Publicidad

Israel recupera cuerpos de tres rehenes; combates se intensifican y llegan más tropas para la "batalla decisiva"

Uno de los cuerpos encontrados es el de la joven alemana Shani Louk de 23 años. Por otra parte, comienza a llegar la ayuda humanitaria a Rafah por el muelle construido por Estados Unidos.

Compartir esta noticia
Gaza. La ofensiva israelí sigue en Rafah, con intensos combates con el grupo terrorista Hamas en el sur de la Franja.
Gaza: la ofensiva israelí sigue en Rafah, con intensos combates con el grupo terrorista Hamas en el sur de la Franja.<br/>
Foto: AFP

EFE, AFP
El Ejército israelí anunció ayer viernes haber recuperado los cuerpos de tres rehenes, muertos en el festival Nova en el ataque del grupo terrorista palestino Hamás el 7 de octubre. Los cuerpos fueron recuperados durante una operación militar nocturna en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza.

“Según información de inteligencia verificada, Yitzhak Gelernter, Shani Louk y Amit Buskila fueron asesinados durante la masacre del 7 de octubre en la intersección de Mefalsim, y sus cuerpos fueron secuestrados en Gaza”, dijo en un videomensaje el portavoz castrense israelí, Daniel Hagari.

“No dejaremos piedra sin remover, haremos todo en nuestro poder para encontrar a los rehenes y devolverlos a casa”, añadió Hagari, en un mensaje repetido poco después por el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

“Devolveremos a todos nuestros rehenes, tanto los vivos como los que han perecido. Felicito a nuestras valientes fuerzas cuya acción decidida ha devuelto a los hijos e hijas a casa”, añadió Netanyahu, según un comunicado del Gobierno.

Entre los fallecidos se encuentra la joven alemana-israelí Shani Louk, de 23 años, cuyas imágenes en las que aparecía llevada a la fuerza en una camioneta de milicianos de Hamás, durante la masacre en el festival Nova del 7 de octubre, dieron la vuelta al mundo.

Su padre, Nissim Louk, aseguró ayer que el hallazgo del cuerpo de su hija, después de que su muerte fuera confirmada a finales de octubre, supone un “cierre”, y añadió que su hija “irradiaba luz” a todos quienes la rodeaban y que encarna “un símbolo del pueblo de Israel, entre la luz y la oscuridad”, según declaraciones a la prensa local.

La guerra estalló el 7 de octubre cuando comandos de Hamás perpetraron un ataque en el sur de Israel, que causó la muerte de más de 1.170 personas, en su mayoría civiles. Más de 250 personas fueron capturadas y 125 permanecen secuestradas en Gaza, de las cuales se cree que 37 murieron, según el ejército.

Conflicto belico entre Israel y Hamas
"En la batalla de Rafah se deciden muchas cosas", dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu.
Foto: AFP

Combates

El anuncio de la recuperación de los tres cuerpos de los rehenes se dio en medio de fuertes combates entre el Ejército israelí y Hamás en el norte de la Franja de Gaza.

En el octavo mes de guerra, las fuerzas de Israel indicaron a la AFP que estaban llevando a cabo en Jabaliya “quizás los combates más feroces” en esta zona del norte del territorio desde que iniciaron su ofensiva terrestre.

El ejército israelí también afirmó haber completado su operación en el distrito de Zeitun de la Ciudad de Gaza, tras una semana de incursiones precisas en las que mataron a más de 90 terroristas.

En el sur del territorio palestino, en Rafah, las brigadas Ezedin al Qasam, el brazo armado de Hamás, afirmaron haber atacado a las tropas israelíes “estacionadas en el puesto fronterizo” con Egipto.

El Ministerio de Defensa israelí anunció que “entrarán más tropas” en Rafah y que “la actividad (militar) se intensificará”, a pesar de los llamados internacionales contra una invasión de esta ciudad en la que se hacinan cientos de miles de desplazados.

Trece países, incluidos Reino Unido, Alemania, Francia, Canadá y Japón, exhortaron ayer viernes a Israel a no lanzar una ofensiva a gran escala en Rafah, estimando que “tendría consecuencias catastróficas en la población civil”.

El ataque a la sinagoga de Ruán, acto antisemita más grave en Francia desde octubre 2023

Sinagoga en Ruán, en el norte de Francia.
Sinagoga en Ruán, en el norte de Francia.
Foto: EFE.

Ataque en París

La guerra en Gaza ha despertado reacciones en todo el mundo, en especial actos antisemitas. El incendio de la sinagoga en la ciudad francesa de Ruán que terminó ayer viernes con su asaltante muerto por los disparos de la Policía está considerado como el mayor acto antisemita en Francia desde el 7 de octubre de 2023, el día del ataque de Hamas a Israel.

“Estamos determinados a proteger a los judíos franceses para que puedan practicar su religión sin temor”, manifestó desde Ruán (a 130 kilómetros al noroeste de París) el ministro del Interior, Gérald Darmanin, quien calificó el ataque como un “acto antisemita”.

El atacante, armado con una barra de hierro y un cuchillo de cocina, falleció a primera hora de la mañana por los cuatro disparos que recibió de un agente, que había acudido al templo junto a otros compañeros alertado por el humo que salía de él.

El ministro desveló que el autor es un argelino de 29 años que estaba bajo una orden de expulsión por situación irregular en Francia. La medida, no obstante, estaba paralizada por el recurso que había interpuesto ante la Justicia.

Darmanin explicó que el fallecido no estaba fichado por radicalización religiosa, aunque sí que estaba siendo seguido por la Policía desde hace algunas semanas. Había pedido, sin éxito, regularizarse en Francia por el título de residencia que se da a los extranjeros gravemente enfermos.

Varios cientos de personas se sumaron a una concentración en la plaza del Ayuntamiento de Ruán en defensa de los valores de la República, tras una convocatoria del alcalde de la ciudad, Nicolas Mayer-Rossignol.

La Fiscalía, por su parte, abrió dos investigaciones: una por degradación con incendio por motivos religiosos y violencia contra la autoridad pública y otra para esclarecer los motivos que llevaron al policía a disparar contra el asaltante, encargada a la Inspección de la Policía Nacional de Rennes.

Las autoridades descartaron, de momento, la pista terrorista en este incidente.

Aunque la investigación sobre la actuación policial aún no se ha cerrado, el ministro del Interior adelantó que condecorará al agente de 25 años que disparó contra el atacante. “Hizo bien en usar el arma, ha salvado vidas”, destacó.

El fuego declarado a primera hora de la mañana en la sinagoga de Ruán (114.000 habitantes) fue rápidamente controlado y no dejó ninguna otra víctima. El asaltante habría lanzado un cóctel molotov por una ventana.

De acuerdo con las imágenes mostradas por las televisiones, el templo judío ha sufrido notables desperfectos, aún por cuantificarse. En declaraciones al canal BFMTV, su rabino, Chmouel Lubecki, aseguró que “ya tenían ese miedo dentro”, pero que, cuando sucede de verdad, resulta “muy chocante”.

“Que yo sepa, no había amenazas concretas contra esta sinagoga (desde el 7 de octubre), pero hemos estado en un ambiente tenso”, sostuvo. Los libros sagrados de la Torá que estaban en el edificio no sufrieron daños, a pesar de que el fuego se declaró cerca.

Enviado de Biden a Arabia e Israel

Jake Sullivan, asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Joe Biden, viajará este fin de semana a Arabia Saudí e Israel para abordar con las autoridades locales la guerra en Gaza. Sullivan irá hoy sábado a Arabia Saudí y se reunirá allí con el primer ministro y príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán, para hablar sobre “asuntos bilaterales y regionales, incluida la guerra en Gaza y por supuesto los esfuerzos en marcha para conseguir una paz duradera y seguridad en la región”, informó la Casa Blanca. El domingo se desplazará a Israel para reunirse con el primer ministro Benjamín Netanyahu y otros representantes de ese Ejecutivo. Discutirán sobre la negociación para garantizar la liberación de todos los rehenes, abordar la crisis humanitaria y el “objetivo compartido de derrotar a Hamás”.

Muelle de EE.UU.

Gaza comienza a recibir ayuda humanitaria

Gaza ha empezado a recibir ayuda humanitaria a través del muelle artificial construido y anclado frente a su costa por Estados Unidos, informó el Comando Central estadounidense en su página web.

“Los camiones que transportaban asistencia humanitaria comenzaron a llegar a tierra a través de un muelle temporal en Gaza. Ningún militar estadounidense desembarcó en Gaza”, asegura la nota del Comando Central (CENTCOM por sus siglas en inglés).

“Se trata de un esfuerzo multinacional en curso para entregar ayuda adicional a los civiles palestinos en Gaza a través de un corredor marítimo que es enteramente humanitario por naturaleza e incluirá productos de ayuda donados por varios países y organizaciones humanitarias”, precisa el Comando.

EE.UU. anunció el jueves el comienzo de las operaciones del muelle flotante como corredor humanitario marítimo hacia Gaza, que según el Pentágono permitirá entregar unas 500 toneladas de ayuda en dos días y asistir a más de dos millones de personas en riesgo de hambruna. La infraestructura incluye una plataforma flotante a varios kilómetros de la costa para que grandes barcos procedentes de Chipre traspasen los palés a otras embarcaciones más pequeñas.

El proyecto ha sido bautizado con el nombre de Joint Logistics Over-the-Shore (JLOTS) y consta de dos muelles.

La Haya: Sede de la Corte Internacional de Justicia de la ONU
La Haya: Sede de la Corte Internacional de Justicia de la ONU.
Foto: AFP
Denuncia de Sudáfrica

Israel niega “genocidio” en Corte de La Haya

Israel defendió ayer viernes en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que su guerra en Gaza es “trágica” y tiene “un precio humano terrible”, pero negó un “genocidio”, y pidió al tribunal no involucrarse en “la microgestión de aspectos operacionales de un conflicto armado” en el caso iniciado por Sudáfrica, a quien acusó de “aliado” de Hamás.

El equipo legal israelí defendió en La Haya que la guerra en Gaza es “trágica y terrible, para israelíes y palestinos, y se ha cobrado un precio humano terrible, pero no es genocidio”, según el agente de Israel Gilad Noam, durante una audiencia que terminó interrumpida a gritos de “mentirosos, mentirosos” de una mujer del público.

El Gobierno israelí volvió a criticar a Sudáfrica por atreverse a acusar de “genocidio” al Estado judío y “evocar una terminología que recuerda al exterminio sistemático de los judíos europeos” durante el Holocausto. “Qué bajo ha caído Sudáfrica. Estas acusaciones dirigidas a Israel son evidentemente falsas y enfáticamente negadas”, afirmó Noam.

“Sudáfrica tiene un claro motivo ulterior cuando le pide (a la CIJ) que exija a Israel mantenerse alejado de Rafah y retirar todas sus tropas de Gaza. Lo hace para obtener ventaja militar para su aliado, Hamás, a quien no desea ver derrotado”, argumentó Noam.

Según Israel, Sudáfrica recibió hace seis días en Johannesburgo a una delegación del grupo terrorista palestino para “continuar su campaña contra Israel”, y “no utilizó la reunión para instar a Hamás a liberar a los rehenes, dejar de atacar civiles israelíes, cesar el uso de escudos humanos, y dejar de operar desde y cerca de hospitales, instalaciones de la ONU y otros sitios protegidos”. Además, aseguró que las cifras de fallecidos que publica Hamás no son correctas e incluyen muertes también causadas por fuego del grupo islamista.

Noam también justificó que, “como es el caso en todos los conflictos armados, pueden ocurrir incidentes que involucren presuntas violaciones de las normas que regulan” las hostilidades y consideró esto una “realidad que no es única de Israel” porque “ningún Estado es infalible” de violar las leyes de guerra. “El sistema legal independiente y robusto de Israel aborda todas las denuncias de mala conducta”, prometió. (EFE)

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Israelfranja de GazaGazaHamás

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad