ESCÁNDALO POR ESPIONAJE

Israel anuncia una investigación sobre el sistema Pegasus

Pegasus ha sido implicado en la vigilancia masiva de periodistas, defensores de los derechos humanos y 14 jefes de Estado.

laptop
Hacker espiando con su computadora. Foto: Shutterstock

Israel creó una comisión parlamentaria para investigar las acusaciones de que el controvertido programa de vigilancia telefónica Pegasus del Grupo NSO fue utilizado para espiar a políticos, periodistas y organizaciones en varios países, dijo ayer jueves el jefe de la Comisión de Asuntos Exteriores y Defensa del Parlamento, Ram Ben Barak.

“Cuando terminen su revisión, exigiremos ver los resultados y evaluaremos si es necesario hacer correcciones”, añadió Barak, exjefe adjunto de la agencia de espionaje israelí Mossad.

Pegasus ha sido implicado en la vigilancia masiva de periodistas, defensores de los derechos humanos y 14 jefes de Estado. Sus números de teléfono figuraban entre los 50.000 posibles objetivos de vigilancia en una lista filtrada a Amnistía Internacional y a Forbidden Stories, con sede en París.

El director ejecutivo de NSO, Shalev Hulio, declaró ayer jueves a Army Radio que “estaría encantado de que hubiera una investigación, para poder limpiar nuestro nombre”. También alegó que había un esfuerzo “para desprestigiar a toda la industria cibernética israelí”.

Hulio detalló que la empresa, que exporta sus servicios a 45 países -con el acuerdo del gobierno israelí- no podía revelar los detalles de sus contratos debido a “cuestiones de confidencialidad”.

Pegasus puede hackear los teléfonos móviles sin que el usuario lo sepa, lo que permite a los clientes leer todos los mensajes, rastrear la ubicación del usuario e intervenir la cámara y el micrófono del teléfono.

Ayer jueves la prensa francesa informó que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, cambió uno de sus números de teléfono móvil tras saber que figuraba en una lista de objetivos del sistema de espionaje Pegasus.

El escándalo en torno al sistema Pegasus ha impulsado la apertura por parte de la Fiscalía de París de una investigación por una decena de cargos, incluidos los de atentado contra la intimidad; interceptación de mensajes, intromisión fraudulenta en un aparato informático o venta sin autorización de un dispositivo técnico para la captación de datos informáticos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados