SITUACIÓN

Colombia: Gobierno evita la censura, pero sube la tensión

Mayoría del Senado respaldó al ministro de Defensa, Diego Molano, acusado por la represión policial durante las protestas.

Bogotá: los mayores disturbios se producen por las noches, con choques con la policía. Foto: AFP
Bogotá: los mayores disturbios se producen por las noches, con choques con la policía. Foto: AFP

En medio de un país sacudido por las protestas contra el gobierno y fuertes tensiones políticas con la oposición, el Senado de Colombia rechazó ayer jueves una moción de censura contra el ministro de Defensa, Diego Molano. Con 69 votos en contra y 31 a favor, Molano salió airoso del debate que promovía su destitución por los excesos de las fuerzas de seguridad durante las protestas.

La policía está a cargo del ministerio de Defensa, por lo que Molano aparecía a ojos de la oposición como responsable de la represión. El senador de izquierda, Iván Cepeda, dijo que la negativa a la censura constituye un “acto de complicidad con la impunidad de crímenes de lesa humanidad”.

Molano asumió en febrero tras la muerte por COVID-19 de su antecesor.

Desde el 28 de abril, miles de colombianos han salido a las calles para rechazar una reforma tributaria propuesta por el presidente Iván Duque como una forma de mitigar el deterioro económico que agudizó la pandemia. Aunque Duque retiró el proyecto, las protestas siguieron.

La fiscalía y el ministerio de Defensa reportan 43 muertos (dos de ellos policías) y más de 2.000 heridos en casi un mes de movilizaciones. Hay además 129 personas desaparecidas.

En Bogotá, Cali y otras ciudades, principalmente situadas en el oeste del país, las manifestaciones pacíficas del día escalan regularmente en disturbios por la noche.

Pese a la avalancha de videos que parecen inculpar a los uniformados, el gobierno cierra filas detrás de la fuerza pública y acusa a grupos armados de infiltrar las protestas.

En concreto, el oficialista Centro Democrático, Cambio Radical y el Partido Conservador respaldaron al ministro y expresaron que la fuerza pública cumple su labor para evitar “el secuestro” del país. “Porque Colombia no se deja amilanar ante los terroristas de siempre, voto no. Colombia está con el ministro de Defensa”, dijo la senadora Milla Romero, del Centro Democrático.

Molano es el tercer ministro de Defensa de Duque que enfrenta en el Senado una moción de censura, y al igual que sus antecesores, Guillermo Botero y Carlos Holmes Trujillo, recibió el espaldarazo de la mayoría del Congreso.

“Esta decisión del Senado de la República la entiendo como un voto de confianza a la institución de las Fuerzas Armadas y al Ministerio de Defensa”, di-jo Molano en una declaración pública.

El pasado lunes, durante el debate de la moción que se extendió por siete horas, el ministro defendió la institucionalidad y recalcó que el Gobierno respeta “la manifestación pacífica” pero que es contundente “contra la violencia y todas las vías de hecho que afectan los derechos de los colombianos”.

Esta crisis que enfrenta el gobierno colombiano ya les costó el cargo al ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, y a la canciller, Claudia Blum.

La ONG Temblores, que hace seguimiento a las denuncias contra la fuerza pública, ha documentado la muerte a 43 personas durante las manifestaciones, casos en los que miembros de la Policía serían responsables.

La fuerza pública arrastra desde hace años graves acusaciones por los excesos y la corrupción, pero el cambio estructural que pide la oposición, así como el desmonte del Escuadrón Móvil Antidisturbios, de la Policía, siguen dividiendo profundamente al país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados