ESTADOS UNIDOS

Para los demócratas, la elección en noviembre es entre la “oscuridad” y la “luz”

Joe Biden prometió combatir al COVID-19 “desde el primer día”, porque Trump “ha fracasado” en la lucha contra el coronavirus.

Joe Biden y Kamala Harris. Foto: AFP
Joe Biden y Kamala Harris. Foto: AFP

Sacar a Estados Unidos de la “oscuridad”. Ese fue el mensaje más fuerte que dejó Joe Biden, al aceptar en la noche del jueves la candidatura presidencial en el cierre de la convención demócrata. Biden habló desde un centro de convenciones en Wilmington, Delaware, al final de una convención que debía celebrarse en Wisconsin pero terminó siendo casi completamente virtual debido a la pandemia de coronavirus.

“Podemos superar esta temporada de oscuridad en Estados Unidos”, fue la frase de Biden, que el 3 de noviembre enfrentará en las urnas al presidente republicano Donald Trump.

Otros dos conceptos marcaron su discurso: dejar atrás el “miedo” y la “división”.

Estas palabras -oscuridad, miedo y división- definen cómo los demócratas ven al gobierno de Trump. “Llegó el momento de que nosotros, de que el pueblo se una”, afirmó Biden.

El candidato demócrata, de 77 años, se presentó como un “aliado de la luz” frente a la “oscuridad” de Trump (74). “El presidente actual ha envuelto Estados Unidos en la oscuridad durante mucho tiempo. Demasiada ira, demasiado temor, demasiada división. Aquí y ahora, les doy mi palabra: Si me confían la Presidencia, recurriré a lo mejor de nosotros, no a lo peor. Seré un aliado de la luz, no de las tinieblas”.

La crisis sanitaria, que ha dejado más de 170.000 muertos en Estados Unidos y ha llevado la tasa de desempleo sobre el 10%, estuvo presente en todo el evento. Biden prometió instaurar una estrategia nacional para hacer frente al COVID-19 desde el “primer día” de su mandato.

“Como presidente -anunció-, lo primero que haré será controlar el virus que ha arruinado tantas vidas. Porque entiendo algo que este presidente no entiende: nunca recuperaremos nuestra economía, nunca lograremos que nuestros hijos regresen a la escuela de manera segura, nunca recuperaremos nuestras vidas hasta que nos enfrentemos a este virus”.

“El presidente ha fracasado en su deber más básico para con Estados Unidos. Ha fracasado a la hora de protegernos, y queridos estadounidenses, eso es imperdonable”, señaló.

En su principal mensaje sobre política exterior, afirmó que será un presidente que apoya a los aliados y advirtió que “los días de coquetear con dictadores se terminaron”.

Más allá de la crítica a Trump, Biden hizo mención a algunos puntos de su programa en materia de recuperación del empleo, la reconstrucción de las infraestructuras, la expansión del sistema sanitario, el acceso a la educación superior, un sistema migratorio “acorde a los valores” de Estados Unidos y enfrentar las crisis climática.

Joe Biden, candidato demócrata a las elecciones de Estados Unidos. Foto: AFP.
Joe Biden, candidato demócrata a las elecciones de Estados Unidos. Foto: AFP.

Y no quiso acabar su intervención sin referirse a las protestas contra el racismo y la violencia policial. En ese sentido confió en que el homicidio del afroamericano George Floyd en mayo a manos de un policía blanco marque un “punto de inflexión” en el país, que ha reflexionado más que nunca sobre las injusticias raciales.

Tras el discurso, Biden y su esposa salieron a saludar a la gente fuera de la convención, protegidos con mascarillas negras y disfrutaron de un espectáculo de fuegos artificiales, con su compañera de fórmula Kamala Harris y su esposo.

Biden ya intentó llegar a la Casa Blanca sin éxito en dos ocasiones en 1988 y en 2008.

Los demócratas buscaron proyectar una imagen de unidad contra Trump para dejar atrás las divisiones que mostraron en 2016, y algunos de los rivales que se enfrentaron a Biden en las primarias pidieron el voto por él. Así, Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Andrew Yang, Pete Buttigieg, Cory Booker, Beto O’Rourke y Amy Klobuchar aparecieron juntos en las pantallas de la convención.

“Todos nosotros ya seamos progresistas o moderados debemos estar unidos para derrotar a este presidente”, dijo Sanders, el último en bajar su candidatura en las primarias.

Joe Biden junto con su esposa Jill Biden. Foto: AFP.
Joe Biden junto con su esposa Jill Biden. Foto: AFP.

También pidió el voto por Biden el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, otro aspirante en las primarias.

Trump en campaña.

“Donde Joe Biden ve oscuridad estadounidense, yo veo grandeza estadounidense” fue la réplica ayer viernes de Trump durante un encuentro con el grupo conservador Consejo para la Política Nacional, en Virginia. Trump se quejó de que los demócratas “han pasado cuatro días atacando a Estados Unidos como racista y como un país horrible que debe ser redimido”.

“Joe Biden declaró de manera sombría una época de oscuridad estadounidense, y aun así miren lo que hemos conseguido hasta que la plaga (en referencia a la pandemia) vino, y miren, lo estamos haciendo de nuevo”, aseguró el presidente, para quien la convención demócrata fue la “más oscura”.

Durante los cuatro días de la convención demócrata, Trump siguió la estrategia de organizar actos electorales.

El jueves el presidente visitó Old Forge, una localidad en Pensilvania cercana al pueblo donde nació Biden, y advirtió que un gobierno demócrata generaría “caos” y sería “su peor pesadilla”.

Durante toda la semana Trump hizo lo mismo en localidades de estados donde los resultados pueden variar de una elección a otra, como Wisconsin, Arizona y Iowa.

Y coincidiendo con la convención demócrata, la cadena conservadora Fox emitió una entrevista con Trump, en la que reiteró sus afirmaciones de que el voto por correo puede conllevar fraude.

Después se lanzó contra Biden en Twitter. “En 47 años no hizo ninguna de las cosas de las que ahora habla. ¡Él nunca va a cambiar, son sólo palabras!”, afirmó.

La convención republicana será la próxima semana y también formato virtual. Además, ya está rodeada de polémica por el anuncio de Trump de que recibirá la nominación desde de la Casa Blanca.

Resultados en semanas o meses
Donald Trump. Foto: Reuters

El presidente Donald Trump advirtió ayer viernes que los resultados de las elecciones del 3 de noviembre podrían tardar semanas o meses en determinarse. En medio de las preocupaciones de que una ola de votos por correo, debido a la pandemia de coronavirus, puede generar un desborde en la oficina de correos y los organismos electorales locales, Trump sugirió que la tradicional definición de la noche de las elecciones podría retrasarse.

“Nunca tendrán un conteo de la elección el 3 de noviembre”, dijo Trump en un discurso ante el Consejo de Política Nacional, un grupo activista conservador. “No van a poder saber el resultado de esta elección, en mi opinión, por semanas, meses, quizás nunca”, estimó.

Preocupa Injerencia externa

Se espera que unos 50 millones de votos sean emitidos por correo como consecuencia de la pandemia. El miércoles, un alto funcionario estadounidense de seguridad electoral dijo que su mayor preocupación es la interferencia externa en un probable conteo de votos el día después de las elecciones del 3 de noviembre. Si bien la intromisión de Rusia, China, Irán y otros en el período previo a las elecciones inquieta, “estoy preocupado por el día de las elecciones”, dijo Bill Evanina, director del Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad. Además, señaló que los actores externos podrían usar mecanismos como ransomware y otros ciberataques contra la infraestructura de entrega, conteo y transmisión de votos.

Estrella de la NBA curry vota a Biden

El jugador de la NBA y estrella de los Golden State Warriors, Stephen Curry, y su mujer, la actriz y autora Ayesha Curry, pidieron el voto por Joe Biden. “Queremos estar seguros de que nuestros niños vivan en una nación segura, feliz, saludable y justo, por lo que en esta elección vamos a votar por Joe Biden”, afirmaron los Curry en un vídeo emitido durante la Convención Nacional Demócrata. Los Curry aparecieron en la grabación junto a sus hijas Riley, de 8 años, y Ryan, de 5, con las que conversaron de política y de las próximas elecciones presidenciales.

Prioridad al voto por correo

El director del Servicio Postal de Estados Unidos, Louis DeJoy, en medio de la polémica por las denuncias del presidente Donald Trump de que habrá un fraude masivo con el voto por correo, prometió ayer viernes dar prioridad a la entrega de estos votos. Ante el Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado, DeJoy defendió la independencia de ese servicio y expresó su apoyo a esa práctica electoral, habitual en todos los comicios en Estados Unidos. “Al aproximarnos a la elección, quiero asegurar al Comité y a la ciudadanía que el Servicio Postal es totalmente capaz y está comprometido con entregar el correo electoral del país y a hacerlo en tiempo”, señaló DeJoy.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados