Publicidad

El agua baja lentamente en Porto Alegre, pero pocos desplazados pueden volver a sus hogares

Construirán cuatro “ciudades temporales” para evacuados. La tragedia climática que ha afectado a todo el estado ha causado hasta ahora 155 fallecidos, 98 desaparecidos y más de 600.000 desplazados.

Compartir esta noticia
Construirán cuatro "ciudades temporales" para los desplazados por inundaciones en Brasil
Porto Alegre: las inundaciones han dejado 155 muertos, 98 desaparecidos y 600.000 desplazados.
Foto: EFE

EFE, AFP
En Rio Grande do Sul las aguas del río Guaíba comenzaron a bajar ligeramente al cumplirse ayer viernes dos semanas del inicio de la inundación sin precedentes que desde entonces mantiene anegada la ciudad de Porto Alegre.

La cota del río bajó ayer a 4,70 metros, después de haber llegado a picos de 5,30, pero se mantiene muy por encima de la cota de inundación, que se sitúa en los 3 metros.

A pesar del leve descenso del Guaíba, las aguas siguen invadiendo numerosos barrios del centro de Porto Alegre y de la zona metropolitana de la capital del estado de Rio Grande do Sul, región con 11 millones de habitantes.

La tragedia climática que ha afectado a todo el estado ha causado hasta ahora 155 fallecidos, 98 desaparecidos y más de 600.000 desplazados.

Inundaciones en Porto Alegre

Los expertos calculan que pasarán varias semanas hasta que descienda el nivel del río y se drene el agua que inunda calles, viviendas, edificios públicos e infraestructuras claves como el aeropuerto internacional Salgado Filho.

El aeropuerto está cerrado desde el 3 de mayo y las autoridades prevén que no se podrá reabrir antes de septiembre.

Según el último balance de la Defensa Civil, la tragedia climática ha causado hasta el momento cerca de 2,2 millones de damnificados y estragos en 461 de los 497 municipios de Rio Grande do Sul, un importante polo agropecuario.

Actualmente, 78.165 personas se encuentran en alguno de los 389 albergues temporales montados por cuenta de la catástrofe, cuya gran intensidad parece estar vinculada al cambio climático, según los meteorológicos.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva ha creado un ministerio extraordinario para coordinar la reconstrucción de la región, donde el 90% de los municipios se han visto afectados en mayor o menor grado por las lluvias torrenciales y las inundaciones.

Un hombre regresa a su casa inundada para recuperar ropa de invierno en el barrio de Rio Branco, en Canoas
Un hombre regresa a su casa inundada para recuperar ropa de invierno en el barrio de Rio Branco, en Canoas.
Foto: AFP

Ciudades temporales

El gobernador de Rio Grande do Sul, Eduardo Leite, anunció ayer viernes el plan de reconstrucción del estado, que incluye la construcción de cuatro “ciudades temporales” para recibir a los miles de desplazados por las inundaciones.

Las “ciudades temporales” se levantarán en complejos deportivos y culturales de las ciudades de Porto Alegre, Canoas, São Leopoldo y Guaíba, que serán adaptados para acoger a las personas durante un tiempo mayor.

El equipo del gobernador describió que estos refugios, que serán construidos en las próximas semanas, contarán con cocinas, lavanderías, espacios de televisión y de juego para los niños.

En el caso de la ciudad de Canoas, donde ya se ha realizado un proyecto provisional, se calcula que alrededor de 1.000 personas podrían ser acogidas con un coste de 13 millones de reales (2,5 millones de dólares), que incluye el montaje y mantenimiento de las infraestructuras durante seis meses.

Según explicó el gobernador, la prioridad actual es mejorar las condiciones de los centros de acogida, que, improvisados en escuelas y centros deportivos, “merecen ser dignificados”.

Las cifras proporcionadas por las autoridades apuntan a que más de 78.000 personas se encuentran alojadas en alrededor de 875 centros distribuidos en más de 100 ciudades del estado de Rio Grande do Sul.

Un automóvil parcialmente hundido en el barrio de Rio Branco en Canoas, estado de Rio Grande do Sul.
Un automóvil parcialmente hundido en el barrio de Rio Branco en Canoas, estado de Rio Grande do Sul.
Foto: AFP

El gobierno regional calcula que, en un mes, el número de personas que sigan teniendo necesidad de acogida será de unas 10.000 y que muchas de ellas se verán obligadas a permanecer más tiempo en los refugios, que tendrán entre 3.000 y 30.000 metros cuadrados.

Leite anunció además la futura construcción de 5.500 viviendas que deberán acoger de manera permanente a personas que han perdido sus hogares en las inundaciones.

Estas medidas se enmarcan en el llamado Plan Rio Grande, que traza la estrategia de reconstrucción de la región después de la tragedia climática.

El gobernador también anunció la creación de una Secretaría de Reconstrucción, que deberá encargarse de captar el capital necesario para llevar a cabo el plan.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

inundacionesPorto AlegreBrasil

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad