Publicidad

Gira de Biden por Medio Oriente: apoyo a Israel y ayuda humanitaria para Gaza

EE.UU. concluyó que la matanza en el hospital fue culpa uno de los grupos terroristas. "Parece que (el impacto) fue provocado por un cohete fuera de control lanzado por terroristas ”, sentenció Biden.

Compartir esta noticia
Benjamin Netanyahu saluda al presidente de Estados Unidos, Joe Biden
Benjamin Netanyahu saluda al presidente de Estados Unidos, Joe Biden.
Foto: AFP

Redacción El País
El presidente Joe Biden realizó solo parte de la gira que tenía programa en Medio Oriente, pero regresó a Washington confirmando que su aliado Israel no fue responsable de la explosión en el hospital de Gaza el martes, y logrando destrabar la ayuda humanitaria a los civiles desplazados del enclave palestino.

“Según la información de la que disponemos hasta ahora, parece que (el impacto) fue provocado por un cohete fuera de control lanzado por un grupo terrorista de Gaza”, afirmó el mandatario en su visita a Israel, donde se reunió con el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Al concluir su visita, anunció que Egipto había autorizado la entrada de hasta 20 camiones de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza por el paso fronterizo de Rafah, después de que Israel permitiera la entrada de comida, agua y medicinas al enclave.

Su visita fue al día siguiente del bombardeo del hospital Ahli Arab en la ciudad de Gaza, que conmocionó a la comunidad internacional y desencadenó protestas en varios países musulmanes.

Según el grupo terrorista Hamás, 471 personas habrían muerto en ese ataque. Pero un responsable de un servicio de inteligencia europeo aseguró a AFP bajo condición de anonimato que el ataque había dejado “decenas de muertos, probablemente entre 10 y 50”.

A los pocos minutos del ataque, Hamás culpó a Israel. Sin embargo, un informe del Ejército israelí determinó que la explosión fue provocada por el lanzamiento fallido de un cohete por parte de la Yihad Islámica, otro de los grupos armados que operan en la Franja de Gaza.

El portavoz militar israelí, Daniel Hagari, aseguró que tenía pruebas de que la explosión en el centro sanitario se debió a “un cohete de la Yihad Islámica que falló”.

La versión israelí y estadounidense que exime de responsabilidad al Estado hebreo fue respaldada por el responsable de un servicio de inteligencia europeo. Según “pistas serias” obtenidas por su organismo, “Israel probablemente no hizo eso”, afirmó.

Biden había asegurado que, según la información que le transmitió su Departamento de Defensa, la explosión pudo ser “provocado por un cohete fuera de control lanzado por un grupo terrorista de Gaza”.

En Washington, la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Adrienne Watson, indicó que esas conclusiones se basaban en el examen de “imágenes aéreas y comunicaciones interceptadas”.

Miembros de la comunidad judía estadounidense protestan contra la operación militar israelí en Gaza en el Capitolio.
Miembros de la comunidad judía estadounidense protestan contra la operación militar israelí en Gaza en el Capitolio.
Foto: AFP

Ayuda humanitaria

Al término de su visita en Tel Aviv, Biden anunció que el presidente egipcio, Abdel Fattah al Sisi, autorizó el paso de hasta 20 camiones con ayuda humanitaria a Gaza. Pero advirtió que “si Hamás la confisca, no la deja pasar (...) entonces terminará”.

Cientos de camiones esperan desde hace varios días que el puesto fronterizo de Rafah, en la frontera con Egipto, se abra para permitir la entrada de ayuda al enclave, donde 2,4 millones de habitantes se están quedando sin agua y comida.

El pacto consiste en la entrada de “comida, agua y medicinas” y valdrá “en la medida en que el aprovisionamiento no llegue a Hamás”, precisó un comunicado israelí. El documento detalló también que no incluía la entrada de ayuda desde Israel mientras hubiera rehenes en Gaza.

El secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios de la ONU, Martin Griffiths, calcula que se necesitaría la entrada de unos 100 camiones al día para satisfacer la demanda en Gaza.

Errores luego del 11/S. Biden reiteró el apoyo a Israel. “No están solos” o “tienen todo nuestro apoyo” fueron frases que se escucharon en todas sus intervenciones.

En otra muestra de solidaridad a Israel, Biden anunció que pediría al Congreso una ayuda “sin precedentes” para su aliado, como parte de un paquete de 100.000 millones de dólares que incluye también ayuda para Ucrania y Taiwán.

Pero a pesar del férreo apoyo ofrecido, aconsejó a Israel no dejarse llevar por la “rabia” y evitar los “errores” cometidos por Estados Unidos tras los atentados del 11 de septiembre. “Después del 11 de septiembre, en Estados Unidos sentíamos rabia. Y mientras buscábamos justicia y obteníamos justicia, también cometimos errores”, insistió, afirmando que la guerra reforzaba su apoyo hacia una solución de dos Estados, uno israelí y otro palestino.

Biden dirigirá hoy jueves un mensaje desde el Despacho Oval sobre “los ataques terroristas de Hamás contra Israel y la brutal guerra de Rusia contra Ucrania”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre. El discurso tendrá lugar a las 20:00 hora local (21:00 hora de Uruguay). (Con información de EFE y AFP)

Cruce de bombardeos en la frontera con Líbano

Máximo pico de tensión con Hizbulá desde 2006

El Ejército israelí atacó ayer posiciones de la milicia libanesa chií Hizbulá en el sur de Líbano en respuesta al lanzamiento de misiles antitanque, en el undécimo día de intercambio de fuego en esa frontera, que vive su mayor pico de tensión desde 2006 en paralelo a la guerra con Hamás.

“Las Fuerzas de Defensa de Israel están atacando actualmente los lugares de origen del fuego en el Líbano y seguirán atacando objetivos terroristas pertenecientes a la organización terrorista Hizbulá”, informó un portavoz militar.

Por su parte, Hizbulá confirmó que ayer llevó a cabo dos lanzamientos con misiles teledirigidos, uno contra posiciones militares frente a la localidad libanesa de Naquora y el otro contra la colina Al Tahyat.

El martes se registraron cinco lanzamientos de misiles antitanque desde Líbano contra puestos militares israelíes y comunidades adyacentes a la frontera, uno de los cuales dejó a dos soldados y un civil heridos; dos cohetes fueron lanzados por milicias desde el Líbano y el sistema de defensa antiaérea israelí interceptó un dron que cruzó la frontera.

Los últimos 11 días de enfrentamientos en la zona han dejado al menos 26 muertos: cinco en Israel y al menos 21 en Líbano, incluyendo siete civiles -entre ellos un camarógrafo de Reuters-, nueve miembros de Hizbulá y cinco integrantes de milicias palestinas. (EFE)

Franja de Gaza

Protestas

Al menos un centenar de manifestantes ocuparon ayer miércoles un edificio del Congreso de EE.UU. para exigir a los legisladores y al gobierno que presionen para un alto el fuego en Gaza. Con camisetas negras con las palabras “Los judíos dicen alto el fuego ahora” y “No en nuestro nombre” los activistas se sentaron aplaudiendo y cantando en la rotonda del Cannon Building, uno de los edificios del Congreso con grandes pancartas que proclamaban “Alto el fuego” y “Dejemos vivir a Gaza”. La policía arrestó a varios manifestantes, pero no hubo incidentes de violencia.

Informe de Israel

El ataque al hospital en Gaza

La Embajada de Israel en Uruguay divulgó ayer miércoles el informe del portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) sobre la explosión del martes en un hospital de Gaza. La investigación de la FDI concluye que fue la Yihad Islámica la responsable del ataque al hospital.

“Hicimos una revisión inmediata con todas las ramas relevantes de las FDI. Esto es lo que ocurrió el martes 17 de octubre. A las 6:15 de la tarde, Hamás lanzó una andanada de cohetes contra Israel. A las 6:59 p. m., la Yihad Islámica lanzó una andanada de alrededor de 10 cohetes desde un cementerio cercano. Eran las 6:59 p.m. cuando hubo informes de una explosión en el hospital de la ciudad de Gaza.

Según nuestra inteligencia, Hamás verificó los informes, entendió que se trataba de un cohete de la Yihad Islámica que había fallado y decidió lanzar una campaña mediática global para ocultar lo que realmente sucedió. Llegaron incluso a inflar el número de víctimas. Entendieron, con absoluta certeza, que lo que dañó al hospital fue un cohete fallido por la Yihad Islámica”, dice el informe del portavoz israelí.

Al final, el comunicado resume los puntos principales del proceso de examen del ataque al hospital:

- “En primer lugar, confirmamos que no hubo ningún fuego de las FDI -por tierra, mar o aire- que alcanzara el hospital.

- “En segundo lugar, nuestros sistemas de radar rastrearon los cohetes disparados por terroristas desde Gaza en el momento de la explosión. El análisis de la trayectoria del lanzamiento de cohetes confirma que los cohetes fueron disparados muy cerca del hospital. Además, hay dos videos independientes que muestran el fracaso del lanzamiento del cohete y la continuación del vuelo del cohete hacia tierra, dentro de la Franja de Gaza, cayendo en el recinto hospitalario.

- “En tercer lugar, tenemos información de inteligencia (...) de comunicación entre terroristas que hablan sobre el fallo del cohete. Los terroristas se dieron cuenta de que un cohete había fallado y se refirieron específicamente al hospital. Hemos verificado esta intercepción con otras fuentes de inteligencia para confirmar su exactitud”.

Y a continuación explica: “Es común que los cohetes que se disparan contra Israel caigan cortos y caigan dentro de Gaza. Estos cohetes no alcanzan a Israel y han causado víctimas palestinas. Durante esta guerra, hemos contado aproximadamente 450 cohetes que fallaron y cayeron dentro de Gaza. Los civiles palestinos pagan el precio”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad