principal medio de transmisión del COVID-19 es a través de pequeñas gotas expelidas por los enfermos, Van Kerkhove aclaró que se siguen estudiando otros medios de transmisión, incluyendo de animales al ser humano y de madres a hijos en el embarazo.

Por su parte, la jefa técnica de prevención de enfermedades de la OMS, Benedetta Allegranzi, dijo que hay evidencias sobre la transmisión por vía aérea del coronavirus, aunque no son definitivas.

“...no se puede descartar la posibilidad de una transmisión por vía aérea en lugares públicos, sobre todo en condiciones muy específicas de lugares abarrotados, cerrados y mal ventilados que han sido descritos”, afirmó.

“No obstante, las evidencias deben ser recopiladas e interpretadas, y seguimos respaldando esto”, señaló.

La experta agregó que la OMS sigue recomendando evitar reuniones en lugares cerrados o participar en actos con un gran número de gente, además del mantenimiento de adecuadas condiciones de ventilación, el distanciamiento social y un uso de mascarillas cuando éste último sea difícil.

La OMS, criticada por haber tardado en aconsejar el uso de máscaras, fue acusada de no querer admitir las pruebas que apuntan a una propagación por el aire del nuevo coronavirus.

La institución insistió ayer en que la epidemia “se acelera, y no hemos alcanzado el pico de la pandemia”, en palabras de su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Aunque el número de fallecidos parece que se ha estabilizado a nivel mundial, en realidad, algunos países han realizado avances significativos en la reducción del número de casos, mientras que en otros los muertos siguen creciendo”, dijo en una rueda de prensa.

América Latina y el Caribe desplazaron a Estados Unidos

América Latina y el Caribe desplazaron a Estados Unidos como el epicentro de la pandemia en América, al reportar más del 50% de los casos de COVID-19 en la región en la última semana, anunció ayer martes la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne. Dos meses atrás, Estados Unidos representaba el 75% de los contagios en América, pero las infecciones han seguido creciendo en “la mayor parte” de Latinoamérica y ahora suman casi tres millones -la mitad de los reportados en el continente-, comandados por Brasil, Perú, Chile y México. “Esta es una pandemia de proporciones asombrosas”, dijo Etienne.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados