Campaña de desacreditaciones

Bolsonaro y Haddad apelan a los miedos de los votantes brasileños

Cuba, Venezuela, el fascismo y la violencia se mezclan en la campaña por radio y televisión. Haddad lanzó duras críticas a Bolsonaro por hechos violentos.

Jair Bolsonaro por Arotxa
Jair Bolsonaro por Arotxa

A 16 días del balotaje en Brasil, la campaña electoral en televisión arrancó con todo ayer viernes. En su intento por llegar al segmento de la población de menos recursos, que no está en Facebook ni en Twitter ni en Instagram, el ultraderechista Jair Bolsonaro y el izquierdista Fernando Haddad comenzaron a hacer uso del tiempo gratuito en televisión y radio que les garantiza la ley electoral.

En sus piezas publicitarias, cada una de cinco minutos y que se transmitirán diariamente hasta vísperas de la elección del 28 de octubre, ambos intentaron explotar las emociones. Incluso Bolsonaro apeló al llanto ante las cámaras, y Haddad a sus dotes con la guitarra.

Aunque eso sí, ninguno renunció a la estrategia del miedo en un país acosado por la inseguridad, el desempleo y la corrupción, que quizá vive su campaña más polarizada y electrizante desde el retorno a la democracia en 1985.

En la primera vuelta del domingo 7, Bolsonaro obtuvo 46% de los votos y Haddad 29%. De cara al balotaje, la más reciente encuesta le da la victoria al candidato ultraderechista del Partido Social Liberal (PSL) con el 58% de los apoyos, frente al 42% de Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT).

Apoyado principalmente en las redes sociales, Bolsonaro ha logrado catapultar su imagen de líder rudo y sin pelos en la lengua. El gran favorito para suceder al impopular Michel Temer cuenta con poco más de 14 millones de seguidores en Facebook, Twitter e Instagram, mientras Haddad suma 2,8 millones en las tres redes.

En la campaña para la primera vuelta, Bolsonaro contó con ocho segundos de propaganda televisiva gratuita contra los dos minutos y 30 segundos de su rival, lo que no le evitó arrollar en las urnas.

Revertir vasectomía.

El jueves Bolsonaro declaró ser un "admirador" del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con quien suele ser comparado por sus exabruptos y retórica incendiaria. "Él quiere a un Estados Unidos grande, yo quiero a un Brasil grande", afirmó.

También negó ser un hombre de extrema derecha y se presentó ante los medios como un sobreviviente bendecido por Dios, tras la puñalada que recibió en un mitin el 6 de septiembre. Una imagen que quiso proyectar en la televisión abierta ayer viernes.

Después de agitar los fantasmas de Cuba —"el país más atrasado del mundo"— y de una Venezuela "devastada", Bolsonaro advirtió que Brasil está en el filo del "abismo" por culpa de los programas de izquierda que alentó el PT.

La propaganda de Bolsonaro dijo que Brasil está "al borde del abismo" y ataca directamente al Foro de San Pablo, organización latinoamericana fundada en la década de 1990 por líderes de izquierda, y del que Fidel Castro (1926-2016) y Lula fueron su principales impulsores.

Sin ahondar en propuestas de gobierno, pasó luego a mostrarse como un hombre de familia y confesó entre llanto que, por pedido de su esposa, decidió revertir su vasectomía para volver a ser padre, por quinta vez. "Cambió mucho mi vida con la llegada de Laura y agradezco a Dios y a mi esposa por ella", afirmó.

Lula, presente.

Fernando Haddad: el candidato del PT fue a visitar a Lula el lunes a la cárcel. Foto: Reuters
Foto: Reuters

De su lado Haddad, quien lucha a brazo partido para remontar la desventaja, aprovechó sus cinco minutos para denunciar los episodios de violencia que han empañado la campaña en los últimos días y mencionar algunas de sus propuestas, como la creación de empleo y salario mínimo fuerte.

En la propaganda del PT, se endilgan a supuestos seguidores de Bolsonaro los casos de "mujeres que son agredidas en las calles" por supuestos seguidores del candidato de ultraderecha.

Haddad también se muestra como un hombre de hogar, padre de dos hijos, que ha sido profesor universitario, ministro de Educación de LUla y alcalde de San Pablo que "además toca guitarra".

"Nuestra campaña es de la sinceridad y la paz, contra los ataques y las mentiras en Whatsapp", sostiene el izquierdista.

Haddad señaló que la democracia de Brasil estaba amenazada por un posible retorno de la dictadura y la llegada de "fascistas" al poder e incluyó declaraciones en las que Bolsonaro amenaza con "fusilar" a los seguidores del PT en un mitin.

"Tengo fe en que juntos venceremos las injusticias. Queremos un Brasil para todas las familias, y la paz se construye garantizando derechos", precisó en el mensaje.

Haddad asumió la candidatura del PT el 11 de septiembre en reemplazo del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien fue enviado a la cárcel bajo cargos de corrupción. Tras la primera vuelta, Lula envió un recado a su hijo político pidiéndole que dejara de visitarlo y se concentrara en la contienda definitiva.

El PT, consciente de que la imagen de Lula podía revertirle votos a su candidato en esta segunda vuelta, optó por sacar a Haddad de la sombra del exmandatario y redujo al máximo las imágenes del líder. Sin embargo, Haddad incluyó en su publicidad unas palabras elogiosas de Lula, con lo que puso en entredicho la idea de que buscaría desmarcarse de la imagen de su líder en el trecho definitivo de la campaña.

Ministerios.

Jair Bolsonaro. Foto: Reuters
Jair Bolsonaro. Foto: Reuters

Bolsonaro anunció que limitará a 15 carteras el gabinete ministerial si llega a la jefatura de Estado, casi la mitad de las que existen hoy. Entre tanto, Haddad anunció la creación de tres nuevas carteras que se sumarían a las 29 actuales.

Los anuncios de los candidatos se dieron en un debate "simulado" que la cadena Red TV decidió montar con base en las respuestas que los aspirantes dieron en entrevistas realizadas separadamente, ante la negativa de Bolsonaro de participar en debates televisivos.

Mientras Bolsonaro dijo que dejaría solo los ministerios que fueran realmente necesarios y que acabaría aquellas carteras que fueron creadas para pagar favores políticos, Haddad dijo que crearía ministerios para la mujer, la ciencia y la tecnología y la igualdad racial.

Otros temas en los que se vio oposición entre los candidatos durante el debate "simulado", fueron los relacionados con el agronegocio y la privatización de las empresas públicas.

PT recurre a la Iglesia en busca de votos

Haddad ayer luego de una misa por Nuestra Señora Aparecida en San Pablo. Foto: Reuters
Haddad ayer luego de una misa por Nuestra Señora Aparecida en San Pablo. Foto: Reuters

El candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, defendió ayer viernes a la Iglesia católica de los ataques que le han hecho seguidores de su contrincante Jair Bolsonaro y atacó los hechos violentos protagonizados por ultraderechistas en los últimos días.

Según Haddad, un partidario de Bolsonaro ofendió a la Iglesia católica llamándola de "comunista, de iglesia gay" y tuvo actos violentos contra seguidores del PT este jueves, cuando el candidato de esa formación visitó la Conferencia Nacional de Obispos.

"Él agredió mucho a la Iglesia católica, lo que es preocupante. ¿Cuál es el sentido de eso en un país de mayoría católica? Y preocupa eso de que después de atacar a las mujeres, de atacar (a la población) LGBT, de atacar a los negros, pasen a atacar a los católicos", aseguró Haddad luego de participar en una misa por la celebración de Nuestra Señora Aparecida en San Pablo.

"Pero Bolsonaro es eso, es violencia; Bolsonaro es bala, Bolsonaro es irrespetuoso. Él es la representación de todo lo peor en términos de violencia en el país", agregó Haddad quien por segundo día consecutivo se acercó a la Iglesia católica en busca de votos.

Acompañado de su compañera fórmula, la comunista Manuela DAvila, el candidato del PT recordó los principios de la Iglesia católica de proteger la vida, preservar la democracia y combatir a la violencia.

El jueves el candidato del PT acusó en las redes sociales que Bolsonaro "quiere fusilar a quien piensa diferente de él".

"Yo soy una persona que conversa con todo el mundo político, incluso con quien piensa diferente a mí. No es el caso del diputado Jair Bolsonaro, que quiere fusilar a quien piensa diferente de él", afirmó Haddad en su perfil oficial de Twitter. "Él es un hombre impropio para el debate democrático", añadió.

El "heredero" de Lula reiteró además que empresas estatales, como la petrolera Petrobras, Banco do Brasil y Caixa Económica Federal, "no serán vendidas" y que no quiere "un banquero en el Ministerio de Hacienda, como Paulo Guedes (consejero económico de Bolsonaro)".

"Él (Guedes) especuló la vida entera en el mercado financiero y no entiende nada de generar empleo. Saber generar empleos y no cortar derechos sociales: ese es el perfil de nuestro ministro de Hacienda", aseguró Haddad.

Los dos candidatos han intensificado los ataques entre ellos, sobre todo a través de redes sociales, tras los comicios del pasado domingo. (EFE)

Un payaso, un actor porno y un príncipe

Un "príncipe", una policía famosa por matar a un delincuente y un actor porno ocuparán a partir de febrero un escaño en el Congreso brasileño, donde estarán de nuevo viejos conocidos, como el payaso Tiririca.

Francisco Everardo Oliveira Silva, conocido como Tiririca, mantuvo su asiento en la Cámara de los Diputados después de repetir la estrategia de otras elecciones y apostar por el humor: "¿Adivina quién ha vuelto? Dudo que lo adivinen ¡Soy yo!". Tras tirarse al suelo para imitar a Neymar y bromear con la operación Lava Jato durante la propaganda electoral, el payaso consiguió su tercer mandato como diputado por el estado de San Pablo.

Tiririca tendrá como compañera en la Cámara a la policía Katia Sastre, quien ganó fama este año después de disparar contra un ladrón armado que intentó a atracar a un grupo de madres junto a sus hijos a las puertas de un colegio en Suzano (San Pablo). En la campaña, Sastre empleó el vídeo grabado por las cámaras de seguridad, que muestra el momento en que un hombre armado se aproxima, apunta su revólver contra algunas de las mujeres e intenta robarles antes de ser reducido por ella.

La creciente preocupación por la seguridad ha jugado un papel clave en estas elecciones y el estado de San Pablo también llevó al Senado al policía militar Sérgio Olímpio Gomes, conocido como Mayor Olímpio y uno de los coordinadores de campaña de Bolsonaro.

Con 155.000 votos, el actor Alexandre Frota, quien protagonizó varias películas pornográficas, llegó al Congreso de la mano del Partido Social Liberal (PSL) de Bolsonaro.

De "alma conservadora", Frota afirmó que se "unirá al elenco" del Congreso, donde, ironizó, "ya están los mayores actores y actrices porno".

El PSL también le ha abierto la puerta del Legislativo a Luiz Felipe de Orleans y Braganza, uno de los herederos de la Casa Imperial de Brasil y conocido como el "príncipe". (En base a EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º