EL AVANCE DEL VIRUS

Coronavirus: la OMS alerta que los próximos seis meses serán “muy duros”

Ciudad de México entra en confinamiento por las cifras de positivos de COVID-19 y Argentina extiende el distanciamiento social.

Según los datos difundidos ayer, Argentina registró 7.002 casos nuevos de COVID-19. Foto: AFP
Según los datos difundidos ayer, Argentina registró 7.002 casos nuevos de COVID-19. Foto: AFP

El mundo dispone de al menos una vacuna efectiva contra el COVID-19, pero los próximos seis meses serán “muy duros” por las altas cifras de contagios y muertes. Así lo alertó ayer viernes el director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan.

“La vacuna es motivo de esperanza y debemos celebrarla, pero los próximos tres o seis meses van a ser duros, en ellos los países que tienen una intensa transmisión del virus van a ver que ésta se intensifica”, aseguró Ryan.

Al mismo tiempo, “aquellos países que han tenido la pandemia bajo control podrían sufrir para mantenerse así”, afirmó el experto irlandés, quien puso como ejemplo las naciones de Asia Oriental, donde están comenzando a subir las cifras de contagios en algunas ciudades tras meses de relativa calma.

Ryan advirtió que “el éxito pasado no es garantía de que haya éxito en el futuro” a la hora de contener la pandemia, y señaló que incluso cuando se cuente con las vacunas al principio “no se tendrán en un número suficiente como para poder evitar los contagios”.

El director de emergencias sanitarias de la OMS dijo que países como México, Brasil o Estados Unidos “nunca salieron en realidad de la primera oleada con cierto control” y se enfrentan ahora a “un periodo intenso en el que tienen que poner en práctica todas las medidas preventivas necesarias”.

El virus en Argentina.

El gobierno de Alberto Fernández anunció ayer viernes que extenderá hasta el 31 de enero su fase de distanciamiento social. En Argentina hay más de 1,5 millón de casos y más de 41.000 muertos.

La etapa de Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) rige desde el 9 de noviembre. Implica medidas como la obligación de mantener una distancia de dos metros con las otras personas y de utilizar un tapabocas en espacios compartidos. La fase previa, la de aislamiento, duró hasta ese día desde el 20 de marzo cuando el país entró en emergencia sanitaria.

“En breve empezaremos a vacunar a los trabajadores esenciales”, aseguró Fernández. El gobierno ha firmado acuerdos para fabricar y recibir vacunas mientras negocia con otros laboratorios. En primer lugar se espera la llegada de rusa Sputnik V en pocos días.

Una enfermera prepara la vacuna "Sputnik-V" de Rusia contra la enfermedad por coronavirus. Foto: Reuters.
Una enfermera prepara la vacuna "Sputnik-V" de Rusia contra la enfermedad por coronavirus. Foto: Reuters.

Según los datos difundidos ayer, Argentina registró 7.002 casos nuevos de COVID-19 y los infectados totales del país llegaron a 1.531.374. De ese número, ya superaron la enfermedad 1.356.755 personas.

En tanto, se ingresaron al Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SNVS) 138 fallecidos y las víctimas fatales por la pandemia ya suman 41.672.

La situación en Brasil.

En Brasil, la pandemia otra vez golpea con fuerza y esta semana volvió a superar la barrera de los 1.000 muertos diarios.

El Ministerio de Salud brasileño ha registrado en los últimos cuatro días cerca de 4.000 óbitos relacionados con el COVID-19, cifras dramáticas que no se veían desde el pasado mes de septiembre.

La curva crece y los hospitales se llenan. Según datos oficiales, divulgados por O Globo, al menos 23.000 personas están ingresadas con el nuevo coronavirus en el sistema público de salud brasileño.

En vísperas de las fiestas navideñas, siete de los 27 estados, entre ellos Río de Janeiro, tienen más del 80% de las camas de terapia intensiva destinadas para pacientes con COVID-19 llenas.

Los indicadores sanitarios hablan de una segunda ola, aunque los cierto es que el país nunca terminó de doblegar la primera.

Hasta este viernes se contabilizaban 185.650 muertes y más de 7,1 millones de infectados, con 52.544 nuevos casos en el último día, que sitúan a Brasil como uno de los países más azotados por la pandemia junto con Estados Unidos y la India.

Sin embargo, la atención mediática está más puesta en la campaña de vacunación. El Gobierno ha presentado un plan con los grupos prioritarios, pero sin fechas concretas para su inicio, aunque se maneja febrero.

La Corte Suprema dio luz verde para que la vacuna pueda ser obligatoria en Brasil y autorizó a los estados y municipios a sancionar a aquellos que rechacen tomarla. El dictamen del alto tribunal, que en la práctica equiparó la vacuna con el voto, que en Brasil es obligatorio, aunque sin poder forzar a ejercerlo, va en contra de la opinión del presidente Jair Bolsonaro.

México y el coronavirus.

La zona metropolitana del valle de México, volverá este fin de semana a una cuarentena estricta tras el incremento de contagios y hospitalizaciones por coronavirus.

La medida, que afecta a más de 23 millones de personas, incluye la suspensión de las actividades consideradas no esenciales desde hoy sábado hasta el 10 de enero.

Desde hace varias semanas, el número de contagios y hospitalizaciones en la capital mexicana, donde el 75% de las camas en hospitales destinadas a atender enfermos de COVID-19 están ocupadas, han ido en aumento.

Con casi 117.000 fallecidos, México ocupa el cuarto lugar en el mundo con más muertes asociadas al COVID-19. De ellas, la zona metropolitana del valle de México acumula casi el 30%.

Una nueva variante del coronavirus

Una nueva variante del coronavirus detectada en Sudáfrica podría explicar la rapidez de las transmisiones de la segunda ola en el país, que afecta igualmente a pacientes más jóvenes. Esta “variante 501.V2” del virus fue identificada por investigadores sudafricanos y señalada a la Organización Mundial de la Salud (OMS), anunció el Ministerio de Salud.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados