Publicidad

Archivos secretos de Hamás muestran cómo la organización espiaba a palestinos comunes y corrientes

El Servicio de Seguridad General dependía de una red de informantes, que podían denunciar a sus propios vecinos a la policía. El espionaje ocurría bajo el paraguas del gobierno opresivo de Hamás.

Compartir esta noticia
Un joven en moto pasando delante de un cartel del histórico líder palestino Yasir Arafat.
Un joven en moto pasando delante de un cartel del histórico líder palestino Yasir Arafat.
Foto: AFP

The New York Times
El líder de Hamas, Yehia Sinwar, ha supervisado durante años una policía secreta en la Franja de Gaza que vigilaba a los palestinos comunes y corrientes y creaba archivos sobre jóvenes, periodistas y opositores, según funcionarios de inteligencia y una gran cantidad de documentos internos revisados por The New York Times.

La unidad, conocida como Servicio de Seguridad General, dependía de una red de informantes de Gaza, algunos de los cuales denunciaban a sus propios vecinos a la policía. Las personas terminaron en archivos de seguridad por asistir a protestas o criticar públicamente a Hamás. En algunos casos, los registros sugieren que las autoridades siguieron a las personas para determinar si mantenían relaciones fuera del matrimonio.

Hamás ha dirigido durante mucho tiempo un sistema de gobierno opresivo en Gaza, y muchos palestinos allí saben que los funcionarios de seguridad los vigilan de cerca. Pero una presentación de 62 diapositivas sobre las actividades del Servicio de Seguridad General, realizada sólo unas semanas antes del ataque del 7 de octubre contra Israel, revela hasta qué punto la unidad, en gran medida desconocida, penetró en las vidas de los palestinos.

Los documentos muestran que los líderes de Hamás, a pesar de afirmar representar al pueblo de Gaza, no toleran ni siquiera un atisbo de oposición. Los funcionarios de seguridad siguieron a los periodistas y a sospechosos de comportamiento inmoral. Los agentes eliminaron las críticas de las redes sociales y discutieron formas de difamar a los adversarios políticos. Las protestas políticas eran vistas como amenazas que debían socavarse.

Los residentes comunes y corrientes de Gaza estaban atrapados, detrás del muro del paralizante bloqueo de Israel y bajo el control y la vigilancia constante de una fuerza de seguridad. Ese dilema continúa hoy, con la amenaza adicional de las tropas terrestres y los ataques aéreos israelíes.

"Nos enfrentamos a bombardeos por parte de la ocupación y matones por parte de las autoridades locales", dijo en una entrevista telefónica desde Gaza Ehab Fasfous, un periodista de Gaza que apareció en los archivos del Servicio de Seguridad General.

Fasfous, de 51 años, está etiquetado en un informe como uno de “los mayores enemigos del movimiento Hamas”.

Los documentos fueron proporcionados al Times por funcionarios de la dirección de inteligencia militar de Israel, quienes que los obtuvieron en redadas en Gaza.

Luego, los periodistas entrevistaron a las personas nombradas en los archivos. Esas personas relataron eventos clave, confirmaron información biográfica y, en el caso de Fasfous, describieron interacciones con autoridades que se alinearon con los archivos secretos. Los documentos revisados por el Times incluyen siete archivos de inteligencia que van desde octubre de 2016 hasta agosto de 2023. La dirección de inteligencia militar dijo que tenía conocimiento de archivos que contenían información sobre al menos 10.000 palestinos en Gaza.

Una de los imágenes divulgadas mostrarían terroristas de Hamás junto a vehículos de la ONU
Una de los imágenes divulgadas mostrarían terroristas de Hamás junto a vehículos de la ONU

El Servicio General de Seguridad funciona como parte del gobierno de Hamás en Gaza. Un palestino familiarizado con el funcionamiento interno de Hamás, que habló bajo condición de anonimato debido a lo delicado del asunto, confirmó que el servicio era uno de los tres poderosos órganos de seguridad interna en Gaza. Los otros eran la Inteligencia Militar, que normalmente se centra en Israel, y el Servicio de Seguridad Interna, una rama del Ministerio del Interior.

Basem Naim, portavoz de Hamás, dijo que las personas responsables del Servicio General de Seguridad fueron inaccesibles durante la guerra.

Con gastos mensuales de 120.000 dólares antes de la guerra con Israel, la unidad estaba compuesta por 856 personas, según muestran los registros. De ellos, a más de 160 se les pagó para difundir propaganda de Hamás y lanzar ataques en línea contra opositores dentro y fuera del país. El estatus actual de la unidad se desconoce porque Israel ha asestado un golpe significativo a las capacidades militares y de gobierno de Hamás.

Las autoridades de inteligencia israelíes creen que Sinwar supervisó directamente el Servicio de Seguridad General, según tres funcionarios de inteligencia israelíes, que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a discutir el asunto públicamente. Dijeron que la presentación de diapositivas fue preparada personalmente para Sinwar, aunque no dijeron cómo lo supieron.

