ARGENTINA

Lázaro Báez condenado a 12 años de prisión por lavado de US$ 55 millones de corrupción

El empresario argentino está detenido desde 2016 con prisión preventiva. Desde el año pasado cumple arresto domiciliario en su casa.

Lázaro Báez. Foto: La Nación (GDA)
Lázaro Báez. Foto: La Nación (GDA) - Archivo

Lázaro Báez, uno de los empresarios más cercano a los Kirchner, fue condenado a 12 años de prisión por lavado de 55 millones de dólares entre 2010 y 2013. La causa por la que fue condenado Báez se conoce como “la ruta del dinero K”.

El tribunal determinó que los 55 millones de dólares de origen ilícito fueron trasladados a cuentas en paraísos fiscales, luego utilizados para la compra de bonos del Tesoro argentino y después depositados en las cuentas en Argentina de la empresa Austral Construcciones, propiedad de Báez.

Junto con el empresario también fueron condenados sus hijos Martín Báez, a una pena de 9 años de cárcel, Leandro Báez, a cinco, y Luciana y Melina Báez, a tres años en suspenso.

El tribunal federal condenó a Leandro en carácter de “partícipe necesario” en el delito de lavado de activos, mientras que Melina y Luciana por “partícipes secundarias”.

También fueron condenados los colaboradores más estrechos de Lázaro Báez, su abogado Jorge Chueco y su contable Daniel Pérez Galdín, a ocho años de cárcel.

En el caso del empresario Jorge Leonardo Fariña, el tribunal rebajó su pena de ocho a cinco años de prisión por haber colaborado en la causa.

En total, se condenó a 22 personas y se absolvió a tres. La sentencia puede ser apelada.

La “ruta del dinero K” comenzó a investigarse en 2013, todavía con Cristina Kirchner como presidenta, aunque el impulso definitivo llegó en marzo de 2016, ya en el gobierno de Mauricio Macri y después de que un canal de televisión difundiera imágenes que mostraban a Martín Báez contando grandes sumas de dinero en las oficinas de una financiera de Buenos Aires.

Lázaro Báez, de 64 años, está detenido desde 2016, tiempo que se le descontará a la condena. En septiembre pasado obtuvo el beneficio de la prisión domiciliaria, con tobillera electrónica, en atención a sus problemas de salud en el contexto de la pandemia del COVID-19.

El empresario kirchnerista cumple la prisión domiciliaria en un lugar que se mantiene bajo reserva, luego de que un intento por trasladarlo a su residencia en Buenos Aires fracasó debido a protestas de los vecinos.

El Tribunal Oral Federal 4 de Buenos Aires estableció también ayer miércoles que se deberán decomisar más de 65 millones de dólares una vez que la condena quede firme. Ese monto corresponde a varios hechos de lavado de dinero.

En su última intervención durante el juicio, el 30 de diciembre pasado, Báez se dijo víctima de una “persecución sistemática del poder político, la prensa y gran parte del poder judicial”.

Excajero de un banco, Báez creó un imperio de negocios en Santa Cruz, donde ganó licitaciones petroleras y de obras públicas durante las presidencias del fallecido Néstor Kirchner y de Cristina Kirchner.

Lázaro Báez es investigado por una red de lavado de dinero vinculado al kirchnerismo.
Lázaro Báez. Foto: Archivo

“Yo fui, soy y seré amigo de Néstor Kirchner. Nuestro vínculo empieza con mucha anterioridad a que se convirtiera en un político trascendente, sin embargo esto no quiere decir bajo ningún concepto que yo fuera su testaferro, ni de él ni de su familia”, aseguró Báez a finales de 2019.

Cristina Kirchner está acusada en otro juicio de favorecer a Báez en la adjudicación de 51 obras viales en la provincia de Santa Cruz durante su gobierno. Se debate además sobre presuntos sobreprecios e incumplimientos de contrato en esas concesiones.

La actual vicepresidenta está procesada en nueve causas por supuesta corrupción durante su presidencia.

"¿Payasada, presidente?"

Tras conocerse el fallo contra Báez, surgieron en redes las principales repercusiones de referentes políticos de la oposición.

“En Argentina existen jueces valientes. Lázaro Báez fue condenado a la pena de 12 años de prisión por lavar dinero de la corrupción. ¿Saben todas las escuelas que se podrían construir con la plata que se robaron? ¿Esto también es una payasada, presidente?”, dijo en su cuenta de Twitter la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

La referencia a la “payasada” era por lo que dijo el presidente Alberto Fernández el martes en México, cuando pidió “terminar con la payada” del escándalo de la vacunación vip.

La diputada nacional de la Coalición Cívica-ARI, Paula Oliveto, dijo estar “emocionada” ya que no era fácil en aquel entonces denunciar a Báez. La diputada también reconoció el apoyo de su familia, el trabajo periodístico del equipo de Jorge Lanata, el valor de Nicolás Wiñazki y a Elisa Carrió.

Oliveto reconoce que se equivocó al pensar que “iba a ganar la impunidad” y si bien cree que el fallo será apelado y que los culpables “no irán presos hasta la confirmación de la condena”, para ella es importante “que se sepa todo aunque la justicia llegue tarde”. “Seguiremos peleando por una argentina republicana y sin privilegiados”, dijo en su cuenta de Twitter.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados