ARRESTOS EN URUGUAY Y ARGENTINA

Cae todo el "clan mafioso" que está detrás del crimen frente al Congreso

Buscaban “venganza” con “códigos de sangre mal llamados códigos de honor”.

Sospechosos del atentado fueron detenidos en Concepción. Foto: EFE
Sospechosos del atentado fueron detenidos en Concepción del Uruguay. Foto: EFE

El diputado argentino Héctor Olivares seguía anoche en estado crítico tras el balazo que recibió el jueves mientras caminaba en la plaza frente al Congreso en Buenos Aires. El gobierno argentino, en tanto, dio ayer viernes por cerrada la investigación del tiroteo, en el que murió Miguel Yadón, un funcionario de la provincia de La Rioja y asesor del diputado Olivares.

Seis personas están detenidas. La última cayó ayer en horas de la mañana en Montevideo, a donde había huido con su familia.

El atentado a Olivares y Yadón, a los que le dispararon desde un vehículo, fue planeado por un clan familiar para “vengar” a uno de sus integrantes, que mantenía una relación con el asesor del diputado.

“En muy pocas horas se resolvió un caso que de no haberse resuelto hubiese significado una crisis de carácter político muy profundo para nuestro país”, expresó ayer viernes en Buenos Aires la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich.


Para la ministra, los arrestados forman un “clan mafioso” que no dudó en matar a una persona por “asuntos de carácter personal, por códigos de sangre mal llamados códigos de honor”.

“El caso está esclarecido y confirmamos que no fue un crimen político. El objetivo del asesinato era Yadón”, había dicho más temprano la ministra.

Yadón, de 58 años, era coordinador del Fondo Fiduciario del Transporte Eléctrico de la provincia de La Rioja.

Las dos personas que las cámaras de seguridad de la plaza del Congreso mostraron que se encontraban en el interior del automóvil desde el que se produjeron los disparos contra Olivares y Yadón, son Juan José Fernández, alias “El Gitano” -detenido ayer viernes en la localidad argentina de Concepción del Uruguay- y Juan José Navarro Cádiz, “El Cebolla”, arrestado en Montevideo.

Fernández (izquierda) sospechoso de conducir el auto desde donde dispararon a Olivares y Yadón. Foto: AFP
Fernández (izquierda) sospechoso de conducir el auto desde donde dispararon a Olivares y Yadón. Foto: AFP

Navarro Cádiz, de 25 años, cruzó desde Colón a Paysandú en la madrugada de este viernes y se dirigió a Montevideo. En la Dirección Nacional de Migraciones argentina confirmaron que en las bases de datos no existía ninguna restricción para que saliera del país.

Navarro Cádiz fue detenido por Interpol en un hotel del centro de Montevideo. Estaba acompañado por su madre, uno de sus hermanos y otra mujer. Los familiares de Navarro fueron liberados, indicaron fuentes policiales a El País.

El fiscal Juan Gómez interrogó ayer a Navarro Cádiz. El hombre confesó su participación pero no haber sido el que disparó. Argentina tiene 30 días para pedir su extradición.

En su cuenta de Twitter, Bullrich escribió: “Todo el ‘clan mafioso de gitanos’ detenidos, incluido el segundo que iba en el auto, uno de los dos asesinos de Yadón y el que hirió gravemente al diputado Olivares. El último detenido en Uruguay. Gracias a Interpol Uruguay. ¡El que las hace las paga!”.

Si bien en las imágenes difundidas el jueves se veía solo un auto involucrado, ayer viernes Bullrich señaló que se advirtió, al revisar más tomas, que otro vehículo pasó al lado disminuyendo “lentamente” su velocidad.

“Se comenzó a generar una trazabilidad hacia atrás y se vio a las 5 de la mañana un grupo de personas en el que estaban todos los que hoy están detenidos y sobre todo los dos más involucrados”, añadió la ministra, que no descartó que, después de que se tome declaración a los acusados, el juez ordene otros arrestos.

El resto de detenidos son Miguel Fernández Navarro, un español de 55 años que conducía el vehículo en el que Fernández fue detenido ayer viernes, y Stefanía Fernández, hija de Juan Jesús, de 24 años y con nacionalidad española, apresada cuando se presentó en su domicilio, que ya había sido registrado anteriormente.

El diputado Olivares y su asesor Yadón solían caminar todas las mañanas por el lugar donde fueron baleados. Foto: EFE
El diputado Olivares y su asesor Yadón solían caminar todas las mañanas por el lugar donde fueron baleados. Foto: EFE

También Rafael Cano Carmona, cuñado de Fernández y titular de la cédula azul del auto -permiso que el dueño emite para que pueda ser conducido por terceros- desde el que se disparó; y Luis Cano, su sobrino.

El operativo policial incluyó ocho allanamientos realizados en propiedades de los que integran el clan.

Diputado, grave.

Además de la muerte de Yadón, el diputado Olivares, integrante de la Unión Cívica Radical, sigue en “estado crítico con riesgo de vida”, según el médico Pablo Rossini, subdirector del hospital en el que se encuentra internado. “Su vida está dependiendo del soporte vital que está recibiendo en terapia intensiva”, señaló el facultativo en el último parte médico.

Olivares, de 61 años, recibió un impacto de bala calibre 40 que le afectó el hígado, el colon, el páncreas y las vías biliares.

El presidente argentino Mauricio Macri, según recalcó la ministra Bullrich, pidió “celeridad y profesionalidad” y que no se genere de este caso “nada que tenga que ver con una situación de carácter político”, después de que el jueves el piquetero kirchnerista Luis D’Elía, en prisión por la toma de una comisaría de Buenos Aires en 2004, apuntara contra el Gobierno.

Foto: Twitter Héctor Olivares
Foto: Twitter Héctor Olivares

D’Elía acusó al gobierno de Macri de armar un plan para empañar la presentación del libro de la expresidenta Cristina Fernández, que tuvo lugar en la noche del jueves.

“Los servicios de inteligencia de Macri no tienen límites. El día que vuelve @CFKArgentina al centro del universo político, sucede este episodio. Mi solidaridad con el Diputado Olivares y su acompañante. #NoALaViolencia @Luis_Delia desde la cárcel de Ezeiza”, se leía en su cuenta de Twitter.

La ministra reconoció que le “dolió mucho” que el piquetero kirchnerista saliera a decir que el gobierno era capaz “de pegarle un tiro” a un diputado para tapar un acto de la expresidenta. “Eso lo tenemos que sacar y erradicar de la Argentina”, concluyó.

Planificación.

Según informó ayer La Nación, el ataque comenzó a planificarse el martes. Ese día las mujeres del clan Fernández-Navarro convocaron a los más jóvenes del grupo y les mostraron la foto del hombre del que querían vengarse.

Con esa fotografía los jóvenes recorrieron la zona del Congreso buscando a Yadón. Averiguaron dónde vivía, en qué lugar trabajaba, qué caminos tomaba y establecieron que todas las mañanas a partir de las 6.30 salía a caminar con un amigo, que resultó ser el diputado Olivares.

Algunos de los tramos del recorrido que hacía Yadón fueron descartados porque pasaba por áreas muy custodiadas por la policía, a metros del Congreso o de los anexos. Otros tramos del trayecto se dejaron de lado por la gran concentración de gente.

Entonces, los agresores optaron por la última opción: atacar a Yadón cuando realizaba la caminata por la plaza.

Los agresores esperarían el paso de Yadón en el Volkswagen Vento gris de Juan Jesús Fernández, estacionado a un costado de la plaza, en la curva de Avenida de Mayo y Saénz Peña. Otro grupo, desde un vehículo de apoyo avisaría el momento en que Yadón llegaba a la plaza del Congreso.

Por tal motivo, los investigadores abonaron la sospecha de que en el ataque participaron no solo Fernández y su hijo sino que habrían tenido el apoyo de Luis Cano y el detenido en Uruguay, Navarro Cadiz.

“La sospecha es que Yadón tenía una relación sentimental con una hija de Juan Jesús Fernández”. “La familia atacó a Yadón porque él la habría engañado”, dijo un investigador.

Los seis detenidos

Juan Jesús Fernández. Se trata de una de las dos personas que viajaban en el vehículo desde el que se disparó a Olivares y Yadón, en la plaza del Congreso en Buenos Aires. Su detención tuvo lugar ayer viernes en la localidad de Concepción del Uruguay, en la norteña provincia argentina de Entre Ríos. Ya el jueves, policías realizaron registros en un domicilio cercano al lugar de los hechos, tras recibir una llamada que alertaba de que se encontraba ahí al ser la casa de su hija Stefanía, otra de las detenidas. Allí se encontró la ropa que Fernández vestía al momento del delito (según se ve en las cámaras de seguridad) y la camiseta tenía restos de pólvora.

Miguel Fernández Navarro. Español, de 55 años, conducía el vehículo en el que Juan Jesús Fernández fue detenido ayer viernes.

Juan José Navarro Cádiz. Argentino, de 26 años, es sospechoso de ser quien acompañó a Juan Jesús Fernández en el vehículo desde el que se produjo el ataque. Su nombre surgió de los testimonios recogidos en los registros del jueves y ayer viernes. Un lapso en el que le dio tiempo a fugarse del país.

Salió de madrugada desde la ciudad de Colón, en la provincia de Entre Ríos, y su arresto se produjo a mediodía de ayer viernes en Montevideo. Viajaba junto a su madre.

Stefanía Fernández Cano. Es hija de Juan Jesús Fernández, de 24 años y con nacionalidad española. Ayer, antes de las 9, se presentó en su domicilio en las inmediaciones del Congreso, el que había sido registrado. En ese momento, había una guardia policial en el lugar y fue arrestada.

Rafael Cano Carmona. Fue, el jueves por la tarde, el primero de los arrestados. Es cuñado de Juan Jesús Fernández y titular de la cédula azul del auto -permiso que el dueño emite para que pueda ser conducido por terceros- desde el que se disparó.

Luis Cano. Es sobrino de Rafael de la Santísima Trinidad Cano Carmona y fue detenido en la pasada madrugada. Al mismo tiempo, se incautó un revólver calibre 38.

Macri ratifica el rumbo: “honestidad y trabajo"
Macri. Su gobierno busca llegar en mejores condiciones a las elecciones primarias en 100 días. Foto: Reuters.

El presidente Mauricio Macri aseveró ayer viernes que “por más dudas que haya”, el camino que el país debe afrontar para el futuro es el de su gobierno con “honestidad, trabajo, vocación y compromiso”.

El mandatario participó en el barrio de Belgrano de la inauguración de un viaducto que beneficiará a más de 200.000 vecinos. “Este es el rumbo que nos lleva al futuro. Cada obra que terminamos nos acerca un paso más a esa Argentina que queremos, soñamos y merecemos”, señaló Macri. Si bien no la nombró directamente, Macri hizo una clara alusión a los gobiernos de Cristina Kirchner. “Esta mañana pensaba, ¿qué hubiese sido si los gobiernos anteriores de distintas banderías se hubiesen comprometido a trabajar con un gran equipo sin mezquindades, sin egos, con transparencia... qué Argentina tendríamos?”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados