CRIMEN EN ARGENTINA

Ataque frente al Congreso: Justicia espera el pedido para extraditar a detenido en Uruguay

La ministro de Seguridad argentina, Patricia Bullrich declaró en conferencia de prensa que el atentado “fue un crimen por códigos de sangre, mal llamados códigos de honor”.

En Argentina detuvieron al "Gitano" y en Uruguay al "Cebolla", imputados por el crimen. Foto: Reuters
En Argentina detuvieron al "Gitano" y en Uruguay al "Cebolla", imputados por el crimen. Foto: Reuters

A la hora 1:49 de ayer, ingresó a territorio uruguayo, por el puente Paysandú - Colón, parte del clan familiar vinculado al atentado mortal contra Miguel Yadón, en el que fue herido el diputado radical argentino Héctor Olivares. El ataque a tiros ocurrió a pocos metros del Congreso en Buenos Aires y provocó una conmoción en el país vecino.

La investigación policial en Argentina apunta a una venganza de un clan gitano contra Yadón luego de que este terminara una relación amorosa con la hija del principal indagado, Juan Jesús Fernández. Hasta el momento, lo único que está claro es que los disparos no iban hacia el legislador.

La ministro de Seguridad argentina, Patricia Bullrich declaró ayer en conferencia de prensa que el atentado “fue un crimen por códigos de sangre, mal llamados códigos de honor”.

En horas del mediodía de ayer Interpol Uruguay detuvo a Juan José Navarro Cádiz, de 25 años, conocido como el “Cebolla”. Se había alojado en un hotel junto a su familia. Está sindicado como quien ejecutó el atentado. Le advirtieron que en su país podría recibir por lo menos 33 años de cárcel.

El tirador disparó en trece oportunidades en la zona donde hay más cámaras de videovigilancia. En las imágenes se puede ver al “Cebolla” bajarse del auto desde donde mataron a Yadón e hirieron a Olivares y descartar los casquillos y proyectiles del arma homicida.

La ministro Bullrich confirmó que el detenido en territorio uruguayo es el tirador.

La Policía uruguaya detuvo a la madre de Navarro, uno de los hermanos del buscado y otra mujer. El caso está a cargo del fiscal de Homicidios de primer turno, Juan Gómez.

En horas de la tarde de ayer, la familia fue liberada y Navarro quedó como único detenido a la espera de un pedido de captura de la Justicia argentina.

La policía técnica argentina trabajando donde fue el atentado cerca del Congreso. Foto: EFE
La policía técnica argentina trabajando donde fue el atentado cerca del Congreso. Foto: EFE

El fiscal Gómez confirmó anoche a El País que Navarro Cádiz fue detenido por pedido de Interpol y que se estaba esperando el petitorio del Poder Judicial argentino. Se le tomó declaración pero el contenido de sus dichos es reservado, según explicó el fiscal.

Se supo que el hombre admitió haber estado en el lugar del hecho aunque dijo no recordar nada porque había consumido varias sustancias.

Ayer Gómez presentó ante la Justicia un pedido de arresto para aguardar el petitorio argentino. Un trámite normal podría llevar más de un mes.

Por otro lado, ayer se supo que Navarro aceptó ser extraditado por la vía rápida, es decir que será trasladado de manera inmediata cuando llegue el petitorio de Argentina.

Una investigación del diario La Nación sostiene que el ataque contra Yadón comenzó a planificarse el martes pasado. Ese día las mujeres del clan convocaron a los más jóvenes del grupo y les mostraron la foto de la víctima del que querían vengarse.

Con esa fotografía en la mano los jóvenes recorrieron la zona del Congreso, en Buenos Aires buscando a Yadón. Averiguaron dónde vivía, en qué lugar trabajaba, qué camino tomaba para ir a su lugar de trabajo y establecieron que todas las mañanas a partir de las 6:30 salía a caminar con un amigo por la Plaza de los Dos Congresos. Ese amigo era el diputado Olivares, electo por La Rioja.

En tanto, durante la mañana de ayer fue detenido Juan Jesús Fernández, el “Gitano”,quien estaba en el Volkswagen Vento del que salieron los trece balazos sobre Yadón y el legislador argentino. Su detención estuvo a cargo de la Policía de Concepción del Uruguay, provincia de Entre Ríos. También se detuvo a un hombre de 55 años de edad, identificado como Miguel Fernández Navarro, de nacionalidad española. Un niño de 7 años estaba con ellos, se supone que es hijo del “Cebolla”.

Los dos hombres se trasladaban en un Renault 19 gris y se habían instalado en unas cabañas simulando ser turistas. Sin embargo, la difusión de su rostro hizo que fueran denunciados de inmediato.

El móvil del atentado no está claro; el gobierno ya descartó el político. Foto: AFP
Foto: AFP

Un rato antes había quedado detenida la hija de Juan Jesús Fernández, Estefanía Fernández Cano, de 24 años de edad, una figura clave en el desarrollo de la historia. Los investigadores policiales la acusaron de colaborar con la huida de su padre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)