Los agentes de seguridad detuvieron a Fasfous cuando se dirigía a una protesta en agosto, confiscaron su teléfono y le ordenaron que se fuera, según un informe. Fasfous confirmó que dos agentes vestidos de civil se le habían acercado. Las autoridades revisaron sus llamadas recientes y escribieron que se estaba comunicando con "personas sospechosas" en Israel.

"Aconsejamos que es necesario acercarse a él porque es una persona negativa, llena de odio y que sólo saca a relucir los defectos de la Franja", dice el documento.

Lo más frustrante, dijo Fasfous, fue que los agentes usaron su teléfono para enviar mensajes a un colega. "Querían acusarme de una violación moral ", dijo.

"El Servicio de Seguridad de Hamás es como la Stasi de Alemania Oriental"
"El Servicio de Seguridad de Hamás es como la Stasi de Alemania Oriental"

El informe no incluye ese detalle, pero describe formas de “lidiar con” Fasfous. “Difamarlo”, decía el informe.

“Si no estás con ellos, te vuelves ateo, infiel y pecador”, dijo Fasfous. Reconoció haber apoyado las protestas y haber criticado a Hamás en línea, pero dijo que las personas con las que estaba en contacto en Israel eran palestinos propietarios de empresas de alimentos y ropa. Dijo que ayudó a administrar sus cuentas de redes sociales.

Los objetivos del Servicio de Seguridad General son similares a los de los servicios de seguridad en países como Siria, que han utilizado unidades secretas para sofocar la disidencia. Sin embargo, los archivos del Servicio de Seguridad General mencionan tácticas como censura, intimidación y vigilancia en lugar de violencia física.

"Este Servicio de Seguridad General es como la Stasi de Alemania Oriental", dijo Michael Milshtein, ex oficial de inteligencia militar israelí especializado en asuntos palestinos. "Siempre hay que estar atento a la calle".

Los palestinos en Gaza viven con miedo y dudan a la hora de expresar su desacuerdo, dijeron los analistas.

"Hay mucha gente que practica la autocensura", dijo Mkhaimar Abusada, profesor de ciencias políticas de la ciudad de Gaza. "Simplemente no quieren problemas con el gobierno de Hamás".

Esa visión choca con los comentarios más estridentes de los líderes de Israel, como el presidente Isaac Herzog, quien culpó a los palestinos en Gaza por no derrocar a Hamás antes de los ataques del 7 de octubre.

"Hay una nación entera que es responsable", dijo. “Esta retórica sobre que los civiles no estaban conscientes, no estaban involucrados, es absolutamente falsa. Podrían haberse levantado”.

Ninguno de los archivos revisados por el Times tenía fecha posterior al inicio de la guerra. Pero Fasfous dijo que el gobierno seguía interesado en él.

Al principio de la guerra, dijo que tomó imágenes de las fuerzas de seguridad golpeando a personas que peleaban por lugares en la fila frente a una panadería. Las autoridades confiscaron su cámara.

Fasfous se quejó ante un funcionario del gobierno en Khan Younis, quien le dijo que dejara de informar y de “desestabilizar el frente interno”, recordó Fasfous.

“Le dije que estaba informando sobre la verdad y que la verdad no le haría daño, pero eso cayó en oídos sordos”, dijo. "No podemos tener una vida aquí mientras estos criminales mantengan el control". (Adam Rasgon y Ronen Bergman)

Palestinos transportan sus pertenencias
Palestinos transportan sus pertenencias de camino a una zona más segura.
Foto: AFP.
ADEMÁS

Israel denuncia terroristas junto a vehículos de la ONU en Rafah

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) divulgaron ayer martes imágenes tomadas por drones que aseguran son de terroristas de Hamás el pasado sábado junto a vehículos de la ONU en Gaza y de disparos en un complejo de la agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos (UNRWA). Las imágenes, dicen las FDI, fueron tomadas en el este de Rafah, al sur de Gaza sobre la frontera con Egipto, donde Israel sostiene que hay comandos de Hamás. “En las imágenes, se pueden ver varios terroristas y disparos cerca de vehículos de la ONU y en el área del complejo de almacenes logísticos de la UNRWA en el este de Rafah, que es un punto central para la distribución de ayuda en nombre de la UNRWA en la Franja de Gaza”, dice un comunicado del ejército israelí. Israel pidió a la ONU una investigación urgente sobre el asunto, y advirtió sobre “el peligro que supone la presencia de terroristas en el recinto del centro logístico” de la agencia de refugiados. “Las FDI seguirán actuando de acuerdo con el derecho internacional para distribuir ayuda a los residentes de la Franja de Gaza”, concluye el comunicado israelí.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

IsraelHamásfranja de GazaGaza

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad